Asia, Bagdad, Irak

Qué ver en Bagdad: descubre la capital de Irak

Qué ver en Bagdad: descubre la capital de Irak

¿Te estás planteando viajar a Irak?. Si es así, te aseguro que encontrarás un país fascinante con muchísimos sitios interesantes que visitar, y uno de esos sitios sin duda es Bagdad.

Bagdad es la capital federal de Irak, además de ser su ciudad más poblada. Con casi 9 millones de habitantes, es la segunda ciudad más grande del mundo árabe, por detrás de El Cairo (Egipto). Está separada en dos zonas (este y oeste) por el río Tigris y fue fundada por Al-Mansur en el año 761 como capital del Califato Abasí, cerca de las ruinas de la antigua Babilonia. 

Pronto te contaré en otro post algunos datos importantes sobre la historia de la capital iraquí. Mientras tanto, sigue leyendo y descubre qué ver en Bagdad.

MUSEO NACIONAL DE IRAK

Friso del Palacio de Khorsabad en Nínive (foto de Wikipedia)

Fue inaugurado en 1926 por la escritora británica Gertrude Bell, como Museo Arqueológico de Bagdad. En su interior alberga más de 100.000 objetos que cubren más de 5000 años de los distintos periodos de la Antigua Mesopotamia, con piezas de las civilizaciones sumeria, acadia, babilónica y asiria.

Entre estas piezas destacan instrumentos musicales, esculturas, relieves, tablillas con escritura cuneiforme, piezas de cerámica, monedas, manuscritos…

En 1991, durante la Guerra del Golfo, el museo fue cerrado para conservar sus colecciones y evitar los bombardeos del ejército estadounidense. Volvió a abrir en el año 2000, durante el gobierno de Sadam Hussein, pero únicamente podía ser visitado por su círculo más cercano.

La Galería Asiria (foto de National Geographic)

En abril de 2003, apenas un mes después del inicio de la invasión de Irak por parte de las tropas estadounidenses, el museo sufrió varios saqueos y numerosas piezas fueron robadas, tanto las que estaban en exposición como algunas que estaban guardadas en los almacenes del museo. 

La mayoría de las piezas robadas pudieron ser recuperadas en los años posteriores, en países como Estados Unidos, Jordania, Japón o Suiza. Entre las piezas recuperadas se encontraban las tres más valiosas del museo: el Jarrón Sagrado de Warka, la Dama de Warka y la Estatua de Bassetki. Hay otras que, por desgracia, no se han llegado a recuperar.

En 2015 el museo abrió de manera definitiva sus puertas al público, incluyendo algunos objetos que se encontraban en el Museo de Mosul, destruido por el ISIS. Es el lugar perfecto para conocer la historia y la cultura del país.

CALLE AL-MUTANABBI

Edificios restaurados en la calle Al-Mutanabbi

Esta calle, una de las más bonitas de Bagdad, toma su nombre de Al-Mutanabbi, poeta del califato abasí (siglo X) que está considerado como el mejor poeta del mundo árabe. Es una calle estrecha y peatonal que une la calle Al-Rasheed con el río Tigris.

En su origen, esta calle albergaba numerosas librerías y locales dedicados a la cultura, atrayendo a artistas y escritores. Era conocida como el “corazón y alma de la comunidad literaria e intelectual en Bagdad”.

A día de hoy, las librerías se mezclan con puestos de souvenirs y juguetes, papelerías, galerías de arte, locales de exposiciones…, además de un pequeño zoco cerrado de apenas 300 metros de longitud. La calle Al-Mutanabbi es una zona con muchísimo ambiente, especialmente de noche.

Un puesto en el zoco de la calle Al-Mutanabbi

Su aspecto actual se debe a las reformas que se llevaron a cabo en 2008, tras el atentado ocurrido en 2007 que mató a más de 100 personas y dejó varios edificios destruidos, provocando el cierre de muchas tiendas.

Al inicio de la calle hay un arco adornado con versos de poemas de Al-Mutanabbi. Al final, llegando a orillas del Tigris, hay una estatua del poeta, obra del escultor iraquí Mohammad Ghani Hikmat (quien contribuyó a la recuperación de muchas de las obras de arte que fueron saqueadas tras la invasión de 2003).

Café Shabandar

Fachada del Café Shabandar (como era Ramadán, estaba cerrado durante el día y únicamente abría por la noche)

El Café Shabandar se encuentra en la calle Al-Mutanabbi y es uno de los cafés más antiguos de Bagdad. Fue fundado en 1917 y desde sus inicios se convirtió en un importante punto de encuentro para intelectuales de la ciudad, en el que se debatía sobre literatura, arte, cultura, política… 

El local quedó totalmente destruido tras el atentado de 2007, que mató a varios miembros de la familia que regentaba el café. El actual dueño, que salió ileso del atentado, se propuso reconstruir el local y preservar su identidad, que desde entonces se llama también “El Café de los Mártires”.

Tras la restauración, mantiene su aspecto original y en su interior se conservan fotos y recortes de periódicos que cuentan momentos de la historia de Irak y de la familia que regenta el local. 

A día de hoy, sigue siendo frecuentado por escritores, políticos, comerciantes, jeques… y es el lugar perfecto para tomar una taza de té y fumar una shisha, junto a numerosos locales y algunos pocos turistas. Ojo, ten en cuenta que en el interior no se pueden hacer fotos.

PLAZA QUSHLA

Ambiente nocturno en la Plaza Qushla

Esta plaza cerrada se ubica a orillas del Tigris y se puede acceder a ella desde la calle Al-Mutanabbi. Fue construida por los otomanos a finales del siglo XIX para albergar edificios gubernamentales y cuarteles militares para el ejército otomano. 

La torre del reloj, el punto más característico de la plaza, se construyó más adelante, para despertar a los soldados que residían en el cuartel y marcar las horas del entrenamiento militar.

En la actualidad, es una plaza muy animada en la que tienen lugar actividades culturales y sociales, así como exposiciones de arte, mercados, conciertos…

PALACIO ABASÍ

Patio del Palacio Abasí de Bagdad

Este palacio de finales del siglo XII es uno de los pocos ejemplos de arquitectura abasí que aún se conservan en Bagdad. Se ubica en el distrito de Al-Rusafa, junto al río Tigris, y está formado por un patio central rodeado por edificios de dos plantas con arquerías y dos iwan.

No está claro quién fue el califa que lo mandó construir, pero se piensa que fue Al-Nasir, bajo cuyo reinado se construyeron otros edificios en Bagdad. La fachada y el interior del palacio están decorados con inscripciones, así como con decoración geométrica y floral, pintado sobre ladrillos cocidos.

Tras la caída del califato abasí, el palacio fue abandonado, hasta que en 1980 Sadam Hussein lo reconstruyó y le dio su aspecto actual. Es uno de los lugares imprescindibles que ver en Bagdad.

MERCADO AL-GHAZIL

Un hombre en el Mercado Al-Ghazil (foto de English News)

No lo llegamos a visitar, pero este mercado de animales es uno de los lugares más populares entre los habitantes de Bagdad. Se celebra los viernes y muchas familias lo visitan no sólo para comprar mascotas, si no para que los niños aprendan sobre distintos tipos de animales.

Sus orígenes se remontan a hace 300 años y originalmente era un mercado de lana y algodón. En la actualidad está dedicado a la compra y venta de todo tipo de animales, incluso animales exóticos: perros, gatos, peces, serpientes, pájaros como halcones, pavos reales…

Yo personalmente estoy en contra de la compra-venta de animales y de utilizar a los animales como reclamo turístico, pero hay que visitar estos sitios sin juzgar las tradiciones y costumbres del país, que pueden ser diferentes a las nuestras.

CALLE AL-RASHEED

Detalle de la arquitectura de los edificios de la calle Al-Rasheed

Al-Rasheed o Al-Rashid es una de las principales calles del centro de Bagdad, además de ser la calle más importante del mercado, que se celebra todos los días de la semana. Lleva el nombre del califa abasí Harun al-Rashid y sus orígenes se remontan a la época del Imperio Otomano (principios del siglo XX).

Está considerada como un ejemplo importante del patrimonio urbano de Bagdad y en 1917 se convirtió en la primera calle de la ciudad que tenía iluminación eléctrica. Tenía varias cafeterías, cines, museos, bibliotecas…

Por desgracia, tras las guerras que ha sufrido Irak en los últimos años, se encuentra parcialmente destruida, aunque en la actualidad se está trabajando para reconstruirla.

El Edificio Abboud y el minarete de la Mezquita Marjan junto al mercado

Edificios destacados de la calle Al-Rasheed

  • Edificios de viviendas tradicionales de Bagdad: Estas viviendas son famosas por sus soportales con columnas y sus balcones. Los hay abiertos, con formas curvas y geométricas, y otros cerrados llamados “shanasheel” (balcones de madera con vidrieras que se remontan a la época abasí).
  • Mezquita Haydar-Khana: Fue construida originalmente en el siglo XII, durante el califato abasí, y está considerada como una de las mezquitas más perfectas de la ciudad, destacando por su cúpula azul. A partir de 2003 quedó bastante deteriorada y ha tenido que ser reconstruida.
  • Mezquita Marjan: Es una mezquita amurallada en la que se encuentran las tumbas de algunos eruditos islámicos, además de ser una madrasa. En los últimos años, gracias a las protestas de los habitantes de la ciudad, se está trabajando para reconstruirla.
  • Edificio Abboud: Este edificio blanco de forma circular fue construido en los años 50 y, desde el momento de su construcción, se convirtió en un icono de la arquitectura de la calle Al-Rasheed. Se encuentra justo al lado de la Mezquita Marjan.
  • Museo Abd al-Karim Qasim: Está dedicado al líder iraquí Abd al-Karim Qasim. Ofrece un recorrido por la historia de Irak a través de objetos personales, documentos, ropa, libros, armas, medallas…

MERCADO AL-SAFAFEER

Objetos de cobre a la venta en Al-Safafeer

El Mercado de Cobre Al-Safafeer es un zoco parcialmente cubierto que sale de la calle Al-Rasheed y que lleva en funcionamiento desde la época del califato abasí, aunque el mercado actual es de época otomana. Su nombre proviene de la palabra árabe que se utiliza para designar el tinte amarillo del cobre.

En su interior hay unos 200 locales (aunque no todos están abiertos) y en muchos de ellos podrás ver a los artesanos trabajar el cobre de manera manual. 

Pese a que Sadam Hussein promulgó una ley que garantizaba la conservación de todos los edificios o establecimientos de Irak que tuvieran más de cien años de antigüedad, tras la invasión estadounidense el zoco se vio muy afectado.

Muchos locales fueron saqueados y algunos de los trabajadores huyeron del país, por lo que el zoco quedó prácticamente vacío. A esto se sumó la bajada del salario medio iraquí, que provocó que los ciudadanos no pudieran permitirse comprar productos de cobre. Muchas tiendas de cobre se vieron sustituidas por puestos de tela, algunos de los cuales se mantienen en la actualidad.

Dentro del mercado se encuentra la Mezquita Al-Safareen, una pequeña mezquita de apenas 250 metros cuadrados, construida a mediados del siglo XVIII, durante el periodo otomano.

MADRASA AL-MUSTANSIRIYA

Patio de la Madrasa Al-Mustansiriya

Esta madrasa está ubicada junto al Mercado Al-Safafeer; se fundó en 1227 y era un complejo académico en el que se enseñaba matemáticas, literatura, medicina, filosofía…, todo ello centrado en la ley islámica, principalmente de la rama sunita.

Llegó a ser el centro de estudios islámicos más importante de Bagdad y es uno de los pocos ejemplos que quedan en pie de arquitectura abasí en Bagdad. Su aspecto actual se debe a las restauraciones que se están llevando a cabo para devolverle su esplendor, que perdió a partir de las invasiones mongolas del siglo XIII.

Está formada por un gran patio rodeado por un edificio con dos niveles de arcadas y 4 iwan, en el que se distribuían las estancias para alumnos y profesores. Destaca por sus elementos decorativos, que incluyen mocárabes, decoración arabesca, inscripciones, naturaleza, motivos geométricos…

En la actualidad el edificio forma parte de la Universidad de Al-Mustansiriya. Cuando visitamos Bagdad pudimos entrar al patio, pero a los pocos minutos vinieron unos policías a echarnos, ya que en teoría no se puede visitar…

PLAZA TAHRIR Y MONUMENTO A LA LIBERTAD

Monumento a la Libertad en la Plaza Tahrir

La Plaza Tahrir o Plaza de la Libertad es la plaza más grande e importante de la capital iraquí. Está ubicada en el centro de la ciudad, en el distrito de Al-Rusafa.

Durante los años 30 del siglo XX se instaló aquí una rotonda, pero no fue hasta 1961 cuando se inauguró el Monumento a la Libertad (conocido como Nasb al-Hurriyah). Este monumento fue diseñado por el pintor y escultor iraquí Jawad Saleem y muestra diferentes eventos de la historia de Irak hasta su independencia tras la Revolución de 1958. 

En los últimos años, la Plaza Tahrir ha sido escenario de numerosas protestas y manifestaciones (entre las que destacan las protestas que tuvieron lugar entre 2019 y 2021 contra el gobierno o las protestas por la guerra en Gaza a finales de 2023).

AL-SHAHEED

Al-Shaheed, uno de los lugares imprescindibles que ver en Bagdad

EL Monumento a los Mártires se encuentra algo alejado del centro de Bagdad, pero es muy fácil llegar hasta allí en taxi. Generalmente está cerrado para los turistas, ya que tiene un significado muy importante para la gente local, que son quienes lo visitan principalmente. Aún así, es probable que puedas visitarlo si insistes o si lo visitas con algún iraquí.

Se construyó en 1983, durante el gobierno de Sadam Hussein, para conmemorar a los iraquíes fallecidos durante la Guerra entre Irak e Irán y para mostrar la reputación de Sadam como líder poderoso.

Fue diseñado por el escultor iraquí Ismail Fatah Al-Turk y está formado por dos medias cúpulas de color turquesa de 40 metros de altura entre las que se encuentra una escultura de la bandera de Irak. 

Debajo de estas medias cúpulas se encuentra una sala circular en cuyo perímetro están escritos los nombres de los fallecidos durante la guerra (más de 1 millón). En los últimos años, a estos nombres se han añadido unos paneles con fotos de desaparecidos durante el régimen de Sadam o de asesinados por el Estado Islámico.

PARQUE AL-ZAWRA’A

Monumento “Salvar la cultura iraquí” y atracciones en el Parque Al-Zawra’a

Este parque, creado en los años 60, se ubica justo al norte de la Green Zone y es la única zona verde del centro de Bagdad. Tiene un lago, esculturas, zonas verdes, un pequeño parque de atracciones… Además, algunos lugares de interés del parque son:

  • Torre Zawra’a: Fue construida en 1975 y era la primera torre turística de Bagdad. Tiene una altura de 54 metros y desde su cúpula se tiene una vista panorámica de Bagdad. Por desgracia, la torre se cerró al público en 2004
  • Monumento Salvar la cultura iraquí: Este monumento fue construido en 2010. Está formado por un cilindro con escritura cuneiforme en el que se lee “La escritura comenzó aquí”, sujetado por una figura por varios brazos
  • Zoo de Bagdad: Antes de la invasión estadounidense, había unos 700 animales en el zoo. Apenas una semana después, quedaban únicamente 35, ya que muchos de ellos fueron robados y vendidos. En la actualidad, se han recuperado algunos de los animales y se han traído otros. Obviamente, no recomiendo visitarlo ya que no quiero contribuir al maltrato animal

RÍO TIGRIS

Dando un paseo en barco por el Tigris

Junto con el Éufrates, el Tigris es uno de los dos ríos más importantes de la antigua Mesopotamia; de hecho, Mesopotamia significa “tierra entre ríos”. Atraviesa todo Irak, desde la frontera con Turquía, y discurre de norte a sur hasta desembocar en el Golfo Pérsico.

El Tigris divide Bagdad en dos grandes zonas y dar un paseo en barco por este río es una de las mejores cosas que puedes hacer en la capital iraquí. Hay varios embarcaderos a lo largo del río, nosotros lo cogimos desde uno que se encuentra al final de la calle Al-Mutanabbi. ¡No olvides negociar el precio!

Por desgracia, el sistema de gestión de residuos en Bagdad no es precisamente bueno, por lo que se acumula bastante basura en las orillas del río, que además está bajando su caudal debido a las altas temperaturas del país. 

MEZQUITA IBN BUNNIEH

Mezquita Ibn Bunnieh (con su cúpula única en Bagdad)

Esta curiosa mezquita tiene una cúpula única en Irak, ovalada y con forma de huevo y con caligrafía islámica. Se ubica muy cerca del Museo Nacional de Irak y está considerada como uno de los edificios más importantes de la arquitectura bagdadí.

Fue inaugurada en 1974 y en su construcción se utilizaron únicamente materiales locales, tanto para su construcción como para la decoración. Tras la invasión estadounidense de Irak, el edificio sufrió muchos daños, lo que provocó su cierre, aunque no llegó a ser destruida.

PLAZA FIRDOS

Mezquita 17 Ramadan en la Plaza Firdos

Junto al río Tigris se ubica esta plaza, en la que se encontraba la estatua de 12 metros de altura de Sadam Hussein que el ejército estadounidense, junto con varios iraquíes, derribó en abril de 2003. La estatua (una de las muchas que el dictador mandó levantar en el país) se había instalado aquí apenas un año antes.

En la actualidad, esta plaza es un pequeño parque en el que se encuentran dos de los hoteles más conocidos de Bagdad, el Hotel Palestina y el Sheraton Ishtar, así como la Mezquita 17 Ramadan, construida en los años 50.

El Hotel Palestina es tristemente famoso porque aquí fueron asesinados dos periodistas, el ucraniano Taras Protsyuk y el español José Couso, por el ataque de un proyectil estadounidense durante la Guerra de Irak.

MEZQUITA AL-KHULAFA

Minarete y cúpula de la Mezquita Al-Khulafa (foto de Wikipedia)

Construida en el año 908, durante la época del Califato Abasí, es la mezquita más antigua de Bagdad. Su aspecto actual se debe a la reconstrucción que se llevó a cabo en los años 60, y su minarete lleva en pie más de 1200 años. De hecho, durante siglos fue el punto más alto de toda la ciudad.

Fue construida por iniciativa del califa Al-Muktafi como parte de su complejo palaciego, aunque no se conserva nada de dicho palacio. En la actualidad, la mezquita está cerrada a las visitas, ya que está siendo renovada de nuevo.

IGLESIAS CRISTIANAS DE BAGDAD

Aunque el cristianismo es una religión minoritaria en Irak, antes de la Guerra del Golfo, la población cristiana en el país era de aproximadamente 1 millón de personas, llegando al millón y medio en 2003.

En la actualidad, no existe un censo oficial de cristianos en Irak, pero se calcula que el número está en torno a 150.000, la mayoría de los cuales pertenecen a la Iglesia Católica Caldea. 

Los cristianos de Irak viven principalmente en Bagdad, Basora, Erbil y Kirkuk, además de en la región del Kurdistán. Aunque el régimen de Sadam respetó a los cristianos, tras su muerte han sido víctimas de ejecuciones, torturas, desplazamientos… por parte del ISIS y por extremistas sunitas.

Exterior de la Catedral Latina de San José (foto de Wikipedia)
  • Catedral de Nuestra Señora de los Dolores: Es una catedral católica caldea consagrada en los últimos años del siglo XIX. Tenía capacidad para 2000 fieles y se construyó siguiendo los modelos de la arquitectura iraquí, incluyendo elementos cristianos e inscripciones en árabe y francés. La catedral ha sido restaurada en los últimos años, ya que estaba bastante deteriorada
  • Catedral Latina de San José: Se construyó a finales del siglo XIX, cerca de la Catedral de Nuestra Señora de los Dolores, y es de culto católico. Está construida siguiendo la tipología de la arquitectura iraquí, con una cúpula de 32 metros de diámetro coronada por una cruz. Además, tiene un jardín en el que se encuentran las tumbas de miembros importantes de la congregación
  • Catedral Caldea de San José: Se ubica en el barrio de Karrada, uno de los reductos cristianos que se conservan en Bagdad. Se construyó en los años 50 tras la llegada de la comunidad caldea a esta zona de la ciudad. Ha sufrido varias reformas desde su inauguración, la última de ellas en 2018. Además, en 2021 albergó la misa que dio el Papa Francisco en su visita a Bagdad

ZONA VERDE

Mapa de la ubicación de la Zona Verde de Bagdad

Se conoce con este nombre a la que fue la zona más segura de Bagdad tras la invasión estadounidense de 2003. Se ubica en la orilla occidental del Tigris y es una zona fuertemente protegida. Aquí se ubicaron varias embajadas, entre ellas la de Estados Unidos.

Originalmente, esta zona albergaba varios palacios de Sadam Hussein y su familia (entre ellos el Palacio Republicano, su principal sede de poder), así como las mansiones de algunos funcionarios del gobierno.

En la actualidad, la Zona Verde sirve de hogar a cientos de bagdadíes que perdieron sus hogares debido al conflicto, así como a las tropas estadounidenses que aún se mantienen en el país y a miembros del Gobierno Iraquí. 

Pese a las medidas de protección que tiene la zona, ha sufrido varios ataques terroristas en los últimos años, el último de ellos en 2020.

Vista aérea de la Zona Verde con el Palacio Republicano de Sadam (foto de Wikipedia)

Edificios de la Zona Verde

  • Edificios del Gobierno Iraquí: Parlamento, Consejo de Ministros, Consejo Superior del Poder Judicial, Fuerzas Iraquíes de Operaciones Especiales… O la sede sin terminar del Partido Baaz Árabe Socialista (uno de los lugares en los que se celebró el juicio a Sadam)
  • Embajada de Estados Unidos: es la embajada más grande del mundo
  • Palacio Republicano: uno de los principales palacios de Sadam Hussein en Bagdad
  • Manos de la Victoria
  • Monumento al Soldado Desconocido
  • Hotel Al-Rashid: en el que se han alojado políticos y periodistas durante la guerra
  • Puerta de los Asesinos: un arco de piedra que constituye uno de los 4 accesos a la Zona Verde
  • Puerta Al Quds: construida por Sadam imitando la Cúpula de la Roca de Jerusalén
  • Un hospital, una mezquita y una iglesia anglicana (la única en Irak)

Manos de la Victoria

Manos de la Victoria (foto de Wikipedia)

Se ubican en la Zona Verde y se conocen también como Espadas de Qādisīyah. Es un monumento formado por dos pares de manos que sujetan dos espadas gigantes, a modo de dos arcos de triunfo de 40 metros de altura en cada extremo de una carretera de unos 600 metros de largo.

Junto con el Monumento a los Mártires, las Manos de la Victoria son uno de los principales monumentos conmemorativos de la Guerra entre Irak e Irán y fueron inaugurados en 1989 por orden de Sadam Hussein. 

En 2007, el nuevo gobierno iraquí quiso desmantelar este monumento, pero finalmente se optó por mantenerlo en pie.

ESTACIÓN CENTRAL DE BAGDAD Y GARAJE ALAWI

Fachada de la Estación Central de Bagdad en 2018 (foto de Middle East Eye)

La estación central de Bagdad es la principal estación de tren de la ciudad y conecta la capital con otras ciudades tanto del norte como del sur del país (aunque el sistema ferroviario de Irak no es especialmente bueno y el tren no es la mejor opción para moverse por el país).

Fue diseñada por los británicos y su construcción se inició poco después de la Segunda Guerra Mundial. Se inauguró en 1953 ofreciendo, además de los servicios ferroviarios, otros servicios como una oficina de correos, un banco, zonas comerciales…

Tras la invasión estadounidense de Irak, la estación fue saqueada por ladrones, que se llevaron el mobiliario, las lámparas e incluso las cañerías del baño. En 2006 se terminó la rehabilitación, construyendo nuevos accesos, ascensores, zonas comerciales y de restauración e incluso un hotel.

Muy cerca de la estación de tren se encuentra el Garaje Alawi, justo detrás de la Mezquita Ibn Bunnieh. Se llama garaje, pero es en realidad una parada de taxis y autobuses desde la que podrás viajar a otros lugares del país.

Ojo, si quieres moverte por el país en taxi, ten en cuenta que no funciona como en Europa o Estados Unidos. Hasta que el taxi no se llena, no sale del garaje. Si tienes suerte, en apenas 15 minutos habrás encontrado a más gente que quiera viajar al mismo sitio que tú, pero en otros momentos puede que tengas que esperar hasta 2 horas.

ZIGURAT AQAR QUF

Zigurat Aqar Quf (foto cedida por Livelovemiddleast)

Ubicado a unos 30 kilómetros al oeste de Bagdad, este zigurat forma parte de las ruinas de Dur-Kurigalzu, una ciudad de la antigua Mesopotamia en la que existía un complejo religiosos dedicado al dios Enlil (dios del cielo y la tierra en la mitología sumeria).

Originalmente tenía una altura de 70 metros, pero en la actualidad mide unos 55 metros de altura. Tenía una escalera central y dos laterales y su primera terraza se conserva en bastante buen estado.

Muchos viajeros de los siglos XVIII y XIX pensaban que este zigurat era la Torre de Babel (aunque se piensa que realmente se encontraba en Babilonia).

Además del zigurat, en este recinto se pueden visitar un templo, un santuario y un museo.

PALACIOS DE SADAM HUSSEIN

Durante su gobierno, Sadam Hussein construyó casi 100 palacios en Irak, muchos de los cuales ni siquiera llegó a visitar. En Bagdad había varios, algunos de los cuales fueron destruidos, pero hay varios que se han restaurado:

Palacio Al-Faw

Vista aérea del Palacio Al-Faw (foto de Wikipedia)

Ubicado sobre un lago artificial cerca del aeropuerto de Bagdad, se conoce también como Palacio del Agua. Su construcción comenzó en 1990 por orden de Sadam para conmemorar una victoria iraquí en la guerra contra Irán y tenía más de 60 habitaciones.

Fue bombardeado durante la invasión estadounidense y ocupado por las tropas americanas, que lo abandonaron a su retirada en 2011. Poco después fue reconstruido y desde 2021 es la sede de la Universidad Americana de Bagdad.

Palacio Republicano 

También llamado Palacio Presidencial, fue mandado construir a orillas del río Tigris por el rey Faisal II en los años 50 (aunque murió antes de verlo terminado); era el palacio preferido por Sadam para recibir a políticos y jefes de estado. 

Tras la invasión de Irak de 2003, fue ocupado por las tropas estadounidenses y a su alrededor se desarrolló la Zona Verde, por lo que quedó protegido de los ataques durante la invasión. Llegó a albergar la embajada temporal de Estados Unidos, antes de la construcción del edificio actual.

Palacio de la Paz

Fachada del Palacio de la Paz (foto de Wikipedia)

Llamado también Palacio de Al-Salam, fue construido durante el reinado de Sadam Hussein como residencia para su familia. Se ubica en el lugar donde estaba el cuartel de la Guardia Republicana (destruido durante la Guerra del Golfo).

Fue tomado por los estadounidenses tras la toma de Irak y sirvió como cuartel para las fuerzas de coalición, aunque quedó parcialmente destruido durante los ataques a la capital. En la actualidad pertenece al gobierno iraquí, pero no tiene ningún uso, ya que aún se está restaurando.


Espero que este recorrido por Bagdad te haya sorprendido y te anime a visitar Irak. Estoy segura de que te fascinará.

Si no quieres viajar a Irak por tu cuenta, échale un vistazo a la web de How I met travel. Paula organiza viajes en grupos reducidos por Oriente Medio (Omán, Arabia Saudí, Líbano e Irak).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.