Croacia,  Europa,  Sin categoría

10 lugares imprescindibles que visitar en Croacia

A orillas del Mar Adriático y con más de 5.800 kilómetros de costa, se encuentra Croacia, uno de los mejores destinos a los que viajar si buscas historia, cultura y playas.

Croacia formaba parte de la antigua Yugoslavia, algo que a los más jóvenes no les sonará, pero entre 1991 y 2001 tuvieron lugar en esta zona de Europa una serie de guerras, conocidas como las Guerras Yugoslavas o Guerras de los Balcanes.

Atardecer en Croacia

Estas guerras tenían un origen en los conflictos étnicos y religiosos de los distintos pueblos de Yugoslavia (católicos, musulmanes y ortodoxos) y se desarrollaron durante más de 10 años en varios periodos.

Las Guerras de los Balcanes se saldaron con unos 200.000 muertos, juicios por genocidio y crímenes de guerra, y la división de la antigua Yugoslavia en 6 países: Bosnia Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia del Norte, Montenegro y Serbia, además de la República de Kosovo.

Kosovo es un territorio en disputa (como las Islas Malvinas, Cisjordania, el Sáhara Occidental…) y únicamente es reconocido como estado por 98 de los 193 países miembros de la ONU.

En la actualidad, Croacia es el país más visitado de los que formaban la antigua Yugoslavia y está perfectamente preparado para el turismo; cuenta con una amplia oferta hotelera y tiene unos precios que aún son algo más bajos que otros países europeos.

Eso sí, ten en cuenta que durante el verano es una de las principales paradas de muchos cruceros, así que encontrarás algunos lugares demasiado masificados, sobre todo Dubrovnik.

Si estás pensando en visitar Croacia próximamente, sigue leyendo, aquí te cuento los 10 lugares imprescindibles que visitar en Croacia.

DUBROVNIK

Zona del puerto de Dubrovnik

Pese a ser la ciudad más conocida del país, Dubrovnik no es la capital de Croacia. Se la conoce como la Perla del Adriático y no es para menos, es la principal ciudad de la costa de Dalmacia y la ciudad más visitada del país.

Es conocida también como Ragusa, ya que fue capital de la República de Ragusa, una república marítima en la costa dálmata que existió desde mediados del siglo XIV hasta los primeros años del siglo XIX.

Dubrovnik se encuentra al sur del país, cerca de Montenegro, y para llegar hasta ella hay que cruzar una pequeña parte de Bosnia (la única zona de este país con acceso al mar).

Su centro histórico, que mantiene la muralla medieval, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, aunque mucha gente la conoce por ser uno de los escenarios de Juego de Tronos…

Callejeando por Dubrovnik

Éstas son algunas de las cosas que tienes que hacer en tu visita a Dubrovnik:

  • Recorrer el casco histórico sin prisas, a poder ser a partir de las 18.00, cuando la ciudad está vacía de los turistas de los cruceros y se puede disfrutar con tranquilidad de sus calles y de su encanto. La calle principal es Stradun, que conforma el centro de la ciudad.
  • También puedes optar por hacer una visita guiada por la ciudad, en la que te explicarán parte de la historia de la ciudad, así como sus principales monumentos. Ah, y en español.
  • Pasear por las murallas; es un recorrido de unos 2 kilómetros que bordea la ciudad y es perfecto para verla desde las alturas. Si visitas Dubrovnik en verano, intenta ir a primera o última hora, ya que si no hace mucho calor.
  • Entrar por la Puerta de Pile.
  • Visitar la Catedral de la Asunción de la Virgen María, cuya cúpula se ve desde muchos puntos de la ciudad.
  • Maravillarte con el Palacio del Rector y el Palacio Sponza, los dos palacios más importantes de la ciudad.
  • Observar la ciudad desde el mirador del Monte Srd, al que se puede subir a pie, en coche o en teleférico. Si no hace mucho calor, lo ideal es subir en teleférico y bajar caminando.
  • Conocer su historia a través de la exposición War Photo Limited, en la que se muestran fotografías de las Guerras de los Balcanes y que muestran la crudeza de la guerra. No olvidemos que hace apenas 20 años que terminó la guerra…
  • Ir a la playa: hay un par de playas cerca de Dubrovnik, aunque no son de las mejores que tiene Croacia… Aún así, no es una mala idea huir del calor veraniego durante unas horas a apenas un par de pasos del centro…
  • Visitar la cercana isla de Lokrum, uno de los escenarios de Juego de Tronos y un remanso de tranquilidad cerca de Dubrovnik en el que poder disfrutar de la playa sin tanta gente.
  • Si quieres conocer todos los escenarios de Juego de Tronos en Dubrovnik puedes contratar este tour en español, en el que te llevarán a recorrer King’s Landing.
  • Tomar algo en los muchos bares que hay ubicados en las escaleras de acceso al centro. Terminar el día tomando una cerveza fresquita es siempre uno de mis planes favoritos cuando viajo.
  • Si tienes la oportunidad, contrata alguno de los tours en barco que bordean la ciudad, ya que es muy bonito verla desde el agua. Nosotras fuimos a la zona del puerto y lo cogimos allí mismo, hay varias empresas y no es necesario reservar con antelación.
Alrededores de Croacia vistos desde el mar

SPLIT

Para mí Split es una de las maravillas que tiene Croacia. Al igual que Dubrovnik, se encuentra en la Costa Dálmata, y es la segunda ciudad más poblada del país, por detrás de la capital.

Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y destaca porque aquí nació y se retiró el emperador romano Diocleciano, que gobernó el Imperio Romano de Oriente tras la división del Imperio Romano.

En su retiro, mandó construir un palacio que, siglos después, se convirtió en una ciudad fortificada, con el mausoleo del emperador como catedral. Split tiene una importante influencia veneciana, algo que se aprecia en algunos de sus edificios.

Peristilo del Palacio de Diocleciano en Split

Split es quizá el mejor lugar desde el que visitar las principales islas de Croacia, por lo que dedica al menos 1 día completo (o 2 si puedes) a recorrer los lugares más destacados de la ciudad antes de lanzarte a descubrir las islas…

  • Palacio de Diocleciano: es el principal atractivo de Split y es que la ciudad surgió dentro de este palacio. Está muy bien conservado y en su interior hay restaurantes, hoteles, tiendas…
  • El peristilo, que era la plaza central del palacio. En la actualidad es uno de los lugares más visitados de Split y en algunos momentos alberga representaciones teatrales o conciertos, ya que tiene muy buena acústica. Aquí se encuentra una de las 12 esfinges que Diocleciano mandó traer de Egipto tras sofocar la rebelión.
  • Catedral de San Domnius y su campanario medieval: originalmente era el mausoleo de Diocleciano, pero en el año 350 se convirtió en catedral (de hecho, es la catedral más antigua del mundo). Es curioso el hecho de que Diocleciano es conocido por su persecución a los cristianos, por lo que la catedral se dedicó a San Domnius, una de sus víctimas.
  • Las puertas del Palacio. Existían 4 puertas de acceso y la principal era la Puerta Áurea, por la que únicamente podía entrar el emperador y su familia. Las otras son las puertas de plata, bronce y hierro, aunque curiosamente todas están construidas en piedra.
  • Los sótanos del Palacio de Diocleciano, que ahora albergan un pequeño mercado en el que comprar souvenirs o productos típicos de Croacia.
  • Templo de Júpiter: formaba parte del palacio y actualmente es el baptisterio de la catedral. Debajo existe una cripta y además en la puerta se conserva otra de las esfinges egipcias.
  • El Paseo Marítimo, en el que poder disfrutar de las vistas al mar, entre palmeras y barcos.
  • Plaza de la República: tiene un estilo muy veneciano, con edificios renacentistas de color rosa y vistas al puerto y es uno de los puntos más visitados de la ciudad.

Si lo prefieres, puedes contratar una visita guiada por Split en español, en la que te mostrarán los principales puntos de interés de la ciudad, además de hablarte de su historia.

ZAGREB

Zagreb es la capital del país, pero lo cierto es que mucha gente no la incluye en su ruta, ya que se encuentra en el interior, no en la costa.

Es una ciudad pequeña y moderna que se puede visitar en 1 o 2 días, por lo que no dudes en incluirla en tu ruta por Croacia. Tiene una amplia oferta hotelera además de numerosos atractivos turísticos: museos, plazas, edificios emblemáticos…

Iglesia de San Marcos en Zagreb

Éstos son los lugares que no puedes dejar de visitar en Zagreb:

  • Iglesia de San Marcos. Está en la plaza del mismo nombre y es quizá el monumento más conocido de la ciudad. Tiene un tejado hecho a base de azulejos en el que aparecen los escudos de Croacia y de Zagreb.
  • Catedral de la Asunción. Destacan sus dos torres góticas, aunque el edificio actual es una reconstrucción del siglo XIX, no es la original.
  • Gornji Grad, la ciudad alta o ciudad antigua, que se ubica en lo alto de 2 colinas, que antiguamente eran 2 ciudades independientes, Kaptol y Gradec.
  • Puerta de Piedra, la única que se conserva de las antiguas murallas de la ciudad y que dividía las dos ciudades que hoy forman la ciudad alta de Zagreb.
  • Torre Lotrscak: se encuentra en el Paseo Strossmayer y se construyó en el siglo XIII como parte de la muralla. En la actualidad ofrece las vistas más bonitas de Zagreb y además cada día a las 12 del mediodía se dispara un cañón.
  • Mercado Dolac. Es el lugar perfecto para comprar cosas típicas de Zagreb y se encuentra justo al lado de la catedral, al aire libre.
  • La calle Tkalčića es la calle con más ambiente de la ciudad, perfecta para pasear, tomar algo en alguna de las terrazas o incluso cenar.
  • Plaza Ban Jelačić, el punto en el que se conectan la ciudad alta y la ciudad baja, uno de lugares imprescindibles que visitar en Zagreb.

Si lo prefieres, puedes hacer una visita guiada por Zagreb en español, que incluye el teleférico y la entrada a la Torre Lotrscak.

ZADAR

Es una de las ciudades más bonitas de Croacia y la que mejores atardeceres tiene. Decía Alfred Hitchcok que en Zadar se podía ver el mejor atardecer del mundo, algo que no llegamos a comprobar porque no nos quedamos a dormir.

Durante la Guerra de los Balcanes la ciudad fue bombardeada, por lo que se tuvo que reconstruir y actualmente no se ven huellas de la guerra. Los puntos de interés de Zadar están ubicados en una pequeña península junto al mar.

Si tienes poco tiempo, puedes optar por hacer una visita guiada por Zadar en español, en la que recorrerás los principales monumentos de la ciudad.

Iglesia de San Donato en Zadar

Zadar es la ciudad perfecta para pasar al menos 1 día y, si puedes, también 1 noche. Así podrás juzgar por tí mismo/a si esta ciudad tiene el mejor atardecer del mundo… Y en lo que esperas a que anochezca, no puedes dejar de visitar:

  • El Órgano del Mar es el lugar perfecto para disfrutar del atardecer mientras escuchas música. ¿Qué música? La que sale de este instrumento gigante cuando las olas del mar lo golpean. Es uno de los principales atractivos de la ciudad y a la vez uno de los más curiosos.
  • El Saludo al Sol, un círculo de 22 metros de diámetro ubicado junto al órgano y formado por varios vidrios que atrapan el sol durante el día y dan lugar a un juego de luces por la noche.
  • El casco histórico amurallado. Los restos de las murallas y las puertas de la ciudad son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Destacan dos de las antiguas puertas, la Puerta de Terraferma y la Puerta del Mar.
  • Catedral de Santa Anastasia. Se construyó entre los siglos VII y XIV y mezcla estilos románico y gótico. Es la iglesia más importante de Zadar y se construyó sobre una antigua basílica cristiana.
  • Iglesia de San Donato. Se encuentra justo al lado de la catedral y es de planta circular con un campanario exento, al que se puede subir para disfrutar de unas bonitas vistas de la ciudad.
  • Foro Romano: está en el centro de la ciudad y es del siglo I a.C. Es el foro romano más grande del Adriático, aunque sólo quedan algunos restos, y a día de hoy es una plaza y punto de reunión de los habitantes de la ciudad.
  • Narodni trg o Plaza del Pueblo. Es una plaza de lo más animada, ya que está llena de sitios para tomar algo o cenar, y algunos de los edificios más importantes son: la Torre del Reloj, la Logia o la Oficina de Turismo de Zadar.

ŠIBENIK

Se encuentra a apenas media hora del Parque Nacional de Krka, pero Šibenik no suele estar incluida en la mayoría de las rutas por Croacia… En mi caso no lo llegué a visitar, pero estoy segura de que merece la pena dedicarle al menos unas horas durante tu viaje.

Šibenik se encuentra a orillas del Adriático, en la costa dálmata y tiene mucha influencia veneciana. Parte de la ciudad quedó destruida en 1991 por los ataques del ejército yugoslavo para impedir la independencia de Croacia.

Tiene la ventaja de que está menos masificada que otras ciudades como Dubrovnik, Zadar o Split, especialmente fuera de temporada alta, así que aprovecha para disfrutar de la ciudad sin las multitudes típicas del verano croata…

Catedral de Šibenik (foto de Wikipedia)

¿Qué puedes visitar en Šibenik?

  • Catedral de Santiago: está declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y se construyó en los siglos XIV y XV. Su cúpula se puede ver desde prácticamente toda la ciudad y destaca el Portal del León, además de su interior, en el que se puede ver la influencia veneciana.
  • Plaza de la República Croata: es la plaza principal de Šibenik y en ella se encuentra el Ayuntamiento (ubicado en un palacio del siglo XVI). Está rodeada por soportales en los que hay restaurantes con terrazas. Por desgracia, esta plaza quedó destruida durante la II Guerra Mundial, por lo que lo que vemos actualmente es una reconstrucción.
  • Fortaleza de San Miguel: también es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y se ubica en la parte alta de Šibenik. Se puede visitar su interior y recorrer las murallas, desde las que se disfruta de vistas de la ciudad.
  • Obala Franje Tudmana: es el paseo marítimo de Šibenik, en el que se mezclan los barcos de pescadores y los locales con terrazas en los que disfrutar de las vistas.
  • Calles del centro histórico: pasear por estas calles medievales es una actividad imprescindible que hacer en Šibenik. Son calles estrechas, con arcos, escaleras, y con una fuerte influencia veneciana.
  • Jardines del Monasterio de San Lorenzo: lo más destacado de este monasterio medieval son sus jardines, que se pueden visitar de forma gratuita.

TROGIR

A apenas 30 kilómetros de Split se encuentra Trogir, una pequeña localidad ubicada en una isla de 1 km² cuyo centro histórico amurallado es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

En mi viaje a Croacia de 2014 no incluimos esta localidad en nuestra ruta, y es que Trogir no es de los lugares más visitados del país, por lo que es la opción perfecta si buscas un destino alejado del turismo de masas.

Vista de Trogir (foto de Darwinek para Wikipedia)

Si visitas Trogir, éstos son los lugares que no te puedes perder:

  • Catedral de San Lorenzo: es el monumento más destacado de Trogir. Mezcla distintos estilos artísticos, desde el románico hasta el barroco, ya que tardó más de 300 años en construirse
  • Castillo del Camarlengo: es una fortaleza veneciana a la que pertenecía la Torre de San Marcos (aunque se encuentran separadas por un campo de fútbol…)
  • Plaza Juan Pablo II: es el punto perfecto para empezar a conocer la ciudad. En ella se encuentran la Catedral, la Iglesia de San Salvador, el Palacio Ducal o el Palacio Cipiko
  • Paseo Marítimo: a pesar de que es un paseo bastante corto, puedes bordear la isla disfrutando de las vistas
  • Callejear por el centro: empieza en la Plaza Juan Pablo II y disfruta de perderte por sus calles empedradas disfrutando de la tranquilidad de Trogir
  • Otras iglesias: Iglesia de Santo Domingo, Iglesia de San Juan Bautista, Monasterio de San Nicolás…

LAGOS DE PLITVICE

El Parque Nacional de los Lagos de Plitvice (Plitvička jezera en croata) es uno de los lugares imprescindibles que visitar en Croacia y, sin duda, uno de mis favoritos. Desde 1979 es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, aunque ya cuando el país pertenecía a Yugoslavia fue declarado Parque Natural.

Se encuentra a medio camino entre Zagreb y Zadar, y a apenas 15 kilómetros de la frontera con Bosnia Herzegovina. 

Tiene una superficie de casi 30.000 hectáreas, en las que encontrarás bosques, lagos, cascadas, ríos, senderos…  Debido a su tamaño, es imposible visitarlo por completo en un día, pero lo cierto es que eso es lo que hacemos la mayoría de los visitantes…

Lagos de Plitvice (Foto de Unsplash)

La entrada al parque (cuyo precio varía según la época del año, entre 20-35€) incluye un paseo en barco por el lago más grande y una visita panorámica en tren.

Existen varias rutas por el parque, de distinta duración, todas ellas muy bien señalizadas. Al comprar la entrada te darán un mapa con las distintas opciones para que puedas elegir cuál quieres hacer.

La mejor forma de visitar los Lagos de Plitvice es en coche. Una vez que llegues al parque, podrás aparcar en uno de los 2 parkings (de pago) y comprar la entrada allí mismo, no es necesario reservar con antelación, pero te recomiendo consultar la página web para informarte de precios y horarios.

Nosotras llegamos en coche desde Rovinj, pero si no conduces, también tienes la opción de ir en autobús desde las principales ciudades del país: Split, Zadar, Zagreb…

Otra opción, más cómoda, es visitar los Lagos de Plitvice con una excursión organizada desde Zagreb. Es más caro que hacerlo por libre, pero te ahorras quebraderos de cabeza…

PARQUE NATURAL DE KRKA

A la hora de organizar nuestro viaje, tuvimos que elegir entre visitar los Lagos de Plitvice o el Parque Natural de Krka. Optamos por la primera opción, pero mi hermana visitó Croacia al año siguiente y pudo disfrutar de este precioso parque…

El Parque Natural de Krka se encuentra cerca de Šibenik, y transcurre a lo largo del río Krka. Tiene una zona de cascadas y lagos, bosques, senderos…, y es mucho más pequeño que el Parque de los Lagos de Plitvice.

En la Cascada Skradinski (la más famosa del parque) estaba permitido bañarse, pero desde enero de 2021 ya no es posible… 

Cascadas en el Parque Natural de Krka

Para llegar hasta Krka tendrás que conducir (o ir en autobús) hasta Skradin, un pequeño pueblo en el que se encuentra la Oficina de Turismo y desde el que salen los barcos que llevan hasta el parque.

Estos barcos salen cada hora y pero ten en cuenta que se forman colas para subir, así que intenta llegar con bastante antelación para poder embarcar y no tener que esperar al siguiente…

Una vez en el parque, podrás consultar las distintas opciones de recorridos y elegir la que más te conviene. Además, a la entrada del parque hay baños y un par de sitios para comprar comida y bebida.

Está abierto todo el año pero, igual que en el caso de Plitvice, los horarios y precios varían según la época del año, así que lo mejor es que consultes su página web.

PENÍNSULA DE ISTRIA

Esta península ubicada al norte del país es la gran desconocida de Croacia y sin embargo es de las zonas más bonitas. Está casi en la frontera con Eslovenia y muy cerca de Italia, por lo que tiene mucha influencia italiana.

Tiene 3 ciudades principales, Poreč, Rovinj y Pula y fue mi primer contacto con el país, ya que llegamos hasta aquí en ferry desde Venecia.

Poreč

Vistas de Poreč desde la Basílica Eufrasiana (foto de Sl-Ziga para Wikipedia)

A lo largo de su historia, Poreč ha estado habitada por distintas civilizaciones y en la actualidad su urbanismo sigue el de la época romana, con dos calles principales a modo de Cardus y Decumanus.

Su casco antiguo es peatonal, con calles empedradas y un ambiente claramente mediterráneo. En el centro destaca la Basílica Eufrasiana, de estilo bizantino, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1997.

