España Europa

17 destinos de España recomendados por bloggers de viajes

Cuando pensamos en viajar siempre nos vienen a la mente destinos exóticos y lejanos, y muchas veces se nos olvidan las maravillas que tenemos en España. Escribo este post en un Estado de Alarma que afecta a muchos países del mundo y que tiene a gran parte de la población en cuarentena en su casa. No es momento de viajar, todos lo sabemos, es momento de quedarse en casa y contribuir entre todos a que el coronavirus Covid-19 no siga expandiéndose por el mundo.

Pero ¿qué pasa luego?, ¿qué vamos a hacer cuando se levante la cuarentena y todos podamos salir de casa y lanzarnos a la calle, a abrazar a nuestros seres queridos y a tomarnos nuestra cerveza en el bar de confianza?. ¿Qué pasará cuando los negocios que han tenido que cerrar durante este tiempo vuelvan a abrir?

Seguro que tú, igual que yo, piensas en lanzarte a buscar billetes con Skyscanner en cuanto todo esto termine, y a irte lejos, pero no olvides que también tenemos que pensar un poco en nuestro país… En gastarnos el dinero aquí, en ayudar a recuperarse a los negocios que han tenido problemas por esta crisis, en comer en sitios locales, alojarnos en hoteles en vez de en apartamentos, pagar las entradas a museos y monumentos…

Así que estoy segura de que 2020 será un año en el que muchos de nosotros elegiremos viajar también por España. ¿No sabes por dónde empezar? En este post te damos 17 ideas para viajar por España cuando se acabe la cuarentena.

A CORUÑA – Por Periplos Viajeros

A Coruña es una de esas ciudades con las que es difícil que no te invada la morriña al decirles “adiós”. A un lado el mar, con una playa que hipnotiza y un paseo marítimo que lleva sin remedio a la Torre de Hércules, el faro más antiguo del mundo aún en funcionamiento y Patrimonio de la Humanidad, y sus alrededores. ¿Sabías que cuenta la leyenda que la construyó el mismísimo Hércules tras derrotar al gigante Gerión y su tiranía?

En el mismo recinto hay una gran rosa de los vientos con los grandes pueblos celtas, y un enorme parque escultórico en el que perderse con calma. Un consejo: los bancos que hay frente al mar son el mejor lugar que he encontrado hasta la fecha para leer un buen libro.

Al otro lado de la ciudad está el puerto, con los Cantones y sus grandes galerías que permiten entrar la luz del sol a sus viviendas. Cualquiera de sus calles abren la puerta a vías peatonales y adoquinadas que te permitirán llenar el estómago: un pincho en O Tarabelo y en La Bombilla son imprescindibles.

Y si seguimos hacia el casco viejo de la ciudad será imposible no pasar y maravillarse con la Plaza de María Pita, heroína por antonomasia de la ciudad en la resistencia contra las tropas inglesas en 1589. Esta plaza es la sede del Ayuntamiento, y yo te recomiendo verla también cuando anochece y se ilumina.

Esta plaza es la línea de salida hacia la zona más antigua y tranquila de la ciudad, y para conocerla lo único que puedo pedir es que pasees sin prisa y disfrutes de sus calles, sus iglesias, colegiatas, jardines  y plazas– mi favorita es la de Azcárraga-, siempre con vistas al mar. Puedes terminar, de nuevo, en el paseo del puerto, comenzando esta vez desde el Castillo de San Antón.

Bonus track: unas vistas panorámicas de toda la ciudad desde el Monte de San Pedro. El atardecer siempre es buena hora.

Y querrás volver a Coruña, estoy segura. 

ALBARRACÍN, TERUEL – Por Mi Mundo en una Maleta

Situado en el sur de la provincia de Teruel y rodeado por el río Guadalaviar se encuentra Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España.

Cuando lo visitamos por primera vez pensábamos que tan solo íbamos a pasear por el pueblo, pero nada más lejos de la realidad: Albarracín guarda tesoros en forma de catedrales, retablos medievales o murallas que rodean sus montes.

Albarracín cuenta aproximadamente con unos 1100 habitantes y toda la localidad es Monumento Nacional desde 1961; posee la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes de 1996, y está propuesta por la Unesco para ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la belleza e importancia de su patrimonio histórico.

Te recomendamos visitar la Catedral de Santa María y el Alcázar, además de admirar la Casa Consistorial o la conocida Casa de Julianeta, símbolo de la ciudad. Además de poder pasear por sus calles de entramado medieval en perfecto estado de conservación, en los alrededores tienes unas rutas de senderismo espectaculares, la más cercana y accesible rodea todo el pueblo por abajo mientras paseas bordeando el río.

Te recomendamos hacer noche en el pueblo porque pasear por las solitarias calles con esa iluminación tenue merece muchísimo la pena. Además de eso, no puedes dejar de subir a las murallas, desde donde tendrás unas vistas espectaculares de la sierra de Albarracín.

Ya algo más lejos, a unos veinte minutos en coche, se encuentra la bonita cascada de Calomarde, y muy cerca de la cascada se encuentra la sima de Frías.

Para nosotros; el título de uno de los pueblos más bonitos de España, es más que merecido.

ASTURIAS – Por Callejeando por el Mundo

El occidente de Asturias quizás sea el gran olvidado y el menos publicitado de todas las zonas asturianas. Asturias es mucho más que Picos de Europa, Covadonga y Llanes.

Necesitaría mucho más que unas líneas para hablar de lo maravilloso de esta zona de Asturias pero voy a nombrar solo algunos lugares, que no son ni las mejores ni las más conocidas, pero son las que me vienen a la cabeza: La playa del Silencio, Cudillero, La playa de Cueva, Luarca (con su mirador desde el cementerio, la mesa de los mareantes, el puerto), los miradores desde El Cabo Busto o del Cabo Vidio o Puerto de Vega. Y en el interior, cualquier pueblo es bonito pero yo siempre me voy hacia dos lugares: Muniellos y el Parque Natural de Somiedo.

Somiedo para mi es uno de los tesoros escondidos de mi tierra. Silencioso, verde, lleno de lagos, de pueblos y de los “teitos”. Estoy segura de que ir a Somiedo te dejará como nuevo, te abrirá el alma y te dejará marcado. Es uno de esos lugares que cuando lo visitas una pequeña parte de ti se queda ahí y te vas con la seguridad de que regresarás.

Aunque suene a juego de palabras, visita El Valle del Lago y desde allí camina hacia el Lago del Valle. Podrás contemplar uno de esos paisajes impactantes donde se mezclan el agua del lago con las altas montañas que lo rodean. Es ideal ir por la mañana y hacer un picnic. No esperes encontrar nada más que la naturaleza pura.

Visita también La Pornacal, uno de esos lugares que fue catalogado como Maravilla de España, y no es para menos. Lugares así debemos protegerlos. Y sobre todo, recorre los lagos de Saliencia y no vayas con prisa, seguro que en este lugar encontrarás lo que tanto nos hace falta: tranquilidad y silencio. Estoy segura de que si vas, regresarás.

BARCELONA – Por I am a Passenger

Enclavada entre el Mar Mediterráneo y la Sierra de Collserola, la antigua ciudad de Barcino alberga lugares espectaculares que no sólo la convierten en una de las ciudades más bonitas de España, sino también en el destino ideal para aquellos que somos aficionados a la arquitectura.

Aunque más conocida por sus edificios góticos como la Catedral o la Basílica de Santa María del Mar, y modernistas como la Pedrera, la Casa Batlló o la Sagrada Familia de Antoni Gaudí, en Barcelona se pueden encontrar restos de la antigua ciudad romana, edificios góticos como los que forman la Plaza del Rey (junto a la cual aún hay restos de la antigua muralla romana), el Mercado de la Boquería, la Fundación Tàpies, la Casa de les Punxes de Josep Puig i Cadafalch, o el Palau de la Música Catalana y el Hospital San Pau, ambos obra del arquitecto modernista Lluís Doménech i Montaner.

¿Aún quieres más? En la capital catalana encontrarás obras de diversos estilos y de afamados arquitectos nacionales e internacionales: el Pabellón Alemán de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929, obra de Mies Van der Rohe, la Torre de Collserola, de Norman Foster, la Torre de telecomunicaciones de Montjuic, de Santiago Calatrava, el Museo MACBA, de Richard Meier, o la Torre Glòries (antiguamente conocida como la Torre Agbar), de Jean Nouvel.

Pero no sólo de arquitectura vive Barcelona, también te recomiendo pasear por el Parc Güell, obra de Gaudí, subir hasta el Tibidabo para disfrutar de sus increíbles vistas de la ciudad, visitar el Parc de la Ciutadella, perderte por las callejuelas del Barrio Gótico y por el antaño peligroso Barrio del Raval, hacerte un hueco entre la gente y los puestos de las Ramblas hasta llegar al Monumento a Colón ubicado junto al puerto, dar un paseo por sus playas, buscar el famoso mural del Beso, o descubrir algunas de sus esculturas callejeras, como Mujer y Pájaro de Joan Miró, Cabeza de Barcelona de Roy Lichtenstein o Mistos (Cerillas) de Claes Oldenburg.

¿Qué más necesitas para animarte a visitar Barcelona?

CÁDIZ – Por Mi Mondo Express

Cuando uno piensa en Cádiz, lo primero que se le viene a la cabeza es playa, fiesta y cachondeo. Y sí, ¿por qué no? Cádiz siempre se ha caracterizado por sus gigantescas playas de arena fina, por su interminable oferta de ocio y por supuesto por la  “felicidad” y “cercanía” de sus gentes, por no hablar de su gastronomía y su típico pescaito frito que quita el sentido.

Pero Cádiz es mucho más que eso. Recorrer el casco antiguo de Cádiz es adentrarse en las raíces de una ciudad cuyos más de 3100 años de historia la convierten en la ciudad más antigua de Europa. Visita el Barrio del Pópulo, uno de los barrios más antiguos; pasea por la colorida Plaza de las Flores; saborea el olor a marisco de su Mercado Central; sube a la Torre Tavira, el mirador más alto del casco histórico; o adéntrate en el popular y carnavalesco Barrio de la Viña, uno de los barrios con más esencia de Cádiz.

Pero si hay algo que no te puedes perder es uno de los atardeceres más bonitos que verás nunca desde la Playa de la Caleta, esa misma playa donde Halle Berry sale sensualmente del agua en la película de 007, o el paseo marítimo de la Avenida Campo del Sur, respirando la sal del océano atlántico con la imagen de la Catedral de Cádiz de fondo.

Precisamente es en este paseo marítimo donde son evidentes las similitudes de Cádiz con otra ciudad mucho más lejana, La Habana. Para muchos, andar por aquí es trasladarse al mismo Malecón de la capital cubana. Y es que como dice la canción de Carlos Cano “La habana es Cádiz con más negritos, Cádiz es la habana con más salero”.

Todo esto y más es lo que hace que Cádiz no solo sea uno de los lugares más visitados de España sino que además esté entre los 30 mejores destinos para visitar en 2020 por la Lonely Planet.

CANARIAS – Por Con Algas en la Maleta

Qué voy a decir yo de mis Canarias. Ocho islas que son un pequeño paraíso donde siempre es primavera…

Y es que las Islas Canarias lo tienen todo. Para empezar, unas playas increíbles de arena blanca como la de Maspalomas al sur de Gran Canaria, de arena negra como el Roque de las Bodegas en Santa Cruz de Tenerife y ¡hasta de algas coralinas que parecen palomitas de maíz! Esta última la habrás visto decenas de veces en Instagram porque hace bastante tiempo que se volvió viral. Es la playa del Hierro y se encuentra al norte de la isla de Fuerteventura. Estos rodolitos con forma de roscas o cotufas (así llamamos los canarios a las palomitas) necesitan mucho tiempo para formarse así que, por favor, no te las lleves como souvenir. 

Por otro lado, tenemos una gran variedad de Parques Naturales para los amantes de la naturaleza (no os perdáis el Parque Nacional del Teide en Tenerife o el Parque Nacional de Timanfaya en Lanzarote), pueblos con encanto (a mí me encantan Betancuria en Fuerteventura, Teror y Tejeda en Gran Canaria), gente bonita de carácter y acento dulce… ¡y una gastronomía repleta de contrastes y sabores especiales que no se limitan al plátano y al mojo picón. 

Entre los productos más típicos de las islas se encuentran el millo -o maíz- con el que se elabora generalmente el gofio y que podéis probar de varias maneras: disuelto en leche, en mousses, en bizcochos (por ejemplo, en un queque de plátano y gofio), en pella de gofio o mi favorito, el gofio escaldado. La gastronomía canaria también es famosa por sus quesos con DOP como el Majorero o el Flor de Guía y por sus pescados como la vieja o el cherne. Desde aquí os animo a descubrir las islas a través del paladar, prometo que será un auténtico placer. Y que os sorprenderá.

CANTABRIA – Por Flying with Mamba

Aunque abarque un territorio pequeño, los contrastes y posibilidades en Cantabria son enormes. Además de los pueblos más turísticos como Santillana de Mar, San Vicente de la Barquera, Comillas y Potes, cuenta con otros como Bárcena Mayor, Carmona, Ruente, Liérganes o Cartes. Hay infinidad de pequeños pueblos preciosos por lo que te recomiendo salir un poco de lo turístico y explorar nuevas zonas, seguro que te sorprenden.

En cuanto a las infinitas opciones naturales, podríamos citar las más famosas; Fuente De en Los Picos de Europa, el Valle del Asón con su hermosa cascada y la kilométrica playa de Oyambre, pero además te recomiendo añadir otros lugares no tan turísticos como el bosque de Sequoias, la costa Quebrada o la playa de Pechón. Y si hablamos de cuevas, las más famosas son las de Altamira, aunque también están las del Soplao, Monte Castillo o El Pendo.

Si eliges visitar Cantabria, todo te quedará cerca, es una región que se recorre muy fácilmente y donde en casi cualquier lugar hay algo por ver.

Mis planes favoritos en Cantabria y que no deberías perderte, son:

  • Atardecer en la Playa de Valdearenas de Liencres
  • Un paseo por la bahía de Santander
  • Ir al mirador de la playa de Gerra y ver los Picos de Europa de fondo
  • Ir a la Arnía a dar un paseo y contemplar el Mar Cantábrico
  • Dar un paseo por Comillas y Santillana del mar
  • Cruzar la bahía de Santander en una Regina hasta Pedreña, Somo o la playa del Puntal
  • Conducir por carreteras secundarias para poder ver cantidad de pueblos bonitos y paisajes

GRANADA – Por Estela is travelling

Granada es una de las ciudades más bonitas de España y es famosa sobre todo por la impresionante Alhambra, pero tiene mucho más.

Si la visitas, hay muchos sitios que no te puedes perder, como la Plaza de las Pasiegas, que recibe su nombre por ser el lugar donde las mujeres del Valle del Pas, Cantabria (gentilicio “pasiegas”) daban de mamar a los hijos de las familias bien de la Granada del siglo XIX. La Catedral no puede verse al completo al estar rodeada por las calles de la Alcaicería, así que el mejor lugar para contemplarla es desde esta plaza. La Alcaicería es el antiguo zoco árabe, que funcionaba como mercado donde se fabricaba y se vendía seda y otras mercancías de valor. Hoy es una zona comercial con pequeñas tiendas de souvenirs y artesanía granadina.

No puedes irte de Granada sin visitar la Calle de las Teterías, repleta de teterías ambientadas en la época árabe, tiendas con objetos de cuero o lámparas marroquíes o pasear por la Carrera del Darro, una calle empedrada por donde transcurren las aguas del río Darro. Recorrerla es un regalo para la vista, ya que permite contemplar la Alhambra en lo alto de los bosques que la rodean, así como escuchar el murmullo del río. El Paseo de los Tristes comienza al finalizar la Carrera del Darro y desde aquí se puede disfrutar de vistas de la Alhambra. Recibe su nombre en el siglo XIX por ser el camino por el que pasaba el cortejo fúnebre para llegar al antiguo cementerio de la ciudad.

Y si hay un barrio conocido en Granada es el Albaicín, el antiguo barrio árabe de la ciudad. Las calles son estrechas, las casas pequeñas, cuenta con numerosos aljibes y destaca por las vistas que ofrece de la Alhambra, por lo que hay numerosos miradores:

  • Mirador de San Nicolás: Es el más conocido de Granada y suele estar bastante masificado, así que ármate de paciencia para pillar un hueco donde sentarte
  • Placeta de Toqueros: tienes que pasar por aquí si subes al Albaicín, ya que las vistas de la Alhambra son alucinantes
  • Mirador de los Carvajales: Está mucho menos concurrido, aunque es común encontrar a jóvenes bebiendo o fumando
  • Mirador San Miguel Alto: Está algo alejado, pero merece la pena, pues tienes vistas a la Alhambra y a toda la ciudad

MADRID – Por Aprendizaje Viajero

Lo que más me gusta de Madrid es que creo que sé que ni en 3 vidas podría averiguar todas las historias que esconden sus muros, sus calles, lo que se ve y lo que no.

Una de las últimas que he aprendido tiene que ver con su origen; ¿sabías que, a diferencia de lo que se creyó durante mucho tiempo, Madrid fue fundada como un fortín musulmán al que llamaron Maǧrīţ? Este fortín se situaba en la colina donde hoy puedes visitar el Palacio Real y la Almudena, y es justo en esta zona, al lado de la cripta de la catedral, donde todavía hoy se puede ver un tramo de la antigua muralla musulmana de la ciudad.

Aparte de en este lugar, podemos rastrear el origen musulmán de Madrid en la Plaza de la Puerta Cerrada, en el famoso barrio de la Latina. Si levantáis la vista, veréis que en uno de los muros se puede leer “Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son”.

La primera parte de este mítico lema hace referencia a que el primer asentamiento, Maǧrīţ, se situaba sobre un río subterráneo. Para explicar la segunda parte tenemos que hablar del sílex, material del que estaban hechos los antiguos muros de protección. Cuando las flechas impactaban sobre el sílex de los muros, se producían chispas que por las noches daban la sensación de que la ciudad estaba en llamas.

Ahora que conoces un poco más sobre el origen de Madrid, espero que sigas recorriendola y desentrañando cada uno de sus secretos. ¿Te animas?

MALLORCA – Por Lily Pop

¿Estás pensando en viajar a Mallorca? Te voy a recomendar dos cosas que harán de tu viaje una experiencia totalmente distinta: alquila un coche y ¡no vayas en verano! 

Dicho esto, aquí tienes lo que no te puedes perder de la isla de la calma

Mallorca no es simplemente sol, playa y guiris borrachos. Si pasas un día en Palma, pasea por su empedrado casco antiguo, degusta postres tradicionales en Can Joan de s’Aigo, visita la catedral, cuyo interior te dejará boquiabierto, camina por el paseo marítimo y adéntrate en La Lonja, disfruta de la espectacular panorámica desde Es Baluard y relájate tomando algo en Varadero, admirando la catedral durante la puesta de sol o sube al Castillo de Bellver y deja que la historia te envuelva con vistas al Mediterraneo.

Pero cuidado, Mallorca no es solo Palma, si alquilas un coche, sal temprano hacia Valldemossa y descubre la belleza de la Tramuntana, no dejes de tomarte una coca de patata en Ca’n Molinas y, si te pilla la hora de comer, no descartes un Pa amb Oli con embutido típico de la isla. Sigue camino a Deïà y para en Sa Foradada, un precioso mirador con vistas a su península homónima, a la que se puede bajar con una agradable excursión de unas 2 horas, o visita la impresionante possessió de Son Marroig.

En Deïà da una vuelta por sus históricas calles llenas de cultura que a tantos escritores enamoraron y, si te apetece una excursión, hay una muy sencilla que baja desde el pueblo hasta su preciosa cala. Termina la ruta en Sóller y prueba sus famosos helados o, si lo prefieres, ve hasta Sa Calobra, una icónica cala que seguro te sorprenderá. 

Si optas por una ruta de sol y playa, ve hacia a la zona de Llucmajor y Santanyí, donde encontrarás playas que nada tienen que envidiarle al Caribe. 

SALAMANCA – Por Luggage for Two

Salamanca es una opción perfecta para una escapada de fin de semana. Es una ciudad con un impresionante patrimonio histórico-artístico y con una gastronomía soberbia.

Puedes empezar el día disfrutando de un chocolate con churros en el mítico Café Novelty, lugar de reunión y tertulia de grandes literatos del S.XX. Después, con las pilas bien cargadas, podrás recorrer a pie algunos de los principales emblemas de la ciudad.

Pasear por la Plaza Mayor y viajar en el tiempo a través los distintos personajes históricos presentes en los medallones que la adornan; contemplar la fachada de la Casa de las Conchas e intentar adivinar debajo de cuál de ellas se encuentra el tesoro; subir a las Torres de la Clerecía (Scala Coeli) y contemplar las vistas; acercarte a la antigua Universidad y buscar la calavera con la rana; ver el “Cielo de Salamanca” en el Patio de Escuelas Menores; visitar la Catedral Vieja y la Nueva (¡no te olvides de buscar el astronauta!) y subir a sus torres (Ieronimus); pasear por el huerto de Calixto y Melibea y meterte de lleno en la famosa tragicomedia de Fernando de Rojas, “La Celestina”;  bajar hasta el Puente Romano y cruzarlo para ver las vistas de la ciudad desde la otra orilla; subir por la calle San Pablo hasta el espectacular Convento de San Esteban. Además, si eres amante del arte, te recomendamos añadir a tu itinerario la visita al Museo Art Nouveau y Art Déco Casa Lis.

Si te sobra tiempo y necesitas completar tu fin de semana, quizás te apetezca visitar alguno de los preciosos pueblos de la Sierra de Francia, como La Alberca, Mogarraz o Miranda del Castañar.

¡Ah! Y durante tu estancia no te olvides de nuestra gastronomía y atrévete a probar algunos de los platos y productos típicos de la zona, como la chanfaina, el farinato o el hornazo.

¿Todavía necesitas motivos para venir?

SEGOVIA – Por Viajar y otras pasiones

Buena comida, mucha historia y monumentos únicos en el mundo, a solo una hora de Madrid. Suena bien, ¿verdad? Tanto, que Segovia es Patrimonio de la Humanidad desde el año 1985.

Si por algo es famosa esta pequeña ciudad castellana es por su espectacular Acueducto romano. Se dice que es el mejor conservado del mundo, ¡y estamos seguros de que estar frente a él te va a dejar con la boca abierta! Otro lugar increíble es el Alcázar de Segovia, un castillo de cuento con forma de proa y construido en el valle de la ciudad. El trío de ases de la ciudad lo completa la Catedral, de estilo gótico y conocida como “la dama de las catedrales”. Además, en Segovia vas a poder ver otras iglesias interesantes como la de San Martín, la de San Millán o la de los Santos Justo y Pastor. Si tienes tiempo, te recomendamos también que te des un paseo por la judería y la Plaza Mayor.

Por supuesto, ¡no te puedes ir de Segovia sin probar su deliciosa gastronomía! La estrella es el famoso cochinillo, tierno por dentro y crujiente por fuera, con un sabor que, te prometemos, no vas a olvidar. El menú se suele completar con una sopa castellana o judiones de La Granja y, de postre, ponche segoviano. Como ves, con hambre no te vas a quedar…

Creemos que un día es suficiente para disfrutar de los principales lugares turísticos de Segovia. Aun así, si tienes un fin de semana, ¡mejor que mejor! Podrías aprovechar para darte una vueltecita por algunos de los pueblos más interesantes de la provincia, como La Granja de San Ildefonso, con su Palacio real, conocido como “el Versalles español”; la villa medieval de Pedraza, o Sepúlveda y las Hoces del Duratón.

¿Convencido de que Segovia tiene que estar en tu lista de lugares que visitar en España después de la cuarentena?

SEVILLA – Por Los Vius Viajeros

Sevilla Express con solera: lo que no te puedes perder en Sevilla si sólo tienes un día.

Sevilla, aunque pequeñita requiere para visitarla a fondo 4-5 días, pero si vienes sólo un día esto es lo que te recomendamos.

9:30h. Comenzamos en el Real Alcázar, importante reservar con antelación las entradas sino quieres quedarte sin ellas, ya que tras convertirse en el Reino de Dorne en GOT han aumentado sus visitantes. Este conjunto palaciego por el que dejaron huella romanos, visigodos, árabes y por último cristianos es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

12:30h. A la salida puedes pasear por el Barrio de Santa Cruz, el antiguo barrio judío. La plaza de Santa Marta y el Callejón del agua no te dejarán indiferente.

13:30h. Nos dirigimos hacia la Plaza del Triunfo para ver la Giralda y la Catedral, las joyas de la corona sevillanas. La Giralda comenzó a construirse en el periodo musulmán con la inspiración de la Mezquita Koutoubia de Marrakech y se añadió el campanario tras la reconquista cristiana.

14h. Llega la hora de la cervecita y a los sevillanos nos gusta de pie al sol y rodeados de gente. La Plaza del Salvador es el sitio idóneo. Para llenar el estómago os recomendamos estos clásicos: La Flor de Toranzo, Casa Morales y Barbiana. El broche final lo pondríamos en la cafetería Ofelia Bakery, la heladería Bolas o una copa en la terraza del hotel Fontecruz Seises.

17h. Se terminó el break y comenzamos el paseo por la Avenida de la Constitución en dirección al Parque María Luisa. Dentro del parque encontrarás la Plaza de América rodeada por edificios de la Exposición Iberoamericana de 1929, y la Plaza de España. Esta espectacular plaza de 50.000 m2, tiene forma semi elíptica y simula un abrazo que Sevilla le daba a las antiguas colonias hispanoamericanas durante la Exposición del 29.

19h. Paseamos paralelos al río hacia el puente de Triana, pasando por la Torre del Oro, el teatro de la Maestranza… Cruzamos hacia Triana, paseando por una de sus calles principales, San Jacinto, hasta llegar a la Iglesia de la Estrella.

21h. Tras el paseo, cenaremos en Triana, te recomendamos tapear en Las Golondrinas y si tienes fuerzas, puedes optar por ambiente flamenco de Casa Anselma o por pubs en el Paseo Colón.

SORIA – Por Destino Wanderlust

Soria, la gloria de España.

Dicen que a Soria llegas llorando y te marchas llorando, y razón no les falta. La provincia de Soria está llena de secretos escondidos, como el Monumento Natural de la Fuentona, de pura naturaleza, como el Parque Natural de la Sierra de Urbión y la Laguna Negra, de buena gastronomía como los Torreznos de Soria, de escenarios medievales como Calatañazor o el Burgo de Osma, de un cielo repleto de estrellas donde poder contemplar la Vía Láctea y las constelaciones que la rodean.

Pero también es conocida por joyas como la Capilla Sixtina del Románico en la Iglesia de San Baudelio de Berlanga o por la fortaleza musulmana más extensa de toda Europa, situada en Gormaz. En Soria puedes romper con el mito de que esta provincia no tiene playa y disfrutar en Playa Pita en el Pantano de la Cuerda del Pozo, sentir la magia y el misticismo del Cañón del Río Lobos y conocer la historia heroica del pueblo numantino en Numancia.

Y si aún necesitas más motivos para visitar la provincia de Soria, te dejamos con nuestras recomendaciones gastronómicas, para acabar de conquistarte por el estómago:

  • Los Torreznos de Soria, en El Círculo, en el Burgo de Osma
  • La mejor cerveza artesana en Alquimia de Arevaka en El Burgo de Osma
  • Las mejores carnes sorianas en El Palomar, en Calatañazor
  • Fusión de sabores tradicionales y modernos en el Kiosko, en Soria capital
  • Revuelto de setas en el Balcón del Cañón en Ucero

Llegados a este punto, sólo queda una opción: hacer las maletas y poner rumbo a Soria.

VALDEPEÑAS, CIUDAD REAL – Por Emily Poppins

Nací en un lugar de la Mancha de cuyo nombre sí quiero acordarme, en Valdepeñas. ¡He venido aquí a hablar de mi pueblo! o a hablar de una “muy heroica ciudad”, como le llamamos nosotros. Quizás lo que más te suene de Valdepeñas sea el vino, porque Valdepeñas tiene una denominación de origen propia y una tradición vitivinícola que viene de lejos. No te dejes engañar con lo de que Valdepeñas sea un “pueblo”, porque tiene bastante ambiente y mucha oferta de ocio para disfrutar en una escapada. Y ¡ojo! que tenemos 2 Record Guinness. 

Los platos más típicos son las gachas, las migas y el pisto manchego. Los principales puntos de interés son: la Plaza de España, la iglesia de la Asunción, el Convento y sus 5 museos. Mi favorito es el de Gregorio Prieto, ubicado en una antigua casa manchega donde se expone la obra del autor y cuenta con algunas obras de Picasso, Miró y el retrato pintado más famoso que se conoce de Lorca.

El evento más importante del año son las Fiestas del Vino, que se celebran durante la primera semana de Septiembre, declaradas de interés turístico. Durante esta semana el pueblo entero huele a vino y tienen lugar un montón de actividades gratuitas: catas de vino, visitas guiadas a bodegas, conciertos, etc… Tanto si te gusta el vino como si no (aunque esto no lo digas allí ) te recomiendo vivir estas fiestas aunque sea una vez, es la mejor forma de conocer el carácter de los valdepeñeros.

Además, Valdepeñas está rodeada de otras localidades de gran valor histórico como pueden ser Almagro, Villa Nueva de los Infantes, la espectacular Playa de San Carlos del Valle, el Palacio de El Viso del Marqués o el Castillo de Calatrava. Algo más alejados están los parajes naturales de las Tablas de Daimiel o las Lagunas de Ruidera. Todos ellos muy recomendables para completar tu visita a esta zona de la Mancha.

VALLE DEL LOZOYA, MADRID – Por Mi Mundo Wanderlust

Dicen que uno siempre vuelve a los lugares donde fue feliz, por eso quiero que vengas conmigo a descubrir El Valle del Lozoya en Madrid. He tenido la gran suerte de criarme entre 2 valles, El Valle de la Mantequilla en Soria y éste, del que quiero que te enamores conmigo.

El Valle del Lozoya, a 80 km de la capital, cuenta con un sinfín de parajes que descubrir y en los que relajarte en cualquier estación del año. Rascafría es el pueblo más importante y en él podrás visitar lugares como El Monasterio de Santa María del Paular, El Puente del Perdón, El Bosque Finlandés, La Cascada del Purgatorio, Las Presillas o simplemente perderte entre sus caminos naturales y calles rústicas.

Si tuviera que elegir uno no podría hacerlo, ya que creo que todos ellos forman parte de un círculo que tienes que descubrir. Cierto es que algunos, como La Cascada del Purgatorio, no son viables en cualquier fecha, ya que en este caso se encuentra a 2 horas a pie de excursión desde El Puente del Perdón.

Si te limitas a pasar sólo un día en este maravilloso paraje, te recomiendo que des un tranquilo paseo hasta El Monasterio y visites esa zona, que engloba El Puente del Perdón y el maravilloso Bosque Finlandés que tanto me gusta. A la vuelta, puedes parar junto al Olmo de la plaza y tomarte una cerveza fría mientras respiras aire puro y disfrutas de un vermú en compañía.

Como dato curioso, donde está ese joven olmo antes se encontraba el gran olmo, un árbol con más de 300 años y que era símbolo de todos nosotros pero que en el año 2000 cayó a causa de una gran nevada. Por la tarde puedes coger el coche y recorrer las Cascadas de la Isla, junto al Restaurante Isla y terminar viendo el atardecer en El Mirador de los Robledos, desde el cual podrás descubrir bajo Peñalara la majestuosidad del entorno.

Y para comer, los lugares recomendables son El Boliche en Alameda del Valle, y El Pilón, Caldea y Asador La Abuela en Rascafria.

¡Feliz visita!

VILLA ROMANA LA OLMEDA, PALENCIA – Por Munhecaviajera

La provincia de Palencia es una gran desconocida. Sin embargo cuenta con uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Península Ibérica. Estamos en la Villa Romana de La Olmeda. Bienvenid@!

A 60 kilómetros de la capital palentina se encuentra Pedrosa de la Vega. El destino de esta pequeña localidad cambió en el año 1968 gracias a Javier Cortés, un ingeniero, gran aficionado a la arqueología, que descubrió un enorme mosaico romano en el subsuelo de su casa mientras realizaba obras en la misma.

A partir de este momento Cortés dejó todo y dedicó su vida entera al yacimiento. Durante 12 años financió trabajos de excavación, acondicionamiento y conservación hasta que en 1980 donó su terreno y la propiedad de la villa a la Diputación de Palencia. Gracias a la gran labor de Javier Cortés hoy podemos disfrutar de la Villa Romana de La Olmeda.

Con 4.400 m² de superficie, este increíble yacimiento nos cuenta cómo era la vida en la antigua Hispania romana. Es una mansión del siglo IV d.C., dotada de 35 habitaciones, todas ellas dispuestas en torno a un patio central con peristilo y diversos mosaicos policromados que consiguen emocionar e impresionar a todo aquel que la visita. 

Espero que después de leer estas líneas te entre la curiosidad y decidas conocer la Villa Romana de La Olmeda en Palencia. Te sorprenderá.

  • Web oficial: Villa Romana de La Olmeda
  • Precio: 5 €
  • Horario: martes a domingo de 10:30  a 18:30 h // lunes y festivos cerrado
  • Ubicación: Carretera CL 615, km 55 , carretera PP-2420. Pedrosa de la Vega (Palencia)
  • Plan adicional: la villa se encuentra a 5 kilómetros de La Casa Torcida de Saldaña, uno de los mejores restaurantes de la zona para probar la gastronomía castellana

Espero que este post te haya animado a seguir descubriendo España durante este año. Pero no olvides que, aparte de estos destinos, hay muchos más, el País Vasco, La Rioja, León, Burgos, Zaragoza, Girona, el Pirineo, Extremadura, Córdoba, Valencia, Murcia… ¡No te faltarán ideas para tu próximo destino! ¿Ya sabes cuál vas a elegir?

También puede gustarte...

6 Comentarios

  1. Está claro que este año toca viajar por España ❤️ Seguro que a todos nos quedan rincones increíbles por descubrir 😉
    ¡Mil gracias por contar con nosotros para este post! 😘

    1. Carla dice:

      Gracias a vosotros por participar!! Me ha encantado recopilar toda esta información (y por supuesto me encantará visitar todos estos sitios!!) <3

  2. Genial post! Muchos de los lugares están entre nuestros proximos viajes ya que para este mes de cuarentena teniamos preparado un viaje a Galicia y otro a Tenerife! En mayo queremos ir a Madrid, a ver si ese si q podemos hacerle!
    Nos encanta la parte de Lucía sobre Cantabria! Os esperamos a todos en la tierruca! 💚

    1. Carla dice:

      Yo a Galicia tenía pensado ir, así que espero retomarlo!! Y no me importaría volver a Cantabria!

  3. Este año, con más ganas todavía, toca conocer y dar a conocer cada uno de los destinos increíbles que tenemos en España. La verdad es que tenemos mucha suerte de vivir y ser de este país; de verdad que aquí tenemos lugares que ni nos imaginábamos 😍.
    De esta lista tenía alguno en mente que todavía no conozco (como Albarracín).

    1. Carla dice:

      A mí me quedan muchos de España por conocer, a ver si este año caen algunos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *