Asia, Irak

8 lugares imprescindibles que ver en Irak

8 lugares imprescindibles que ver en Irak

¿Estás pensando en viajar a Irak? La antigua Mesopotamia es un país alucinante que, recientemente, está volviendo a abrirse al turismo, por lo que es un destino perfecto si te gusta viajar a sitios poco explotados.

Pronto publicaré un nuevo post con información general para viajar a Irak, donde también te hablaré de la diferencia entre el Irak Federal y el Kurdistán iraquí. Mientras tanto, te dejo con esta lista de 8 lugares imprescindibles que visitar en Irak (aunque hay muchos más). 

¡Vamos allá!

BAGDAD, LA CAPITAL DE IRAK

Callejeando por Bagdad

La capital iraquí es probablemente el lugar donde iniciarás tu viaje por el país y te recomiendo que le dediques al menos un par de días completos. Separada en dos zonas (este y oeste) por el río Tigris, Bagdad es la ciudad más poblada de Irak y la segunda del mundo árabe, por detrás del Cairo.

Fue fundada en el siglo VIII como capital del Califato Abasí y pronto se convirtió en un importante centro cultural, intelectual y comercial en Oriente Medio.

Por desgracia, a pesar de ser una ciudad muy antigua, apenas se conservan monumentos anteriores a la invasión estadounidense de 2003 y a la Guerra de Irak. Ambos eventos provocaron una importante pérdida de monumentos en la ciudad, aunque aún quedan en pie varios sitios que visitar en la ciudad.

Museo Nacional de Irak

Galería Asiria del Museo Nacional de Irak en Bagdad (foto de Wikipedia)

Fue inaugurado en 1926 y en él se exponen más de 100.000 objetos que cubren más de 5000 años de los distintos periodos de la Antigua Mesopotamia: esculturas, relieves, tablillas con escritura cuneiforme, cerámica, monedas…

Estuvo cerrado durante casi 10 años durante la Guerra del Golfo, y sufrió varios saqueos tras la invasión estadounidense de Irak. En 2015 el museo abrió de manera definitiva sus puertas al público, incluyendo algunos objetos que se encontraban en el Museo de Mosul, destruido por el ISIS. 

Calle Al-Mutanabbi

Los preciosos edificios de la calle Al-Mutanabbi

Al-Mutanabbi fue un poeta del califato abasí (siglo X), considerado como el mejor poeta del mundo árabe, que da nombre a esta calle del casco antiguo de Bagdad. En su origen, albergaba numerosas librerías, aunque en la actualidad podrás encontrar también puestos de souvenirs, juguetes, papelería…

En esta calle se encuentra el Café Shabandar, un importante punto de encuentro para intelectuales desde hace más de 100 años. Es el lugar perfecto para tomar una taza de té y fumar una shisha junto a numerosos locales y algunos pocos turistas.

Palacio Abasí

Patio del Palacio Abasí de Bagdad

Este palacio se ubica junto al Tigris, en el barrio de Al-Maiden. Fue construido bajo el mandato del califa Al-Nasir a finales del siglo XII y está formado por un patio central bordeado por edificios de dos plantas con arquerías y dos iwan.

Es uno de los pocos ejemplos de arquitectura abasí que se conservan en Bagdad y está considerado como uno de los edificios arqueológicos más importantes de la ciudad.

Al-Ghazil (mercado de animales)

No lo llegamos a visitar, pero es uno de los lugares más populares entre los habitantes de Bagdad. Con una antigüedad de casi 300 años, está dedicado a la compra y venta de todo tipo de animales, incluso animales exóticos.

Safafeer (mercado del cobre)

Uno de los puestos del Mercado de Cobre

Es la zona más interesante del mercado, un zoco parcialmente cubierto; lleva en funcionamiento desde el periodo abasí y en el que podrás ver a los artesanos trabajar el cobre.

En el interior del mercado se encuentra la Mezquita Al-Safareen, una pequeña mezquita construida a mediados del siglo XVIII, durante el periodo otomano.

Calle Al-Rasheed

Arquitectura tradicional de Bagdad en la calle Al-Rasheed

Es la calle principal del mercado de Bagdad, que se celebra todos los días de la semana. Su origen se remonta al Imperio Otomano y aquí se encuentran varias mezquitas, como la Mezquita Haydar-Khana o la Mezquita Marjan.

Aunque la calle se encuentra parcialmente destruida, se conservan aún algunos edificios tradicionales con columnas, balcones… con formas curvas y geométricas.

Plaza Tahrir y Monumento a la Libertad

El Monumento a la Libertad en la Plaza Tahrir

Es la plaza más grande e importante de Bagdad y en ella destaca el Monumento a la Libertad, que muestra diferentes eventos de la historia de Irak hasta su independencia tras la Revolución de 1958. Fue inaugurado en 1961 y es uno de los monumentos más importantes de la ciudad.

La Plaza Tahrir está siempre llena de militares y policías, ya que ha sido escenario de numerosas protestas y manifestaciones (entre las que destacan las protestas que tuvieron lugar entre 2019 y 2021).

Al-Shaheed (Monumento a los Mártires)

El espectacular Monumento a los Mártires

Es uno de los lugares más interesantes que visitar en Bagdad. Fue inaugurado en 1983 y está formado por dos medias cúpulas de color turquesa de 40 metros de altura que conmemoran a los iraquíes fallecidos durante la Guerra entre Irak e Irán.

Se encuentra algo alejado del centro de la ciudad y es un monumento que generalmente está cerrado para los turistas, ya que únicamente lo visitan los locales. Aún así, si insistes o si lo visitas con algún iraquí, podrás entrar al recinto a visitarlo.

Río Tigris

Navegando por el Tigris

Uno de los ríos más importantes de la antigua Mesopotamia divide Bagdad en dos grandes zonas y uno de los planes que no te puedes perder en Bagdad es dar un paseo en barca por sus aguas. Al final de la calle Al-Mutanabbi hay un embarcadero en el que podrás negociar un precio para navegar por el Tigris.

Manos de la Victoria

Manos de la Victoria (foto de Wikipedia)

Son también conocidas como Espadas de Qādisīyah y es un monumento inaugurado en 1989. Está formado por dos pares de manos que sujetan dos espadas gigantes formando dos arcos de triunfo en cada extremo de una carretera ubicada en la Zona Verde de Bagdad.

Cada arco tiene una altura de casi 40 metros y es uno de los principales símbolos conmemorativos de la Guerra de Irak e Irán. Tras la muerte de Sadam, el gobierno iraquí quiso desmantelar este monumento, pero finalmente se mantuvo en pie.

Parque Al-Zawraa

Monumento “Salvar a la Cultura Iraquí” en el Parque Al-Zawraa

Este gran parque es la única zona verde del centro de Bagdad y en él se encuentran algunos lugares de interés, como la Torre Zawraa (construida en 1975 y considerada la primera torre turística de Bagdad), el Zoo de Bagdad o el Monumento Salvar a la Cultura Iraquí (construido en 2010 y formado por un cilindro con escritura cuneiforme en el que se lee “La escritura comenzó aquí” sujetado por una figura por varios brazos).

Descubre aquí todo lo que ver en Bagdad.

KERBALA

Mezquita de Hussain en Kerbala

Kerbala está ubicada a unos 100 kilómetros al suroeste de Bagdad y es una de las ciudades sagradas para los musulmanes chiitas, junto con La Meca y Medina (ambas en Arabia Saudí), Jerusalén (en Israel) y Nayaf (también en Irak).

Debido a ello, Kerbala es una ciudad muy conservadora, a la que las mujeres debemos acceder con un chador o una abaya que nos cubra desde la cabeza hasta los pies (no llevarla puede suponer problemas con la ley, especialmente para las mujeres musulmanas). 

El centro de Kerbala, donde se encuentran los principales puntos de interés de la ciudad, está rodeado por un perímetro de seguridad, con varios controles en los que te registran bolsos, mochilas, maletas… Estos controles separan a hombres y mujeres, que pasan por distintos lugares para entrar al recinto.

Es conocida por la Batalla de Kerbala, que tuvo lugar en el 680 d.C. y en la que murió asesinado el imán Hussain ibn Alí (sucesor de Mahoma según los chiíes o chiítas) a manos de los seguidores del califa omeya Yazid I (suníes o sunitas).

Ashura y Peregrinación de Arbain

A diario miles de personas visitan los santuarios de Kerbala

El martirio de Hussain ibn Ali es conmemorado anualmente por millones de musulmanes chiitas, que visitan la ciudad en Ashura (el décimo día del mes de Muharram), fecha que marca el aniversario de la muerte de Hussain. Es una festividad religiosa, un día de luto para llorar por la muerte de Hussain y peregrinar a su tumba. 

Pero el principal evento de Ashura es el Arbain (el 40º día después de Ashura), cuando hasta 30 millones de chiitas visitan las tumbas de Hussain y Abbas en Kerbala. La mayoría de los peregrinos viajan hasta Kerbala a pie desde todo Irak y más de 50 países.

Santuario del Imán Hussain ibn Ali

Tumba de Hussain dentro del santuario

El santuario de Hussain ibn Ali (hijo de Alí y nieto de Mahoma) se construyó en el 684, por lo que es una de las mezquitas más antiguas del mundo, aunque su estado actual parte de la reconstrucción de 1016. Ha sufrido varios daños, provocados por incendios, levantamientos contra Sadam Hussein, atentados terroristas…

En su exterior destaca la cúpula y los dos grandes minaretes dorados. Bajo la gran cúpula se encuentra la tumba de Hussain ibn Ali, hecha en oro, y se puede acceder a ella tanto por el lado de los hombres como por el de las mujeres. Cada día, miles de fieles se acercan a tocar la tumba, algo que puede resultar muy agobiante…

No se puede entrar a la mezquita con zapatos, cámaras de fotos, tabaco, maquillaje, aparatos electrónicos, comida… Antes de entrar tendrás que pasar por una zona en la que te cachean el bolso y los bolsillos, así que mi recomendación es que lo dejes directamente en las taquillas que hay en la entrada al dejar los zapatos.

Mezquita de Abbas ibn Ali

Exterior de la Mezquita de Abbas

Esta mezquita se encuentra a unos 150 metros del santuario de Hussain y su construcción comenzó en el año 685, aunque su aspecto actual es fruto de numerosas mejoras y ampliaciones, destinadas principalmente a albergar a la gran cantidad de peregrinos que lo visitan cada año.

Está dedicada a Abbas ibn Ali, hermanastro de Hussain, y tiene una gran cúpula dorada bajo la que se encuentra la tumba de Abbas, cubierta de oro y un punto importante para la peregrinación de los fieles chiitas.

No se puede entrar con zapatos, cámaras de fotos, comida…, y, por lo que entendimos, en esta mezquita no pueden entrar las mujeres, por lo que tuvimos que conformarnos con verla desde fuera.

BABILONIA

El río Éufrates, junto a la ciudad de Babilonia

La antigua ciudad mesopotámica de Babilonia es uno de los lugares imprescindibles que ver en Irak. Se ubica a unos 60 kilómetros al este de Kerbala, junto a la ciudad de Hilla, en la provincia iraquí de Babil.

Sus orígenes se remontan al año 1894 a.C., aunque la reconstrucción actual es de finales del siglo XX, durante la época de Sadam Hussein. Durante siglos fue un importante centro de comercio y cultura en la región y aquí surgió la lengua sumeria, considerada como la lengua escrita más antigua del mundo.

Fue la capital del antiguo Reino de Babilonia, un estado ubicado en la antigua Mesopotamia, con dos grandes etapas de hegemonía en la región: en los siglos XVIII a XVI a.C., el Imperio Paleobabilónico, en el que destaca Hammurabi; y en los siglos VII y VI a.C., el Imperio Neobabilónico, época del reinado de Nabucodonosor II.

Ruinas de Babilonia

Vistas de Babilonia

Construida originalmente a principios del siglo XIX a.C., no se conserva nada de la Babilonia original, ya que fue destruida en su totalidad por los asirios. 

No fue hasta el reinado de Nabucodonosor II (siglos VII y VI a.C.) cuando Babilonia se convirtió en la ciudad más importante de Mesopotamia, con una población de casi 500.000 habitantes y una gran muralla que bordeaba su perímetro.

En la actualidad, Babilonia es un complejo arqueológico en el que se pueden visitar varios lugares de interés, todos ellos reconstruidos a partir de la época de Sadam Hussein.

Puerta de Ishtar
Reconstrucción de la Puerta de Ishtar en Babilonia

Era una de las puertas de la muralla de Babilonia y estaba dedicada a Ishtar, diosa de la fertilidad, el amor y la guerra. Fue construida por orden de Nabucodonosor II y era una estructura de más de 15 metros de altura y 30 metros de ancho, revestida con ladrillos esmaltados de color azul y decorada con relieves de animales como leones, toros y dragones.

Fue un símbolo del poder de la ciudad, pero tras la conquista de Babilonia por los invasores persas de Ciro I el Grande, fue saqueada y desaparecieron todos sus elementos decorativos. En la actualidad únicamente se conserva la estructura, ya que la puerta original está en el Museo de Pérgamo de Berlín.

Durante la época de Sadam se reconstruyó la puerta en una ubicación diferente a la original, y a través de ella se puede acceder a la ciudad.

Jardines Colgantes de Babilonia
Supuestas ruinas de los Jardines Colgantes de Babilonia

Los Jardines Colgantes fueron una de las 7 Maravillas del Mundo Antiguo, aunque por desgracia no se conservan en la actualidad. Se encontraban junto al Palacio del Rey y fueron construidos por iniciativa de Nabucodonosor II para su mujer Amitis.

Aunque hay teorías que dicen que estos jardines realmente no estaban en Babilonia, en tu visita podrás ver lo que se consideran las ruinas de los jardines, a las afueras de la ciudad amurallada.

Palacios y fortalezas
Estancias y laberinto del Palacio de Nabucodonosor II

La reconstrucción de Babilonia se hizo basándose en la ciudad de Nabucodonosor II, quien mandó construir varios palacios y fortalezas en la ciudad. Entre ellos destaca el Palacio Real o Palacio de Nabucodonosor II, una ciudadela de planta rectangular formada por varios patios, un salón del trono, un harén…

Existía también un laberinto, que se construyó para impedir que los invasores pudieran acceder al centro de la ciudad.

Avenida de las Procesiones

La Avenida de las Procesiones era la principal vía de la ciudad, construida durante la época de Nabucodonosor II y utilizada como recorrido festivo. La avenida terminaba en la Puerta de Ishtar, desde la que se accedía a la ciudad amurallada.

León de Babilonia
León de Babilonia

Es una escultura de más 2600 años de antigüedad descubierta a finales del siglo XIX en las ruinas de Babilonia. Representa a un león mesopotámico sobre un humano tumbado en el suelo.

Etemenanki o Zigurat de Babel

Este zigurat (templo con forma de pirámide escalonada característico de la arquitectura mesopotámica) se encontraba en la ciudad de Babilonia y está considerado como la bíblica Torre de Babel. Estaba dedicado al dios Marduk (dios de la humanidad), para quien se celebraban procesiones dos veces al año.

Fue mandado destruir por Alejandro Magno a su llegada a Babilonia, con la intención de reconstruirlo por completo; sin embargo, tras su muerte se paralizó la reconstrucción y por ello no se conserva en la actualidad.

Palacio del Éufrates

Interior del Palacio del Éufrates de Sadam Hussein

Junto a la antigua ciudad de Babilonia se encuentra uno de los más de 60 palacios que Sadam Hussein mandó construir en Irak. Ubicado en una zona elevada junto al río Éufrates, fue construido para poder disfrutar de las vistas de Babilonia, que Sadam reconstruyó durante su gobierno.

En la actualidad se encuentra abandonado y se puede visitar su interior, donde se conserva la decoración de algunas estancias, entre las que destaca la pintura del techo del salón principal.

NAYAF

Cementerio de Wadi Al-Salam en Nayaf

La ciudad santa de Najaf se ubica a unos 70 kilómetros al sur de Babilonia y es otra de las ciudades iraquíes sagradas para los musulmanes chiítas. Es un importante centro de peregrinación para los musulmanes, además de ser el centro de las escuelas chiitas del mundo islámico (junto con la ciudad de Qom en Irán).

Nayaf fue fundada en el año 791 y sufrió varios ataques en los siglos siguientes, lo que provocó que perdiera su importancia como ciudad sagrada, aunque la recuperó a finales del siglo XX, tras la caída de Sadam Hussein. Bajo su gobierno, muchos edificios quedaron dañados, llegando incluso a construir una carretera que atravesaba el cementerio de Wadi Al-Salam.

Cementerio de Wadi Al-Salam

Algunas tumbas del cementerio

Su nombre significa Valle de la Paz, tiene una superficie de 6 kilómetros cuadrados (aproximadamente un 13% de la superficie de la ciudad) y en él hay enterrados más de 6 millones de cadáveres.

Está considerado como el cementerio más grande del mundo y, visto desde las alturas, el cementerio es tan inmenso que parece una ciudad…

En Wadi Al-Salam hay enterramientos documentados desde hace más de 1400 años, incluidos numerosos profetas islámicos, por lo que muchos musulmanes chiítas aspiran a ser enterrados aquí, pagando en ocasiones sumas desorbitadas por una tumba. 

Al parecer, existe un gran número de personas que viven en el cementerio (aunque lo hacen de manera ilegal, por lo que no se conoce el número exacto). Al ser una ciudad santa, en Nayaf se reparte comida a diario para quien lo necesite, por lo que la gente puede vivir aquí, oculta en los recintos subterráneos del cementerio, y comer de manera gratuita cada día.

Mausoleo de Alí ibn Abi Talib

Mausoleo de Ali ibn Abi Talib (foto de Iraqui News)

Esta mezquita-mausoleo, que destaca por su cúpula dorada, se encuentra muy cerca del cementerio y es uno de los lugares sagrados de la ciudad para los musulmanes chiítas. Aquí está enterrado Ali ibn Abi Talib, conocido simplemente como Alí, primo y yerno de Mahoma y el primer imán para los chiítas; Ali fue el padre de Hussain ibn Ali, enterrado en Kerbala.

Fue construida en el año 977 sobre la tumba de Alí, aunque fue destruido y reconstruido en varias ocasiones en los siglos siguientes (incluyendo varios atentados tras la invasión estadounidense de Irak en 2003).

Delante de la mezquita se encuentra el patio de Fatima Zahra, con una superficie de más de 60.000 metros cuadrados y con vistas a la mezquita de Alí.

Gran Mezquita de Kufa

Patio de la Gran Mezquita de Kufa (foto de Wikipedia)

La Mezquita de Kufa es una de las mezquitas más importantes del mundo islámico y una de las más antiguas. Sus orígenes se remontan al siglo VII, aunque ha sufrido varias reformas, y en ella fue asesinado el Imán Alí. Además, aquí están enterrados algunos de los primeros imanes chiítas.

Realmente no se encuentra en Nayaf, sino en Kufa, aunque ambas ciudades están separadas únicamente por una carretera.

Mezquita de Al-Sahla

Se encuentra también en Kufa y es una de las mezquitas más importantes para los chiítas. Se cree que originalmente se construyó como una pequeña mezquita para los seguidores de Alí.

UR

El zigurat de la ciudad mesopotámica de Ur

Fundada en torno al 3800 a.C., está considerada como una de las ciudades más antiguas del mundo y se piensa que es el lugar de nacimiento de Abraham. Es uno de los lugares arqueológicos imprescindibles que ver en Irak.

Cuando Ur cayó en declive tras la conquista de la zona por el Imperio Persa, los edificios de la ciudad quedaron destruidos. Tras la Primera Guerra Mundial, cuando Irak pasó a formar parte del Imperio Británico, comenzaron las excavaciones en la zona, encontrando numerosos objetos de valor, que actualmente se encuentran en diversos museos europeos.

No fue hasta 1970, con Sadam Hussein, cuando se reconstruyó el Zigurat de Ur y otros edificios que formaban parte de la ciudad.

La ciudad de Ur se encuentra a unos 260 kilómetros al sudeste de Nayaf y a apenas 20 de Nasiriyah, la ciudad cercana más importante y lugar perfecto para alojarte antes de visitar Ur. Eso sí, ten en cuenta que no hay transporte público desde Nasiriyah hasta Ur, pero puedes llegar fácilmente en taxi.

Zigurat de Ur

Acercándonos al Zigurat de Ur

Un zigurat es un tipo de construcción característica de la arquitectura mesopotámica: un templo con forma de pirámide escalonada. Fue levantado como lugar de culto del dios Nanna (dios sumerio de la luna) en el siglo XXI a.C., destruido y posteriormente reconstruido durante el Imperio Neobabilónico (siglo VI a.C.).

Tras su reconstrucción por iniciativa de Sadam Hussein, el Zigurat de Ur se convirtió en uno de los monumentos arqueológicos más importantes de Irak. 

Tiene una altura de 16 metros y está formado por 3 terrazas (originalmente eran 7) a las que se accedía a través de unas escaleras exteriores. En la terraza superior se encontraba el santuario del dios Nanna.

Hasta hace apenas un par de años, se podía subir a la parte superior del zigurat, aunque ahora (2024) está prohibido.

Templo de Dublal-Makh

Templo de Dublal-Makh, con el arco más antiguo del mundo

Este pequeño templo, ubicado cerca del zigurat, se conoce como “La casa de las tablillas” y se piensa que tuvo varias funciones a lo largo de los siglos: almacenamiento de tablillas, tribunal de justicia y santuario.

Destaca principalmente porque aquí se conserva el arco más antiguo del mundo que aún se mantiene en pie, construido en el 1400 a.C. Además, en sus muros podrás encontrar algunos ladrillos con textos tallados en escritura cuneiforme.

Normalmente este templo está cerrado y sólo se puede visitar si te lo abre alguno de los guías de Ur.

Cementerio de Ur

Ruinas del cementerio de Ur

Ubicado al sur del zigurat, era uno de los cementerios más ricos de la antigua Mesopotamia. Fue descubierto y excavado a principios del siglo XX, cuando se descubrió que algunos de los enterramientos eran de miembros de la realeza de la ciudad.

La mayoría de las tumbas reales, de entre 2600 y 2350 a.C., habían sido saqueadas en la antigüedad y únicamente se conservaba una prácticamente intacta, la de la reina Puabi, en la que se encontró un sello cilíndrico que indicaba que era una reina o sacerdotisa, así como un ajuar funerario con objetos de oro y piedras preciosas.

Estos objetos se conservan en el Museo Nacional de Irak en Bagdad, el Museo Británico de Londres y el Museo de la Universidad de Pennsylvania en Philadelphia.

MARISMAS DE MESOPOTAMIA

¡Vamos a recorrer las Marismas de Mesopotamia!

A poco más de 100 kilómetros al este de Ur y junto a la confluencia del Éufrates y el Tigris, se encuentran las Marismas Árabes o Marismas de Mesopotamia, uno de los lugares más interesantes que visitar en Irak.

Ocupan una superficie de unos 10.000 kilómetros cuadrados en el sur de Irak y el oeste de Irán y están formadas por un conjunto de tres marismas: Marismas Centrales, Marismas de Hawizeh y Marismas de Hammar, que forman el mayor ecosistema de humedales de la región.

Búfalos de agua viviendo en las marismas

Durante la época de Sadam Hussein, se levantó una presa para drenar las marismas, llegando a construir una carretera para poder llegar hasta las islas; esto provocó que más de 200.000 habitantes se vieran obligados a abandonarlas.

Por suerte, la carretera colapsó y los habitantes de las marismas pudieron conservar su ecosistema. En la actualidad únicamente se conserva parte de la carretera y una estructura de piedra en medio del agua a la que se puede subir.

Las marismas albergan muchas especies de animales y plantas, entre las que destaca la gran población de búfalos de agua, imprescindibles en el día a día de los habitantes de las marismas.

Los Ma’dan

Abu Haider, el más famoso de los Ma’dan o árabes de las marismas

Los Ma’dan, también llamados árabes de las marismas, son los habitantes de la zona, de los que únicamente quedan unos 1000 viviendo de forma tradicional en las islas (otros viven en casas normales en Chibayish, la ciudad principal de las marismas). 

Su origen es incierto y se piensa que son beduinos que vienen de Pakistán y Afganistán, aunque según ellos, ya habitaban esta región antes que los iraquíes.

Los árabes de las marismas son muy conservadores y practican una religión sincrética llamada Mandeísmo o Mandeanismo. Siguen a San Juan Bautista y tanto sus ritos religiosos como sus actos cotidianos los practican juntos hombres y mujeres (algo prohibido en el Islam).

Una de sus características físicas son sus ojos verdes y el árabe más famoso de la región es Abu Haider; es cantante y lleva años abriendo las puertas de su casa a los turistas, organizando su estancia en las marismas y promoviendo la recuperación de las mismas.

Visitar las Marismas de Mesopotamia

El mudhif en el que pasamos la noche en las marismas

La mejor forma de conocer las marismas es hacerlo de la mano de alguno de los Ma’dan. Te llevarán a recorrer sus intrincados caminos naturales en un mashoof, el barco tradicional de las marismas. 

Junto al Monumento a los Mártires de Chibayish encontrarás a muchos lugareños que te ofrecerán un paseo en barco; tanto hombres mayores vestidos con ropa tradicional como jóvenes que visten ropa occidental.

Pero si quieres vivir la experiencia más auténtica en las marismas, te recomiendo que pases una noche en alguna de las islas, durmiendo en un mudhif tradicional. Estas casas están construidas a base de cañas, paja y lodo, y algunas de ellas son muy lujosas.

Lo cierto es que la noche fue bastante incómoda (hacía frío, había muchos mosquitos, ruidos de animales, no hay baño ni agua corriente…), pero sin duda lo recomiendo al 100%.

SAMARRA

El Minarete de Malwiya es la imagen más representativa de Samarra

La ciudad de Samarra se encuentra a unos 130 kilómetros al norte de Bagdad, junto al río Tigris, y desde 2007 está incluida en la Lista del Patrimonio de la Humanidad en peligro de la UNESCO. Es una ciudad de mayoría chiíta y en ella hay numerosos monumentos, mezquitas, tumbas de líderes chiítas…

Fue fundada durante la época abasí, llegando a ser capital del Califato entre 835 y 892, y en ella se encontraba la mezquita más grande del mundo. Antes de la invasión estadounidense de Irak, Samarra era uno de los principales focos turísticos del país, recibiendo casi 3 millones de visitantes al año.

En la actualidad no es fácil visitarla, ya que hay muchos checkpoints en los que tendrás que parar antes de entrar en la ciudad. En ellos revisarán los pasaportes de todos los viajeros, la tarjeta de guía oficial del guía, el permiso para entrar a la ciudad… 

La tarjeta que nos permite entrar en Samarra

Estos puestos de control no son únicamente de la policía, también hay algunos que están controlados por las milicia chiíta ​​Saraya al-Salam. Samarra es uno de los pocos sitios de Irak en los que hay checkpoints compartidos por la policía y las milicias.

Debido a esto, no es posible alojarse en Samarra, tendrás que ir y volver desde Bagdad en el día o hacer una parada en el camino entre la capital y la zona del Kurdistán. Para llegar hasta aquí, puedes contratar un taxi privado o compartido desde Bagdad.

Gran Mezquita de Samarra

Vista de la Gran Mezquita de Samarra (foto de Facts.net)

Es el principal atractivo de la ciudad arqueológica Samarra y fue construida a mediados del siglo IV, durante el reinado del califa Al-Mutawakkil. Es una mezquita aljama, un tipo de mezquita de gran tamaño ubicada en el centro de la ciudad, que fue durante años la mezquita más grande del mundo. Sirvió de inspiración para la construcción de otras mezquitas, como la Mezquita de Ibn Tulun en El Cairo.

Originalmente, era un espacio rectangular de 240 x 156 metros, rodeado por un muro y con un minarete exento, pero en la actualidad únicamente se conservan el muro exterior y el minarete, ya que fue destruida tras la invasión de los mongoles en el siglo XIII.

Minarete de Malwiya

Alucinando con el Minarete de Malwiya

Forma parte del complejo de la Gran Mezquita de Samarra y es un minarete en espiral de 52 metros de altura y 33 de diámetro, que mezcla el concepto del minarete tradicional islámico con el zigurat mesopotámico.

En teoría se puede subir al minarete, pero actualmente se encuentra en obras, por lo que no pudimos ni siquiera acercarnos, ya que únicamente nos dejaron entrar unos minutos en el recinto. 

Este tipo de cosas son muy comunes en Irak, llegar a un sitio arqueológico y que no te dejen entrar porque está cerrado. Si vas con un guía local, pídele que intente convencerles de que te dejen entrar; si vas por libre, te costará más, pero puedes intentarlo.

Hasta hace poco se podía subir al minarete (aunque no es recomendable si, como yo, tienes vértigo), pero al estar en obras no pudimos subir.

Mezquita de Al-Askari

Mezquita de Al-Askari (foto de Historynet)

Es la tercera mezquita más sagrada de Irak después de los santuarios de Kerbala y Nayaf, y un importante lugar de peregrinación para los musulmanes chiítas.

Fue construida en el año 944 y en su interior alberga los restos de importantes imanes chiítas; por ello se la conoce como el Mausoleo de los Imanes. Su exterior destaca por un espectacular cúpula dorada, de 20 metros de diámetro, que domina la silueta de Samarra.

Esta mezquita ha tenido que ser reconstruida en varias ocasiones desde su fundación, incluyendo las reformas más recientes tras los atentados de 2006 y 2007.

Palacio Qasr al-Khalifa 

Patio circular del Palacio Qasr al-Khalifa (foto de Wikipedia)

Este palacio fue construido durante el Califato Abasí al norte de la ciudad como sede del gobierno. Estaba formado por dos edificios, uno público, en torno a un patio circular, y otro privado (la residencia privada del califa).

En la actualidad se conserva en bastante buen estado, aunque es difícil visitarlo si no lo haces con un guía, debido a la protección que tiene la ciudad de Samarra.

Palacio Qasr al-Ashiq

Exterior del Palacio Palacio Qasr al-Ashiq (foto de Wikipedia)

Es un palacio de finales del siglo IX construido durante el Califato Abasí en el lado occidental del Tigris, a las afueras de Samarra. Tiene forma rectangular y dos plantas, rodeado de grandes patios y una muralla, y su estado actual es debido a la reconstrucción que se llevó a cabo en los años 80.

KURDISTÁN IRAQUÍ

Bandera del Kurdistán

Pronto publicaré en el blog un post sobre el Kurdistán Iraquí, así que aquí os haré un pequeño resumen sobre esta región del país. 

El Kurdistán se divide entre 4 países (Turquía, Irak, Irán y Siria, con un pequeño enclave en Armenia) y sus habitantes, los kurdos, son una etnia de origen indoeuropeo que lleva habitando esta región desde el siglo X a.C. Están considerados como la minoría étnica más grande de Oriente Medio que no tiene un estado propio.

Los kurdos son de mayoría musulmana sunní, aunque muchos de ellos practican otras religiones como el cristianismo o el yazidismo.

Al norte de Irak se encuentra el Kurdistán Iraquí, una entidad federal autónoma, reconocida por el Gobierno Federal del país. Se divide en 4 provincias (Duhok, Erbil, Halabja y Sulaymaniyah) y su capital es Erbil, conocida en kurdo como Hewlêr.

Erbil

Shar Park en Erbil (foto de Unsplash)

Capital del Kurdistán Iraquí, Erbil es la tercera ciudad más grande de Irak y está considerada como una de las ciudades más antiguas del mundo habitadas de forma permanente. 

Sus primeros habitantes se remontan al siglo XXIII a.C. y desde entonces ha estado bajo el dominio de varios pueblos: asirios, medos, persas, sasánidas, árabes, otomanos… Formó parte del Imperio Romano y fue un importante centro judío en Medio Oriente, además del lugar en el que se estableció una de las primeras comunidades cristianas de la zona.

Muro exterior de la Ciudadela de Erbil (foto de Wikipedia)

A finales del siglo XIV la población cristiana fue conquistada y Erbil pasó a ser una ciudad de mayoría musulmana, convirtiéndose en la Edad Media en un importante centro comercial entre Bagdad y Mosul, un rol que aún conserva en la actualidad.

Algunos de los sitios que no te puedes perder en Erbil son: Ciudadela de Erbil (Patrimonio de la Humanidad desde 2014), Mezquita de Jalil Khayat, Shar Park (la plaza principal de la ciudad), barrio de Ankawa (la zona cristiana de Erbil), Bazar Qaysari

Mosul

Gran Mezquita de Al-Noori – en la actualidad aún está en reconstrucción (foto de Europa Press)

Mosul es la 4ª ciudad más importante de Irak y realmente no pertenece al Kurdistán, pero está justo en la frontera entre el Kurdistán Iraquí y el Irak Federal. Debido a su ubicación estratégica, Mosul siempre ha sido un importante centro comercial en la región, llegando a ser capital del Imperio Omeya. 

Es una ciudad con una importante diversidad étnica (árabes, kurdos, yazidíes, cristianos…) y aquí el ISIS proclamó su califato en 2014, obligando a convertirse al islam a los habitantes que profesaban otras religiones, ejecutando a la población cristiana y destruyendo parte de la ciudad.

Gran Mezquita de Mosul (foto de Iraqui News)

A pesar de su liberación en 2017, hoy en día gran parte de Mosul sigue en ruinas.

Aún así, hay algunos lugares que no te puedes perder: Gran Mezquita de Mosul, Gran Mezquita de Al-Noori (del siglo XII y con un minarete inclinado), Museo de Mosul, ruinas de la antigua ciudad de Nimrud (al sur de Mosul), Iglesia de Nuestra Señora de la Hora, Iglesia de Al-Tahira, Mercado de ​​Al Maidan, Castillo de Bashtabiya, Parque de los Mártires Al-Shuhadaa…

Lalish

La ciudad sagrada para los yazidíes, Lalish, con sus características cúpulas cónicas estriadas

Lalish es una pequeña ciudad oculta en un valle montañoso del norte de Irak; es el lugar más sagrado del mundo para los yazidíes, además de una de las visitas imprescindibles en cualquier viaje al Kurdistán Iraquí.

El yazidismo es una religión preislámica cuyas raíces se remontan al año 2000 a.C. Los yazidíes son monoteístas y su religión es una mezcla de zoroastranismo, islam, cristianismo y judaísmo.

Fue la religión oficial del Kurdistán hasta el siglo VII d.C. y en la actualidad la mayoría de sus 800.000 fieles viven cerca de Mosul (aunque hay pequeñas comunidades en Armenia, Georgia, Irán, Siria, Turquía y Rusia).

Entrada al Santuario de Adi ibn Musafir, flanqueado por una serpiente

Sadam Hussein quiso acabar con los yazidíes durante su gobierno, por lo que éstos tuvieron que huir a las montañas del Kurdistán. Los que sobrevivieron han vuelto recientemente a Lalish y cuentan con la protección de los peshmergas kurdos.

Tras la caída de Sadam, la comunidad yazidí sufrió varios ataques por parte de Al-Qaeda y por el ISIS, llegando a secuestrar a numerosas mujeres y niñas para ser vendidas como esclavas sexuales. En general, los musulmanes fundamentalistas acusan a los yazidíes de adorar al diablo.

Qué ver en Lalish

Aquí se encuentra la tumba del jeque Adi ibn Musafir, un místico sufí que enseñó los preceptos religiosos del yazidismo y, al menos una vez en la vida, los yazidíes tienen que hacer una peregrinación de 6 días a Lalish para visitar sus lugares sagrados.

Hombres yazidíes descalzos en Lalish

Además del Santuario de Adi ibn Musafir (aunque los no yazidíes no podemos visitar la tumba, sólo algunas de las salas), en Lalish podrás visitar otros mausoleos (como el del jeque Musleh o el del jeque Shams). Pero sobre todo te recomiendo que te pierdas por sus callejuelas y veas algunos símbolos de la religión yazidí, como el dios Melek Taus (representado por un pavo real), la serpiente que flanquea la puerta de algunos edificios o el escalón que no se puede pisar.

Al ser una ciudad sagrada, no se permite la entrada con calzado de ningún tipo, por lo que tendrás que descalzarte a la entrada de la ciudad (está permitido ir en calcetines).

Alqosh

Cementerio cristiano de Alqosh

Alqosh es una ciudad cristiana ubicada a unos 50 kilómetros al norte de Mosul, en la gobernación de Nínive. Al igual que Lalish, forma parte de los territorios disputados por los kurdos, que las consideran como parte del Kurdistán Iraquí, aunque realmente no pertenecen a esta región. 

Es una ciudad muy antigua y su periodo de máximo esplendor fue en el siglo VII a.C. En la actualidad es uno de los principales centros de la Iglesia Católica Caldea y sus escasos 4500 habitantes son asirios y yazidíes.

Una de las cosas que más nos llamó la atención en Alqosh fue el aspecto físico y la forma de vestir de las mujeres y niñas. Muchas llevan pantalón, no llevan velo e incluso estuvimos un rato jugando al fútbol con una niña.

Mural de la Última Cena en Alqosh

Algunos de los lugares que puedes visitar en Alqosh son: el Museo de Alqosh (formado por objetos donados por los habitantes de la ciudad), la Iglesia de Mar Gorgis (San Jorge), la Iglesia de Mar Mikha, la Iglesia Católica Caldea de ​​Mar Qaradagh, la Tumba del Profeta Nahum o el Cementerio de Alqosh.

A las afueras de la ciudad, también se puede visitar el Monasterio Rabban Hormizd, un lugar muy importante para la Iglesia Asiria de Oriente y donde tuvo lugar el cisma de 1552, que separó esta iglesia de la Iglesia Católica Caldea.

Akrê

Vista de Akrê (foto de Kurdistan Chronicles)

Akrê (o Aqrah) está ubicada a unos 100 kilómetros al norte de Erbil y rodeada de montañas; es uno de los lugares más interesantes que visitar en el Kurdistán Iraquí.

Está construida en la ladera de una montaña, formando diferentes niveles y sus orígenes se remontan al siglo VI a.C., aunque el asentamiento actual data de finales del siglo XIX, cuando el Imperio Otomano fundó aquí una ciudad.

En Akrê conviven kurdos, musulmanes, judíos y cristianos, aunque la población mayoritaria es de origen kurdo. De hecho, Akrê es la capital de las celebraciones de Newroz (el Año Nuevo Kurdo) en el Kurdistán.

Celebraciones del Newroz en Akrê (foto de Kurdistan Chronicles)

Se celebra con un festival en el que algunos jóvenes, vestidos con ropas tradicionales, suben hasta las ruinas en lo alto de las montañas con antorchas para encender el fuego de Newroz.

Si visitas Akrê, no puedes dejar de pasear por su Casco Antiguo, visitar la Ciudadela, el Palacio del Príncipe Zeid, la Gran Mezquita de Akre (con un minarete de 65 metros de altura), la Iglesia de Mariam Al Adra o la Cascada Sipe. Además, en la ciudad hay varios miradores y la cima de la montaña tiene cuevas y ruinas excavadas en la roca.

OTROS LUGARES DE INTERÉS ARQUEOLÓGICO

La lista de lugares interesantes que visitar en Irak es larguísima, pero aquí te dejo tres sitios que seguro te llamarán la atención para visitarlos.

Al-Madain

Gran Arco de Ctesifonte en Al-Madain

Ubicada a orillas del Tigris, la ciudad de Ctesifonte fue una de las ciudades más importantes de los imperios parto y sasánida en la antigua Mesopotamia.

Fue fundada en el siglo II a.C. y se unió a la ciudad vecina formando Seleucia-Ctesifonte, una ciudad cosmopolita en la que convivieron, en distintas épocas, partos, persas, iraníes, babilonios, griegos, judíos, asirios, árabes o turcos.

Más tarde, formó parte del Imperio Romano y del Imperio Bizantino, hasta ser conquistada en el siglo III por el Imperio Sasánida (de origen persa), del que se convirtió en capital. Cayó de nuevo en manos del Imperio Bizantino en el 627 y, 10 años después, fue conquistada por los musulmanes, quienes unieron varias ciudades cercanas formando Al-Madain (que significa “las ciudades”).

Aunque lo vimos en obras, es realmente espectacular

La antigua Ctesifonte sufrió entonces un declive económico y político hasta ser finalmente abandonada. En la actualidad, lo único que queda de la antigua Ctesifonte es el llamado Gran Arco de Ctesifonte (o Taq-i Kisra), que formaba parte del palacio del rey persa Cosroes I y se piensa que era el acceso al salón principal.

Es una gran bóveda de cañón de 25 metros de alto y 50 de ancho, que está considerada como una de las mayores bóvedas del mundo construidas en ladrillo.

Hatra

Templo de Hatra reconstruido en la actualidad (foto de Wikipedia)

Hatra era una antigua ciudad ubicada en la Gobernación de Nínive, a unos 100 kilómetros al sur de Mosul, cuyo periodo de máximo esplendor fue a partir del siglo I a.C., bajo el Imperio Parto. 

Fue destruida por los sasánidas en el siglo III y en la actualidad se pueden visitar las ruinas de la antigua ciudad, entre las que se encuentra la gran muralla circular y el Templo de Hatra.

Los soldados del ISIS utilizaron Hatra como campo de entrenamiento militar y en 2015 quedó prácticamente destruido. En los últimos años, Hatra ha pasado a formar parte del Patrimonio de la Humanidad en peligro de la UNESCO, aunque está siendo restaurada y en la actualidad se puede visitar.

Palacio de Ujaidir

Palacio de Ujaidir (foto de Wikipedia)

Ubicado a unos 50 kilómetros al sur de Kerbala, el Palacio Fortaleza de Ujaidir se construyó en el año 775 durante el Califato Abasí. Es una fortaleza de carácter defensivo con una planta rectangular de gran tamaño, rodeada por un muro y con 4 torres circulares en las esquinas (más otras 40 torres más pequeñas en los muros exteriores).

En su interior albergaba el palacio, un patio, una mezquita, unos baños, un iwan, estancias para el servicio…, siguiendo la tipología de la arquitectura palacial abasí.


Espero que este post de haya animado a descubrir un país tan fascinante como Irak. Y si no te atreves a hacerlo por tu cuenta, échale un vistazo a la web de How I met travel, que organiza viajes en grupos reducidos por Oriente Medio (Omán, Arabia Saudí, Líbano e Irak).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.