Consejos para un road trip por Marruecos

Mi primera vez en África ha sido en Marruecos, un destino muy cercano a España, con muy buenas conexiones tanto por mar como por aire, y que me ha dejado un sabor agridulce al volver. Por una parte, me ha encantado el caos de la Medina de Marrakech, la amabilidad de su gente, tanto en las ciudades como en medio de la nada, la arquitectura de sus edificios más representativos, he disfrutado pasando una noche en el Desierto del Sahara, visitando Ait ben Haddou y paseando entre miles de años de historia, he admirado la naturaleza de las Cascadas de Ouzoud y de la imponente cordillera del Atlas… Pero por otra, me he sentido agobiada constantemente para que comprara y observada de arriba a abajo en algunos pueblos, he sufrido viendo a niños pedir en las calles de Marrakech y viendo que el maltrato animal es una constante en el país, me he sentido infravalorada por ser mujer y, por primera vez en mi vida desde que empecé a viajar, el último día en el aeropuerto estaba deseando volver a casa.

Plaza Jemaa el-Fna (Marrakech)

Seguro que volveré a Marruecos en el futuro, porque siempre que viajo me quedo con lo bueno y acabo olvidando lo malo, pero por ahora creo que necesito un tiempo para asimilar todo lo que no me ha gustado del país y para convencerme de que tiene muchísimas cosas buenas y de que quiero conocerlas todas.

Esta Semana Santa he estado 8 días recorriendo varios sitios del país en coche con 2 amigas y el novio marroquí de una de ellas. Esto claramente fue una ventaja a la hora de pedir indicaciones, conseguir buenos precios, conducir durante 5 horas por la parte mala de la cordillera del Atlas y no sentirnos inseguras las 20 veces que nos perdimos en la Medina de Marrakech. Nuestro planning cambió un par de veces durante el viaje y finalmente fue:

  • Viernes 23 de marzo: Vuelo Madrid – Marrakech. Noche en Marrakech
  • Sábado 24 de marzo: Marrakech. Noche en Marrakech
  • Domingo 25 de marzo: Valle de Ourika y Marrakech. Noche en Marrakech
  • Lunes 26 de marzo: Cascadas de Ouzoud y trayecto en coche por el Atlas (gran error). Noche en Ouarzazate
  • Martes 27 de marzo: Ait ben Haddou y Ouarzazate. Noche en Ouarzazate
  • Miércoles 28 de marzo: Ouarzazate y trayecto en coche hasta Zagora. Noche en Zagora
  • Jueves 29 de marzo: Trayecto en coche desde Zagora hasta Merzouga y excursión hasta el desierto. Noche en el Sahara
  • Viernes 30 de marzo: Trayecto en coche desde Merzouga hasta Ouarzazate con parada en los pueblos de la zona (Gargantas del Todra y del Dades). Noche en Ouarzazate
  • Sábado 31 de marzo: Trayecto en coche desde Ouarzazate hasta Marrakech. Vuelo Madrid – Marrakech
Cascadas de Ouzoud

Nos movimos en coche todos los días (salvo cuando lo dejamos aparcado para conocer Marrakech y para ir a pasar una noche al Sahara), y si vuestra idea es hacer un roadtrip por Marruecos alquilando coche y conduciendo vosotros, seguro que tenéis mil dudas, así que espero poder resolverlas con este post.

Consejos generales para viajar por Marruecos:

  • Podéis sacar dinero en los cajeros automáticos del aeropuerto, donde os cobrarán la comisión de vuestro banco, como en cualquier país; esto es recomendable si vas a coger un taxi para ir al centro de la ciudad, ya que probablemente no acepten euros. Si lleváis dinero en efectivo, podéis cambiar en las ciudades, en la Poste (Oficinas de Correos) o en una oficina bancaria, llevando el dinero en efectivo y el pasaporte. En ambos sitios tienes el cambio que te van a aplicar y, si como yo, envías postales de tus viajes, en la Poste también podrás comprar sellos y enviar las postales desde allí
  • Para calcular el cambio, pensad que 10 dirham (MAD) es algo menos de 1€, 100 dirham casi 10€, etc. De esta manera podréis calcular los precios rápidamente y evitar que os cobren de más en restaurantes, zocos, etc.
  • En muchos sitios no aceptan tarjetas, por lo que llevad todo el dinero en efectivo. Si que es posible en hoteles y restaurantes grandes, pero no penséis que es como Europa, donde puedes pagar con tarjeta en todas partes
  • Las propinas no son obligatorias, pero os recomiendo pagar con el dinero exacto siempre que podáis, ya que muchas veces no os devolverán el cambio y se lo quedarán como propina
  • El idioma oficial es el árabe, pero casi todo el mundo habla francés y no es difícil encontrar gente que hable español o inglés, sobre todo en hoteles y restaurantes. Además, en los zocos os daréis cuenta de que, cuando quieren, hablan cualquier idioma para convenceros de que entréis en su tienda. Escucharéis frases como “Sólo mirar” o “Más barato que en España” prácticamente a diario

    Ait ben Haddou
  • Para viajar desde España no se necesitan visados si tu estancia es inferior a 90 días, tan sólo un pasaporte con vigencia de más de 3 meses y en el aeropuerto te harán rellenar un documento para aduanas (os lo cuento más adelante). Tampoco hay vacunas obligatorias, pero ante la duda, os podéis informar en el Centro de Vacunación Internacional de vuestra ciudad. Si que os recomiendo llevar un seguro privado, yo tengo un seguro médico que me cubre en el extranjero, pero si no lo tenéis, contratad un seguro de viaje para los días que estéis visitando el país, ya que la sanidad allí es de pago
  • Es un país musulmán que, en teoría, no vende alcohol, sin embargo no es imposible encontrarlo. Tened en cuenta que los locales no pueden vender alcohol en sitios desde los que se vea la mezquita, sólo se encuentra en los sitios en los que ponga “Bar” o en algunos hoteles tipo resort
  • Si vais a coger un taxi fijaos en que hay dos modelos distintos. El Petit Taxi es un coche tipo berlina, con capacidad para 3 pasajeros, que circula sólo dentro de la Medina, no salen nunca de la ciudad; según entréis en el taxi, podéis acordar el precio con el taxista o bien funcionar con taxímetro, pero no paguéis más de 20-30 dirham por trayecto. El Grand Taxi es un coche más grande con un máximo de 6 plazas que generalmente es compartido. Pueden cobrarte por las 6 plazas (aunque seáis 4 pasajeros) o cobrarte por plaza, pero tendréis esperar a que el taxi se llene y hacer el trayecto con más gente; estos taxis son los que se usan para ir de una ciudad a otra o para hacer excursiones y no deberíais pagar más de 100 dirham por trayecto (acordad el precio si vais a hacer una excursión fuera de la ciudad). Tened en cuenta que podréis regatear el precio siempre que haya varios taxis en la parada, si es el único que hay, el taxista tiene todas las de ganar y si no aceptáis el precio os tocará caminar o esperar a que llegue otro taxi

    Desierto del Sahara
  • Los baños públicos son un mundo. Hasta hace unos años prácticamente todos eran letrinas, pero ahora lo normal será que encontréis al menos un retrete normal, aunque si hay varios, la mayoría siguen siendo letrinas. Generalmente hay una persona a la entrada del baño a la que hay que pagar, en teoría para garantizar la limpieza de los baños, que haya papel, jabón, etc., pero no siempre es así. Si no les pagáis (1 o 2 dirham por persona) os gritarán, pero sinceramente, si el baño da asco, no hay papel, ni jabón, lo de pagar por mear me parece un robo
  • A pesar de que ellos van tapados (incluso con jersey y gorro de lana a casi 30 grados), como turistas podéis vestir como queráis, aunque os mirarán seguro. Yo llevé vaqueros, pantalones anchos y faldas largas y camisetas de manga corta, perfectas para la temperatura que hacía, aunque en algunos momentos a mediodía pasé calor… Vi chicas con camisetas de tirantes, shorts o faldas cortas, que no tuvieron ningún problema, ni en Marrakech ni en los pueblos del desierto. Eso si, aun yendo bastante tapada, en los pueblos yo me sentía muy observada por ser rubia, lo cual me resultaba bastante incómodo, así que si creéis que eso os puede molestar, evitad id con la ropa que llevaríais aquí a la playa
  • Si vais a viajar al desierto llevad ropa más abrigada (por la noche bajan mucho las temperaturas), calzado cómodo (vi a una chica alemana caminando descalza por las dunas porque se había llevado sólo bailarinas para ir al desierto, muy lista ella…) y un pañuelo, gorra o diadema para la cabeza (no sólo pega mucho el sol por la tarde, si no que puede hacer mucho viento y agradeceréis sujetaros el pelo). Yo por la noche llevé calcetines bajitos y se me llenaron de arena y a la mañana siguiente me puse calcetines normales y se me llenaron también, así que asumid que vais a tener arena al día siguiente por todas partes
  • Marrakech es una ciudad segura, la policía turística está por todas partes (tanto vestida de uniforme como de incógnito) y las penas para los que roban a turistas son demasiado elevadas como para que se arriesguen a robarte. Yo iba con una mochila pequeña en la espalda y ni siquiera en los zocos tuve problemas. Sin embargo, una noche noté algo cerca de la plaza Jemaa el-Fna y cuando me di la vuelta vi un niño salir corriendo y que el bolsillo pequeño de la mochila estaba abierto, aunque no me llegaron a quitar nada (en ese bolsillo sólo llevaba cacao y chicles). Desde ese día lo que hice fue atar las cremalleras del bolso con una goma para que al menos tuvieran que hacer un esfuerzo para abrirme la mochila, y en los pueblos, cuando había mucha gente, la llevaba delante

    Palacio Badi (Marrakech)
  • Os recomiendo llevar siempre en el bolso o mochila toallitas y kleenex, porque incluso en los restaurantes hay veces que no hay papel ni jabón en los baños
  • Es un país que funciona muy lento. Nosotros hemos llegado a esperar una hora a que nos sirvieran la comida, y eso que el restaurante estaba prácticamente vacío, así que no contéis con comer rápido en media hora, porque es imposible
  • Si os gusta probar la gastronomía tradicional de los países que visitáis, tendréis muchísimas opciones, desde las más tradicionales a las más elaboradas. En cambio, si sois como yo, especialitos para comer y de estómago delicado, pedid siempre platos ligeros, sin especias y, si optáis por descartar la comida típica, tendréis que conformaros con bocadillos, pizzas y pasta. Para calcular si un restaurante es caro o barato, fijaos en el precio del tajin (unos 60 dirham) y de la pizza Margarita (sobre los 35 dirham). Ah, para los que sois vegetarianos, que sepáis que tenéis un montón de opciones, una de mis amigas es vegetariana y estaba encantada de poder comer en todas partes sin tener que pedir nada especial
  • Dentro de la Medina de Marrakech prácticamente no entran los coches, ya que muchas calles son muy estrechas, pero está plagada de motos que van a lo loco por todas partes, es muy agobiante y más de una vez estuvimos a punto de ser atropellados. Además, entre peatones, motos, burros, bicis, etc. a veces apenas hay sitios para caminar
  • El zoco de Marrakech abre desde primera hora de la mañana hasta la noche y vende todo lo que puedas imaginar: bolsos, lámparas, dulces, ropa, platos, alfombras… Entraréis varias veces para ir de un lugar a otro de la Medina y os perderéis en las callejuelas intentando ir de un lugar a otro. Además, seguro que acabaréis comprando algo, pero no olvidéis regatear. Una de las noches, volviendo al riad después de cenar, nos encontramos con que el zoco estaba cerrado y las calles prácticamente desiertas, lo cual nos creó bastante inseguridad, así que evitad pasar por el zoco una vez que las tiendas han cerrado

    Kasbah Taourirt (Ouarzazate)
  • A hora de volver, llegad al aeropuerto al menos 3 horas antes. Nosotras llegamos con algo más de 2 horas y por poco no perdemos el vuelo. Tanto al llegar como al iros, hay que rellenar un documento de aduanas; es un papel pequeño en el que tenéis que rellenar vuestros datos personales, el lugar donde los alojáis y la fecha de entrada y salida del país (la que corresponda en cada momento). Os recomiendo llevar un boli en el bolso para ahorrar colas y coger el papelito para rellenarlo mientras esperáis las colas y no perder tiempo en el control de policía. Tened en cuenta que hay que pasar hasta 8 controles hasta subirse al avión, entre controles de maletas, de pasaportes, de billetes, etc. Los que os llevarán tiempo son:
    • Aunque hayáis hecho el check in online y llevéis el billete impreso, tenéis que pasar por el mostrador de facturación para que os sellen el billete y lo cotejen con el pasaporte. Nosotras volamos con Ryanair y la app nos decía que se podía volar con el billete electrónico, por lo que fuimos a un locutorio a imprimirlo la noche anterior; antes de nosotras había una familia que no lo llevaba impreso y les hicieron los billetes en el mostrador, eso si, a mano (con papel y boli), ya que no tienen lectores de código para hacerlo de manera electrónica
    • Una vez que hayáis pasado por el mostrador y os hayan sellado el billete impreso o entregado el que hacen a mano, tendréis que pasar por el control de maletas. Tened en cuenta que os echarán para atrás si no habéis pasado primero por el mostrador de facturación, así que no lo intentéis
    • Después tenéis que pasar el control de pasaportes, donde os pedirán el papel de aduanas y os pondrán el sello de salida. Aquí tuvimos un momento de crisis porque, por un lado, el policía dejó que un señor se me colara cuando yo estaba primero (claramente por ser él hombre y yo mujer) y porque a mi amiga no le dejaron pasar, ya que su sistema tenía registrada una entrada en coche al país pero nunca registraron la salida, por lo que tuvo que volver a salir, ir a Aduanas, pedir un sello de salida en coche y volver a pasar todos los controles. Todo esto al ritmo de Marruecos, que es mucho más lento que al que estamos acostumbrados en España. Llegamos a la puerta de embarque por los pelos, y luego nos dimos cuenta de que mucha gente también venía corriendo desesperada porque, como os digo, se tarda muchísimo en pasar todos los controles

Consejos para viajar en coche por Marruecos:

  • Llevad monedas sueltas de 1 dirham en el coche, las vais a necesitar para pagar aparcamiento, baños públicos, comprar agua para el camino…
  • Prácticamente en el cualquier sitio en el aparquéis habrá un gorrilla que os pedirá que le paguéis al recoger el coche, incluso en la calle e incluso si paráis apenas 5 minutos. Van con chaleco reflectante amarillo o naranja y tienen mil ojos, por lo que será prácticamente imposible que os libréis de pagar, pero con 2 dirham es suficiente
  • En algunos sitios los parkings son de pago, pone un cartel a la entrada, escrito a mano, y puede ser un pago por hora. Nosotros tuvimos que pagar en las Cascadas de Ouzoud, estuvimos unas 3 horas y media, pero sólo pagamos 3 horas
  • Comprad papel higiénico en alguna tienda de la ciudad o en el aeropuerto y llevadlo siempre en el coche, junto con toallitas húmedas, ya que encontrar papel y jabón en los baños públicos no siempre es fácil
  • Llevad siempre agua en el coche, el calor en marzo (cuando yo fui) se aguanta, pero en verano debe ser sofocante, y bebíamos agua constantemente. Nosotros íbamos 4 y cada día para el coche comprábamos un par de botellas de 2 litros y en algún momento incluso una garrafa de 5 litros para ir rellenando. No me quiero imaginar lo que debe ser quedarse tirado con el coche sin agua potable
  • En Marruecos conducen como locos, tanto en la ciudad como en la carretera. No os sorprendáis si conducen por en medio de ambos carriles o directamente por el carril contrario. Yo sufría los primeros días, luego llegó un momento en el que me di cuenta de que lo hacían todos, coches, camiones, autobuses, y dejé de pensar que iba a morir en una carretera marroquí

    Mezquita de la Koutoubia (Marrakech)
  • Usad 2 GPS, no sólo por la falta de cobertura en muchas carreteras, si no también porque alguno se puede marear y llevaros por donde no es, por lo que no os fiéis sólo de uno, poned siempre el trayecto en 2 GPS diferentes para estar seguro. Los tiempos que nos daba uno de los móviles eran muy exactos, pero el otro, a pesar de acertar en los trayectos y distancias, nos daba siempre 1 hora menos de trayecto
  • Hay muchos controles de policía en la carretera. Unos metros antes del control hay una señal de Stop (bien en francés o bien en árabe) en la que te tienes que parar. Una vez que te paras, el policía te hace avanzar y pasar el control o te hace parar. Nosotros nos encontramos varios controles y por suerte sólo nos pararon en uno (menos mal que no fue cuando conducía yo); nos pidieron los papeles del coche, el carnet de conducir y nos dejaron ir sin ningún problema. Si os ponen una multa tened en cuenta lo siguiente: la multa no la pagas en el momento y la policía no ve un duro de lo que pagas; sin embargo, si les pagas, son ellos quienes se quedan el dinero, así que entre pagar 300 dirham o darles a ellos 50 o 100 para que te quiten la multa… bueno, es vuestra decisión hacerlo o no… Si vais a pagar para que os quiten la multa hacedlo disimuladamente, al recoger los papeles del coche o el carnet…
Plaza de las Especias (Marrakech)

Espero que os sirvan estos consejos y que os animéis a visitar Marruecos. Yo en todos los viajes intento quedarme siempre con lo bueno y dejar lo malo en un segundo plano, por lo que seguro que volveré a Marruecos en el futuro. Ya me he prometido a mi misma que volveré a Marrakech a pasar un fin de semana (me quedé sin ver la Madrasa Ben Youssef, que está cerrada por obras hasta 2020) y además tengo ganas de conocer las ciudades del Norte del país, así que algún día me animaré a volver.

1 thought on “Consejos para un road trip por Marruecos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *