Austria, Viena

Guía y consejos para organizar tu viaje a Viena

Guía y consejos para organizar tu viaje a Viena

¿Vas a viajar pronto a Viena? Has llegado al lugar indicado para organizar tu viaje, ya que voy a darte todos los consejos que necesitas para disfrutar al máximo de tu viaje y tu estancia en la capital austriaca.

CUÁNTOS DÍAS SE NECESITAN PARA VER VIENA

Aunque en muchos sitios leerás que se puede visitar Viena en un fin de semana, déjame que te diga que no. Te recomiendo que le dediques al menos 3 días completos.

En un fin de semana podrás conocer los sitios imprescindibles de Viena, pero te faltará tiempo para poder disfrutar de la ciudad como se merece.

¡Vamos a organizar el viaje a Viena!

CÓMO IR DEL AEROPUERTO DE VIENA AL CENTRO

El Aeropuerto Internacional de Viena (Viena-Schwechat – código IATA: VIE) se encuentra a unos 18 kilómetros al sudeste de la capital austríaca. Tiene 3 terminales y a diario llegan varios vuelos desde España, operados por aerolíneas como Iberia o Ryanair.

Hay varias opciones para ir desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad, así que te recomiendo que le eches un vistazo a todas las opciones antes de tu viaje.

Tren de cercanías

Tren de cercanías ÖBB

Para mí, el tren de cercanías (S-Bahn de la compañía ÖBB-Railjet) es la mejor opción para llegar desde el aeropuerto hasta el centro de Viena.

Desde el aeropuerto podrás utilizar el tren para ir hasta las estaciones de Wien Mitte – Landstraße (línea S7) y Wien Hauptbahnhof (Railjet), al sur de la ciudad. En ambos casos, el precio es de 4,40€ por trayecto (la opción más barata de todas).

Si tu destino es Wien Mitte tendrás que coger los trenes de la línea S7 o REX7, que circulan cada 30 minutos desde las 4:49 hasta la 1:19 de la madrugada y tardan unos 25 minutos en llegar a su destino. Ojo hay varias paradas intermedias y Wien Mitte no es la última parada de la línea, por lo que tendrás que estar pendiente para bajar en tu estación.

Por el contrario, los trenes de la línea ÖBB Railjet entre el aeropuerto y Wien Hauptbahnhof circulan cada 30 minutos desde las 6:33 de la mañana hasta las 23:02. La duración del trayecto es de 15 minutos y no hay ninguna parada intermedia.

La estación de tren del aeropuerto de Viena

Puedes comprar tus billetes en el mostrador de ÖBB en la terminal de llegadas del aeropuerto o en las máquinas de venta. No te olvides de validar el billete antes de entrar en el andén, ya que no hay barreras para acceder, pero si te pilla el revisor sin validarlo, te pondrá una multa.

Si tu destino final no es Viena, sino otra localidad austriaca (Salzburgo, Linz, Innsbruck…), podrás llegar directamente en tren desde el aeropuerto (aunque en ocasiones tendrás que hacer trasbordo en el centro de Viena).

City Airport Train (CAT)

Tren rápido CAT

Es la opción más rápida para llegar hasta la estación de Wien Mitte, en el centro de Viena, pero también es bastante más cara que el tren de cercanías. Desde Wien Mitte podrás ir hasta tu alojamiento a pie, en autobús, metro o tranvía.

La duración del trayecto es de apenas 16 minutos sin paradas y tiene un precio de 14,90€ por trayecto (24,90€ si compras ida y vuelta). Una vez que aterrices en el aeropuerto de Viena, en la terminal de llegadas encontrarás el mostrador del CAT, donde podrás pedir información y comprar los billetes. 

Si lo prefieres, puedes comprarlos también en las máquinas que hay de camino a la parada del CAT, que se encuentra al final de la Terminal 3 del aeropuerto.

El CAT pasa cada 30 minutos entre las 6:08 de la mañana y las 23:38, por lo que es una buena opción si tu vuelo llega tarde y necesitas llegar pronto a Wien Mitte para coger desde allí otro medio de transporte.

Máquinas de venta de billetes del CAT en Wien Mitte

Si quieres utilizar el CAT para tu vuelo de vuelta, desde Wien Mitte hasta el aeropuerto, los trenes circulan cada 30 minutos entre las 5:37 y las 23:07.

Con esta opción podrás facturar directamente tu maleta en Wien Mitte en vez de tener que llevarla hasta el aeropuerto o de cargar con ella ese día. Este servicio (City Check-in) funciona desde 24 horas hasta 75 minutos antes de la salida del vuelo, y podrás recoger también allí tu tarjeta de embarque.

Eso sí, ten en cuenta que sólo funciona con algunas aerolíneas y únicamente podrás utilizarlo si vas a facturar tu equipaje; sii tu intención es llevar únicamente una maleta de mano, tendrás que llevarla contigo hasta el aeropuerto.

Autobús VAL (Vienna Airport Lines)

Línea VAL 2 de autobús de Vienna Airport Lines

El autobús conecta el aeropuerto de Viena con 11 estaciones de autobús en el centro de la ciudad, desde donde podrás coger el metro o caminar hasta tu alojamiento. Hay 3 líneas (VAL 1, VAL 2 y VAL 3), aunque lo normal será que sólo utilices una de las dos primeras.

La línea VAL 1 conecta el aeropuerto con la estación de Wien Westbahnhof (al suroeste de la ciudad) con una parada en Wien Hauptbahnhof, que probablemente sea la estación que te interese y donde podrás coger la línea U1 (roja) de metro.

Si prefieres llegar a una estación más céntrica, la línea VAL 2 une el aeropuerto con la estación de metro Schwedenplatz, junto al canal y en pleno centro de la ciudad. Desde allí, podrás caminar hasta tu alojamiento o coger las líneas U1 (roja) y U4 (verde) de metro.

La línea VAL 3 termina su recorrido en el centro comercial Donau Zentrum, al norte de la ciudad y bastante alejado del centro, por lo que probablemente no te sirva para llegar a tu alojamiento.

En este mapa puedes ver el recorrido de las líneas VAL de autobús

La duración del trayecto es de unos 20 minutos para la línea VAL 2 (hasta Morzinplatz/Schwedenplatz) y la línea VAL 1 (hasta Hauptbahnhof) y 40 minutos la línea VAL 1 (hasta Westbahnhof) y la línea VAL 3 (hasta Donau Zentrum).

El billete de autobús tiene un precio de 10,50€ por trayecto (17,50€ si compras el billete de ida y vuelta). Se puede comprar online en la web de Vienna Airport Lines o directamente al conductor del autobús.

Las paradas de autobús están en la calle, justo al salir de la terminal de llegadas del aeropuerto. Desde aquí también salen autobuses que conectan Viena con otras ciudades de Austria, como Graz, o de Centroeuropa como Bratislava, Brno, Praga, Berlín, Munich, Budapest, Cracovia, Ljubljana.

Lo bueno de los autobuses VAL es que tienen mucha frecuencia, por lo que son una buena opción si llegas a Viena a una hora en la que aún no funcionan los trenes.

  • Línea VAL 1: funciona las 24 horas del día y circula cada 30 minutos desde las 5:30 hasta las 24:30 y cada hora desde la 1:30 hasta las 4:30
  • Línea VAL 2: los autobuses circulan cada 30 minutos desde las 4:15 hasta las 23:45
  • Línea VAL 3: tiene menos frecuencia, ya que los autobuses pasan cada hora en punto entre las 6:00 y las 20:00

Taxi / Uber

Palacio de Schönbrunn en Viena

El taxi o Uber es la opción más cara para llegar desde el aeropuerto al centro de la ciudad, pero es la mejor si llegas tarde, no tienes claro cómo llegar a tu alojamiento o si viajas en grupo.

Hay varias empresas oficiales de taxi en Viena y todas tienen una tarifa fija desde y hasta el aeropuerto (aunque varía dependiendo del nº de pasajeros y de la hora), pero suele ser unos 42€ por trayecto para un máximo de 4 pasajeros. Ojo, algunos taxis no aceptan el pago con tarjeta, únicamente se puede pagar en efectivo.

Aunque es más caro, si viajas en un grupo de 3 o 4 personas, el taxi es una buena opción, ya que te dejará directamente en la puerta de tu alojamiento.

Para ir en taxi desde el centro de Viena hasta el aeropuerto, los taxis no se paran en la calle; tendrás que ir a una parada de taxi (Taxistandplätze). En este mapa puedes encontrar todas las paradas de taxi que hay en Viena.

Otra opción que funciona muy bien es Uber, que es lo que yo utilicé en mi último viaje a Viena, ya que llegamos cuando el último CAT ya había salido del aeropuerto y no teníamos controlada la opción del autobús.

El coste del Uber fue de 32,19€ y nos dejó directamente en la puerta de nuestro alojamiento, en el barrio de Landstraße (cerca del Belvedere y a poco más de 30 minutos caminando del centro de Viena).

TRANSPORTE PÚBLICO EN VIENA

Viena no es una ciudad especialmente grande y es fácil moverse entre los diferentes puntos de interés tanto a pie como en transporte público (gestionado por la empresa Wiener Linien)

El transporte público en Viena funciona muy bien: es puntual, tiene bastante frecuencia y llega prácticamente a todos los lugares de interés de la ciudad. Mi recomendación es que camines todo lo que puedas, pero si prefieres utilizar el transporte público, tienes varias opciones.

Metro (U-bahn)

El metro de Viena es rápido, cómodo y seguro

El Metro o U-bahn (Untergrundbahn significa tren subterráneo) es la opción más cómoda para moverse a los sitios de Viena que se encuentran alejados del centro, como el Palacio de Schönbrunn. La mayor parte de los trayectos del metro son subterráneos, pero en algunos tramos el tren circula por la superficie.

Está formado por 5 líneas y funciona desde las 5:00 de la mañana hasta las 24:30, con una frecuencia de unos 5 minutos, aunque a partir de las 20:30 se amplía hasta unos 8 minutos. 

Algunas estaciones de metro son muy grandes y modernas

Las líneas U1, U2, U3 y U4 circulan por el centro y son las que más utilizarás durante tu viaje. Pasan por estaciones ubicadas junto a la Catedral de San Esteban, la Iglesia de San Borromeo, el Palacio de Hofburg o el Ayuntamiento. La línea U4 conecta además el centro de Viena con el Palacio de Schönbrunn en unos 15 minutos.

Existe una quinta línea, la U6 (no existe la U5) que circula de norte a sur hacia el oeste del centro de la ciudad, por lo que no es una línea muy útil para los turistas, salvo que te alojes cerca de alguna de sus estaciones.

¿Y por qué no existe la línea U5? Antes de construir la línea U6, hubo planes para ampliar la red de metro con la línea U5, pero finalmente esta línea se acabó convirtiendo en la ampliación de la U2. Después de eso, se inauguró la línea U6 y existen planes para construir la U5 con vagones de metro sin conductor, pero aún no se ha inaugurado.

Tranvía (Straßenbahn)

La línea 2 de tranvía es una de las más utilizadas

Como buena capital europea, uno de los principales medios de transporte de Viena es el tranvía, que en alemán se conoce como Straßenbahn. La red de tranvías de Viena cubre unos 170 kilómetros y únicamente circulan por fuera del casco antiguo. 

El centro de Viena está rodeado por el llamado Ringstrasse, un anillo formado por varios bulevares en los que se encuentran algunos de los principales puntos de interés de la ciudad: el Ayuntamiento, el Palacio de Justicia, el Palacio de Hofburg o la Ópera.

Hay casi 30 líneas de tranvía, que pueden tener un número o una letra, y circulan desde primera hora de la mañana hasta pasada la medianoche con una frecuencia de entre 4 y 8 minutos.

Es un medio de transporte muy utilizado por los vieneses, pero también para los turistas; especialmente las líneas que recorren el Ringstrasse y llegan a los principales atractivos de la ciudad: 

  • Línea 1 (naranja): circula entre el Prater y el sur de la ciudad pasando por la mayor parte del Ringstrasse
  • Línea 2 (azul marino): recorre casi todo el Ringstrasse conectando el oeste y el norte de la ciudad
  • Línea D (verde): conecta el norte y el sur de la ciudad pasando por parte del Ringstrasse, la Ópera o el Palacio Belvedere
Algunos tranvías antiguos siguen circulando por Viena

Aunque la mayoría de los tranvías son nuevos, aún se conservan algunos tranvías antiguos, que seguro te encontrarás en algunos lugares de la ciudad. Eso sí, todos son de los mismos colores, rojo y blanco, como la bandera austríaca.

Si vas con un carrito de bebé, silla de ruedas o personas con movilidad reducida, lo mejor es que esperes a que pase uno de los nuevos, ya que son más cómodos para entrar y no tendrás que subir ningún escalón. Además, disponen de espacios destinados a cochecitos y sillas de ruedas.

Aunque suelen parar en todas las paradas de la línea, si quieres bajar tendrás que pulsar el botón para avisar al conductor y que éste abra la puerta.

Tren (S-bahn)

Los trenes en Viena son amplios y cómodos

Viena tiene una buena red de trenes de cercanías (S-bahn o Schnellbahn), que conecta las principales estaciones de tren de la ciudad con las afueras de la misma.

Está formado por 10 líneas y la más importante es la llamada Stammstrecke o Verbindungsbahn (de color rosa claro), que recorre la ciudad de norte a sur y conecta las estaciones de Floridsdorf y Meidling. Esta línea tiene parada en las principales estaciones del centro de Viena, Praterstern, Wien Mitte o Wien Hauptbahnhof.

La otra línea que te interesará conocer es la línea S7 que, como comentaba más arriba, conecta el aeropuerto de Viena con el centro de la ciudad (parando en la estación de Wien Mitte).

Los vieneses utilizan mucho el S-bahn a diario pero, como turista, lo normal será que no lo utilices.

Autobús

Autobús frente a la Ópera

El autobús es la opción menos recomendable para moverse por Viena, ya que el metro y el tranvía llegan prácticamente a todos los puntos de la ciudad y son mucho más cómodos y fáciles de utilizar.

Aun así, el autobús es una buena opción si te alojas en algún distrito que se ubica fuera del casco antiguo y prefieres llegar hasta el centro por la superficie, en vez de utilizar el metro. 

Al igual que los tranvías, los autobuses de Viena no pueden circular por el casco histórico (la parada más cercana al centro por la que pasan los autobuses está ubicada junto a la Ópera).

Si quieres moverte por Viena de noche, el autobús es la única alternativa disponible de transporte público para no tener que recurrir a un taxi. Los autobuses nocturnos funcionan desde las 00:30 hasta las 5:30, con una frecuencia de unos 30 minutos, y los billetes tienen el mismo precio durante el día que durante la noche (2,40€).

Tarifas del transporte público en Viena

Billetes sencillos de transporte público en Viena

Hay distintas opciones de billetes para el transporte público en Viena. Te recomiendo que consultes cuál es la opción que más te conviene, dependiendo del número de viajes que vayas a hacer y de cuántos días vayas a estar visitando la ciudad.

  • El billete sencillo tiene un precio de 2,40€ por trayecto y es la mejor opción si únicamente vas a coger el transporte público un máximo de 3 veces durante tu viaje. El billete sencillo es el mismo independientemente de dónde los compres, por lo que puedes comprar el billete en la estación de metro y con él coger el autobús o el tranvía.
  • Existen abonos desde 1 hasta 3 días, que te permiten utilizar el transporte público de forma ilimitada durante su periodo de validez. Son la opción más recomendable si vas a utilizar mucho el transporte público. Abono de 24 horas: 8€, abono de 48 horas: 14,10€ y abono de 72 horas: 17,10€.
  • A partir de ahí, se pasa al abono semanal, que tiene una duración de 7 días y cuesta lo mismo que el billete de 72 horas, 17,10€. Ojo, si compras este abono semanal en la app de WienMobil, podrás activarlo cualquier día de la semana, pero si no lo compras en las máquinas de las estaciones, únicamente podrás comprarlo con una validez de lunes a lunes.
  • Si viajas a Viena con niños, estás de suerte. Los menores de 6 años pueden utilizar el transporte público en Viena gratis; entre los 6 y los 15 años, pueden comprar los abonos con descuento.
Las señales de parada de tranvía y autobús son fácilmente reconocibles

Los billetes sirven para todas las opciones de transporte de Viena (metro, tranvía y autobús) y se pueden adquirir en tres lugares diferentes:

  • Las taquillas y las máquinas de las estaciones de tren y metro
  • Los estancos (Tabak Trafik) que se encuentran junto a las paradas de autobús o tranvía
  • La app WienMobil (puedes descargarla aquí para Android)

Había leído que se podían comprar a los conductores de tranvía y autobús, pero yo le pregunté a un conductor de autobús y me dijo que no, que tenía que comprarlo en el estanco. Eso sí, ten en cuenta que en los estancos únicamente podrás comprar billetes sencillos, no venden abonos.

VIENNA CITY CARD

Iglesia de San Carlos Borromeo, uno de los lugares imprescindibles que visitar en Viena

Si quieres disfrutar al máximo de tu estancia en Viena, consulta los beneficios de la Vienna City Card, una tarjeta turística con muchas ventajas y distintas opciones que se adaptan a cualquier tipo de viajero.

Lo cierto es que no es una tarjeta turística al uso como las que tienen otras ciudades europeas; de hecho, puede ser un poco complicado entender el funcionamiento, pero te haré un pequeño resumen de sus ventajas:

  • La tarjeta no te da entrada gratuita a los monumentos de la ciudad, sino que con ella puedes entrar sin colas y tener un descuento en el precio oficial (más abajo verás un resumen de algunos de los descuentos)
  • El periodo de validez de la tarjeta es de 7 días desde el momento en el que empiezas a utilizarla, y el precio es el mismo independientemente de si la utilizas durante 2 días o durante 7. Se puede validar en la app Ivie o en el primer lugar que visites con la tarjeta
  • Si añades el transporte público gratuito, tendrás que elegir la opción de 24, 48 o 72 horas. No hay opción de transporte público gratuito durante más de 72 horas (cada tarjeta sirve para un adulto y un niño menor de 15 años)
  • También puedes añadir el transporte desde y hasta el aeropuerto, con cualquiera de las opciones que te comentaba al inicio del post (tren CAT, tren S7 o Railjet, y autobús VAL). Con cada Vienna City Card con transporte al aeropuerto podrán viajar dos niños menores de 15 años de forma gratuita por cada adulto
  • Además, con la tarjeta tienes la posibilidad de comprar el servicio de autobuses Hop on – Hop off durante 24 horas en cualquiera de los 7 días de validez de la tarjeta (cada tarjeta sirve para un adulto y un niño menor de 15 años)
  • La tarjeta incluye descuentos en algunos hoteles y restaurantes de Viena que podrás consultar en su página web

Algunos de los monumentos en los que podrás disfrutar del descuento que incluye la Vienna City Card son: Palacio de Schönbrunn (descuento de 4€), Museo Albertina (descuento de 1€), ticket combinado de los 5 museos del Museumsquartier (descuento de 7,50€ si visitas los 5 museos), Iglesia de San Carlos (descuento de 2€), MAK Museo de Artes Aplicadas (descuento de 3€), Torre del Danubio o Donauturm (descuento de 3,60€)…

¿Merece la pena la Vienna City Card?

Puedes llevar la Vienna City Card en el móvil con la app Ivie

En mi opinión, depende de muchos factores. ¿Vas a utilizar mucho el transporte público? ¿Tienes intención de visitar todos los museos, monumentos y actividades de la ciudad? ¿Tienes prisa por llegar al centro de la ciudad desde el aeropuerto? ¿Viajas con uno o dos niños?

Si la respuesta a estas preguntas es si, no lo dudes, compra la Vienna City Card, pero no sin antes hacer un estudio de cuánto dinero te vas a ahorrar con ella.

Si la respuesta es no, haz un cálculo de cuánto dinero te vas a ahorrar antes de comprarla. Ir desde el aeropuerto al centro de Viena en tren es muy barato; y no necesitarás utilizar el transporte público más que un par de veces. 

En este caso, no te saldrá rentable coger la opción que incluye el transporte gratuito desde el aeropuerto, y únicamente tendrás que mirar cuántos monumentos quieres visitar y cuántas veces vas a coger el metro o tranvía antes para saber si realmente vas a ahorrar algo de dinero.

Dónde comprar la Vienna City Card

Échale un vistazo a los precios de la Vienna City Card

Puedes comprar la tarjeta en varios lugares y tienes la opción de llevarla en tu móvil o tener la tarjeta física:

  • Online en la web de Turismo de Viena
  • App Ivie (puedes descargarla aquí para Android o para iPhone)
  • Punto de información turística del aeropuerto
  • Albertinaplatz, en el punto de información turística del centro de la ciudad
  • Oficina del CAT en el aeropuerto

MEJORES BARRIOS PARA ALOJARSE EN VIENA

Viena se distribuye en 23 distritos, siendo los números más bajos los que están más cerca del casco antiguo. Si vas a estar poco tiempo en la ciudad, te recomiendo que intentes alojarte lo más céntrico posible, pero si tu visita es más larga, igual te interesa buscar un alojamiento más lejano, pero a un precio más económico.

Innere Stadt es la mejor zona de Viena para alojarse

Éstos son los mejores distritos para alojarte en tu viaje a Viena:

  • Innere Stadt (Distrito 1): es el casco antiguo de Viena, donde se encuentran los principales lugares de interés. Sin duda, es la mejor zona de la ciudad para alojarse, ya que lo tendrás todo a mano. Eso sí, también es la zona en la que el alojamiento es más caro
  • Leopoldstadt (Distrito 2): es una zona alargada ubicada al sur del Danubio, al norte y el este del casco antiguo, y aquí se encuentran lugares como el Prater. Es un distrito tranquilo con zonas verdes, perfecto para alojarse en Viena si viajas en familia
  • Landstrasse (Distrito 3): se ubica al sur del Distrito 2 y aquí se encuentran lugares como el Palacio Belvedere o la estación de tren Wien Mitte. Es el barrio perfecto para alojarse por sus precios más económicos y su cercanía al casco antiguo
  • Wieden (Distrito 4): está entre el casco antiguo de Viena y la estación de tren Wien Hauptbahnhof y aquí está la Iglesia de San Carlos Borromeo. Es una zona muy bien comunicada con el centro de la ciudad
  • Neubau y Josefstadt (Distritos 7 y 8): se ubican al oeste del casco antiguo y están muy bien comunicados en transporte público. Tienen una vida nocturna muy animada, por lo que son la zona perfecta para los viajeros jóvenes
El Palacio Belvedere en Landstrasse, un buen distrito para alojarse en Viena

Yo he viajado a Viena dos veces y me he alojado en dos distritos diferentes. 

La primera vez me quedé en The Social Hub Vienna, un hotel y residencia de estudiantes ubicado en Leopoldstadt, a unos 5 minutos a pie de la estación de metro y tren Praterstern. 

Es un hotel muy grande y moderno, con habitaciones para 1, 2, 4 o 6 personas, perfecto si lo que buscas es simplemente un lugar al que ir a dormir. Incluso puedes tomar algo en el bar del hotel o usar los espacios de coworking si visitas Viena por trabajo.

Nuestra habitación en The Social Hub Vienna

La segunda vez me alojé en el distrito de Landstrasse, en un apartamento de Home Sweet Apartments, ya que queríamos un alojamiento que nos permitiera desayunar y cenar “en casa”. Son apartamentos muy nuevos, con cocina, salón, habitación y baño, ubicados a apenas 30 minutos caminando del casco antiguo y perfectamente equipados con sábanas, toallas, productos de aseo, vajilla… 

Eso sí, aunque hay ascensor, éste para únicamente en las plantas intermedias, por lo que, si vas con cochecito de bebé o personas con movilidad reducida, ten en cuenta que hay que subir un pequeño tramo de escaleras.

Dormitorio de nuestro apartamento en Home Sweet Apartments

ALGUNOS CONSEJOS PARA VIAJAR A VIENA

Toma nota de estos consejos para que tu viaje a Viena sea perfecto.

  • Lleva dinero en efectivo: Hay algunos lugares en los que no podrás pagar con tarjeta, como la Iglesia de San Carlos Borromeo, algunos bares y restaurantes, autobuses…
  • Si prefieres pagar con tarjeta, podrás hacerlo en la mayoría de los sitios. Si no quieres utilizar la de tu banco (o viajas desde algún país en el que la moneda local no sea el euro), puedes solicitar tu tarjeta Revolut con este link. Revolut es la opción perfecta para hacer pagos y sacar dinero en el extranjero
  • La gastronomía austríaca no es ni mucho menos de las mejores del mundo, pero no puedes irte de Viena sin haber probado una cerveza local, un Wiener Schnitzel, un Saftgulasch, un Apfelstrudel o una Tarta Sacher
La Tarta Sacher es típica de Viena
  • Si tienes la tarjeta sanitaria europea, no te hará falta un seguro de viaje para visitar Viena, pero aún así, te recomiendo que viajes siempre asegurado. En este link podrás contratar tu seguro con Heymondo con un 5% de descuento
  • No olvides validar los billetes de metro o tren: Aunque lo parezca en Viena el transporte público no es gratis. No existen tornos como los que tenemos en el metro en España, Londres, París…, podrás pasar al andén tranquilamente, pero tendrás que validar el ticket en unos postes con una máquina que encontrarás en la estación
  • Para conocer Viena en tu primer día, puedes hacer un free tour, que te permitirá ubicar los principales lugares de interés de la ciudad. Si quieres hacer un tour con guía en español, puedes contratar este free tour con Civitatis, y si lo que quieres es practicar tu inglés, échale un vistazo a este free tour nocturno, ¡seguro que te encantará!

OTRAS CAPITALES EUROPEAS CERCANAS A VIENA

¿Quieres ampliar tu viaje y visitar otras capitales después de tu viaje a Viena? ¡Apunta estas opciones!

Bratislava

Bratislava es la escapada perfecta desde Viena

Bratislava es la capital de Eslovaquia y se encuentra a apenas 70 kilómetros de Viena. La ciudad se extiende a orillas del Danubio (con la mayoría de sus principales atractivos al norte del río) y se puede visitar fácilmente a pie en apenas 1 día.

Es la ciudad perfecta para hacer una escapada de ida y vuelta en el mismo día desde Viena, aunque también puedes optar por pasar allí una noche y disfrutar de su ambiente nocturno.

Llegar a Bratislava desde Viena es muy fácil, ya que puedes ir totalmente por libre en autobús. Pero si prefieres que alguien lo organice por tí, échale un vistazo a esta excursión con Civitatis.

QUÉ VER EN BRATISLAVA

Praga

Las mejores vistas de Praga, desde la Torre del Reloj

La capital de la República Checa es una de las ciudades más bonitas de Europa y es perfecta para visitarla desde Viena en un viaje por ambas capitales.

Se tarda unas 4 horas en llegar, tanto en tren como en autobús, y puedes hacerlo totalmente por libre. También puedes partir el viaje haciendo una parada en Brno, la segunda ciudad más importante de la República Checa, a la que le puedes dedicar 1 día.

Necesitarás mínimo 4 días para visitar Praga, ya que es una ciudad grande con muchísimos sitios que visitar. Sus callejuelas medievales, sus torres e iglesias, sus muchos miradores, su paseo junto al río… Praga es una ciudad preciosa que no puedes dejar de visitar en Europa.

QUÉ VER EN PRAGA

Budapest

El Parlamento es uno de los lugares imprescindibles que ver en Budapest

La ciudad de Budapest es conocida como “La Perla del Danubio” y está formada por la unión de dos ciudades, Buda y Pest, separadas por el río Danubio.

En Budapest podrás visitar varios lugares que son Patrimonio de la Humanidad, y te recomiendo que le dediques al menos 3 o 4 días, ya que en la capital húngara hay muchísimos lugares que visitar, como el Parlamento, el Bastión de los Pescadores, el Castillo de Buda o alguno de sus balnearios.

Se tarda unas 3 horas en llegar a Budapest desde Viena y puedes ir tanto en tren como en autobús. Una vez en Budapest, puedes moverte fácilmente en transporte público por los principales puntos de la ciudad.

QUÉ VER EN BUDAPEST


¡Espero que este post te sirva de ayuda para organizar tu viaje a Viena! Es una ciudad preciosa que merece mucho la pena conocer en tu próximo viaje por Centroeuropa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.