También es importante la Plaza de Marafor, con los restos del foro romano y de dos antiguos templos, y las torres de la muralla construidas en época veneciana: la Torre Circular, la Torre Pentagonal y la Torre Norte.

Rovinj

Rovinj (foto de Traveler)

Dicen que es el pueblo más bonito de la península de Istria y es el único que visitamos en nuestro viaje (aunque por desgracia no conservo ninguna foto…). Es un pequeño pueblo de pescadores, con influencia veneciana y que tiene bastante turismo en verano, pero sin los agobios de las ciudades de la costa dálmata.

Rovinj no tiene grandes monumentos, excepto quizá la Catedral de Santa Eufemia, desde cuyo campanario se puede disfrutar de unas vistas muy bonitas de la ciudad.

Lo mejor que puedes hacer aquí es perderte por sus calles estrechas y empedradas, pasear por el puerto y disfrutar de una Croacia menos conocida pero igualmente encantadora.

Pula

Templo de Augusto y Ayuntamiento de Pula (foto de Diego Delso para Wikipedia)

Pula es la ciudad más importante de la península de Istria y destaca por su impresionante Arena, el sexto anfiteatro romano más grande del mundo, de la misma época que el Coliseo de Roma.

De su pasado romano, Pula conserva el Templo de Augusto, reconstruido tras quedar destruido en la II Guerra Mundial, el Arco de los Sergios, que formaba parte de la muralla, y el mosaico Castigo de Dirce.

También destaca la Catedral de la Asunción de la Virgen María o la Fortaleza Veneciana, desde la que podrás disfrutar de unas preciosas vistas de la ciudad.

ISLAS DE CROACIA

Croacia tiene más de 1.100 islas e islotes, de las cuales sólo 47 están habitadas. No puedes irte de Croacia sin haber pasado unos días en alguna de sus islas, y es que tienes opciones para todos los gustos: playa, relax, fiesta, historia…

Atardecer en la isla de Hvar

Éstas son algunas de las principales islas de Croacia:

  • KRK: Es una isla muy visitada ya que no es necesario ir en ferry, se puede llegar hasta allí en coche cruzando el puente que une la isla con el continente. Se encuentra al norte del país y es una isla con un ambiente muy mediterráneo.
  • CRES: Se encuentra junto a Krk, pero es bastante menos turística que ésta. Cres tiene pocos habitantes y tiene mucha influencia veneciana en su arquitectura; además, tiene preciosas calas y pueblos para disfrutar con tranquilidad.
  • PAG: Si lo tuyo es la fiesta y la música electrónica, Pag es tu isla. Cada verano llegan hasta aquí viajeros de toda Europa para disfrutar de sus festivales y sus playas, y es que a Pag se la conoce como “la Ibiza croata”.
  • BRAČ: Es una de las islas más famosas de Croacia y se llega muy rápido en ferry desde Split. Aquí se encuentra la playa de Zlatni Rata, que significa “cuerno de oro”, la más fotografiada del país. Aunque es un destino para amantes del kitesurf, en Brač también se puede disfrutar del encanto de sus ciudades y sus playas.
  • HVAR: Está considerada como la más chic de las islas croatas y en ella se mezcla la vida nocturna, los viñedos de los que sale el vino croata, las playas para desconectar y un interior con paisajes montañosos. Hvar es muy recomendable si tienes poco tiempo y sólo puedes visitar una de las islas.
  • KORČULA: Se ubica al sur del país y se hizo famosa porque se decía que aquí nació Marco Polo. Aquí encontrarás ciudades medievales, zonas de montaña, playas de arena o de piedra e incluso un yacimiento arqueológico en la zona más occidental de la isla.
Recorriendo la isla de Korčula

Algunas de las fotos de este post son mías, otras de mi hermana y otras las he cogido prestadas de internet (puedes ver el link a la fuente en cada una de ellas). Aún así, te dejo algunas fotos de ese viaje, pese a que la calidad no es la mejor… Las puedes encontrar todas en mi perfil de Instagram.

Dubrovnik
Hvar
Hvar
Lagos de Plitvice

¿Qué te ha parecido este recorrido por los 10 lugares imprescindibles que visitar en Croacia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: