África Consejos Marruecos

Guía y consejos para viajar a Marruecos

Mi primera vez en África ha sido en Marruecos, un destino muy cercano a España, con muy buenas conexiones tanto por mar como por aire, y que me ha dejado un sabor agridulce al volver.

Por una parte, me encantó el caos de la Medina de Marrakech, la amabilidad de su gente, tanto en las ciudades como en medio de la nada, la arquitectura de sus edificios más representativos, disfruté pasando una noche en el Desierto del Sahara, visitando Ait ben Haddou y paseando entre miles de años de historia, admiré la naturaleza de las Cascadas de Ouzoud y de la imponente cordillera del Atlas…

Pero por otra, me sentí agobiada constantemente para que comprara y observada de arriba a abajo en algunos pueblos, sufrí viendo a niños pedir en las calles de Marrakech y viendo que el maltrato animal es una constante en el país, me sentí infravalorada por ser mujer y, por primera vez en mi vida desde que empecé a viajar, el último día en el aeropuerto estaba deseando volver a casa.

Plaza Jemaa el-Fna (Marrakech)

Seguro que volveré a Marruecos en el futuro, porque siempre que viajo me quedo con lo bueno y acabo olvidando lo malo, pero por ahora creo que necesito un tiempo para asimilar todo lo que no me ha gustado del país y para convencerme de que tiene muchísimas cosas buenas y de que quiero conocerlas todas.

Nuestra ruta por Marruecos

Durante 8 días estuve recorriendo varios sitios del país en coche con 2 amigas y el novio marroquí de una de ellas. Esto claramente fue una ventaja a la hora de pedir indicaciones, conseguir buenos precios, conducir durante 5 horas por la parte mala de la cordillera del Atlas y no sentirnos inseguras las 20 veces que nos perdimos en la Medina de Marrakech.

Nuestro planning cambió un par de veces durante el viaje y finalmente fue:

  • Día 1 – viernes 23 de marzo: Vuelo Madrid – Marrakech. Noche en Marrakech
  • Día 2 – sábado 24 de marzo: Marrakech. Noche en Marrakech
  • Día 3 – domingo 25 de marzo: Valle de Ourika y Marrakech. Noche en Marrakech
  • Día 4 – lunes 26 de marzo: Cascadas de Ouzoud y trayecto en coche por el Atlas. Noche en Ouarzazate
  • Día 5 – martes 27 de marzo: Ait ben Haddou y Ouarzazate. Noche en Ouarzazate
  • Día 6 – miércoles 28 de marzo: Ouarzazate y trayecto en coche hasta Zagora. Noche en Zagora
  • Día 7 – jueves 29 de marzo: Trayecto en coche desde Zagora hasta Merzouga y excursión hasta el desierto. Noche en el Sahara
  • Día 8 – viernes 30 de marzo: Trayecto en coche desde Merzouga hasta Ouarzazate con paradas en algunos pueblos de la zona. Noche en Ouarzazate
  • Día 9 – sábado 31 de marzo: Trayecto en coche desde Ouarzazate hasta Marrakech. Vuelo Madrid – Marrakech
Cascadas de Ouzoud

Consejos generales para viajar por Marruecos

Pasaporte y visado

  • Para viajar desde España no se necesitan visados si la estancia es inferior a 90 días, tan sólo un pasaporte con vigencia de más de 3 meses
  • Aún así, en el aeropuerto hay que rellenar un documento para aduanas, tanto al entrar en el país como al salir. Mi recomendación es que cojáis 2 cuando aterricéis y así lo tendréis ya para el vuelo de vuelta

Vacunas y seguro

  • Desde España, no hay vacunas obligatorias para viajar a Marruecos, pero ante la duda, os podéis informar en el Centro de Vacunación Internacional de vuestra ciudad
  • Si que os recomiendo llevar un seguro privado, yo tengo un seguro médico que me cubre en el extranjero, pero si no lo tenéis, contratad un seguro de viaje para los días que estéis visitando el país, ya que la sanidad allí es de pago

Dinero

  • Podéis sacar dinero en los cajeros automáticos del aeropuerto, donde os cobrarán una comisión bastante alta, como en cualquier país; esto es recomendable si vas a coger un taxi para ir al centro de la ciudad, ya que probablemente no acepten euros
  • Si tenéis la tarjeta Bnext, podréis sacar en cualquier cajero sin comisión, y si no la tenéis, recibiréis 5€ al hacérosla a través de este link
  • Si lleváis dinero en efectivo, podéis cambiar en las ciudades, en la Poste (Oficinas de Correos) o en una oficina bancaria, llevando el dinero en efectivo y el pasaporte. En ambos sitios tienes el cambio que te van a aplicar en la propia oficina y, si como yo, envías postales de tus viajes, en la Poste también podrás comprar sellos y enviar las postales desde allí
  • Para calcular el cambio, pensad que 10 dirham (MAD) es algo menos de 1€, 100 dirham casi 10€, etc. De esta manera podréis calcular los precios rápidamente y evitar que os cobren de más en restaurantes, zocos, etc.
  • En muchos sitios no aceptan tarjetas, por lo que llevad todo el dinero en efectivo. Si que es posible pagar con tarjeta en hoteles y restaurantes grandes, pero no penséis que es como Europa, donde puedes pagar con tarjeta en todas partes
  • Las propinas no son obligatorias, y os recomiendo pagar con el dinero exacto siempre que podáis, ya que muchas veces no os devolverán el cambio y se lo quedarán como propina
Ksar de Ait Ben Haddou

El idioma

  • El idioma oficial es el árabe, pero casi todo el mundo habla francés y no es difícil encontrar gente que hable español o inglés, sobre todo en hoteles y restaurantes. Además, en los zocos os daréis cuenta de que, cuando quieren, hablan cualquier idioma para convenceros de que entréis en su tienda. Escucharéis frases como “Sólo mirar” o “Más barato que en España” prácticamente a diario

Seguridad

  • Marrakech es una ciudad segura, la policía turística está por todas partes (tanto vestida de uniforme como de incógnito) y las penas para los que roban a turistas son demasiado elevadas como para que se arriesguen a robarte. Yo iba con una mochila pequeña en la espalda y ni siquiera en los zocos tuve problemas
  • Sin embargo, una noche noté algo cerca de la plaza Jemaa el-Fna y cuando me di la vuelta vi un niño salir corriendo y que el bolsillo pequeño de la mochila estaba abierto, aunque no me llegaron a quitar nada (en ese bolsillo sólo llevaba cacao y chicles). Desde ese día lo que hice fue atar las cremalleras del bolso con una goma para que al menos tuvieran que hacer un esfuerzo para abrirme la mochila, y en los pueblos, cuando había mucha gente, la llevaba delante

Costumbres

  • Es un país musulmán que, en teoría, no vende alcohol, sin embargo no es imposible encontrarlo. Tened en cuenta que los locales no pueden vender alcohol en sitios desde los que se vea la mezquita, sólo se encuentra en los sitios en los que ponga “Bar” o en algunos hoteles tipo resort
  • A pesar de que ellos van tapados (incluso con jersey y gorro de lana a casi 30 grados), como turistas podéis vestir como queráis, aunque os mirarán seguro. Yo llevé vaqueros, pantalones anchos y faldas largas y camisetas de manga corta, perfectas para la temperatura que hacía, aunque en algunos momentos a mediodía pasé calor… Vi chicas con camisetas de tirantes, shorts o faldas cortas, que no tuvieron ningún problema, ni en Marrakech ni en los pueblos del desierto
  • Aun yendo bastante tapada, en los pueblos yo me sentía muy observada por ser rubia, lo cual me resultaba bastante incómodo, así que si creéis que eso os puede molestar, evitad id con la ropa que llevaríais aquí a la playa
  • Es un país que funciona muy lento. Nosotros hemos llegado a esperar una hora a que nos sirvieran la comida, y eso que el restaurante estaba prácticamente vacío, así que no contéis con comer rápido en media hora, porque es imposible
Palacio Badi (Marrakech)

Los baños públicos

  • Los baños públicos son un mundo. Hasta hace unos años prácticamente todos eran letrinas, pero ahora lo normal será que encontréis al menos un retrete normal, aunque si hay varios, la mayoría siguen siendo letrinas
  • Generalmente hay una persona a la entrada del baño a la que hay que pagar, en teoría para garantizar la limpieza de los baños, que haya papel, jabón, etc., pero no siempre es así. Si no les pagáis (1 o 2 dirham por persona) os gritarán, pero sinceramente, si el baño da asco, no hay papel, ni jabón, lo de pagar por mear me parece un robo
  • Os recomiendo llevar siempre en el bolso o mochila toallitas y kleenex, porque incluso en los restaurantes hay veces que no hay papel ni jabón en los baños

La gastronomía

  • Si os gusta probar la gastronomía tradicional de los países que visitáis, tendréis muchísimas opciones, desde las más tradicionales a las más elaboradas. Marruecos tiene platos para todos los gustos, como tajín, cous cous, pastille, harira, dulces marroquís, el famoso té de mental…
  • Si como yo, sois especialitos para comer y de estómago delicado, pedid siempre platos ligeros y sin especias y, si optáis por descartar la comida típica, tendréis que conformaros con bocadillos, pizzas y pasta, ya que no hay más comida internacional
  • Para calcular si un restaurante es caro o barato, fijaos en el precio del tajin (unos 60 dirham) y de la pizza Margarita (sobre los 35 dirham)
  • Si sois vegetarianos, que sepáis que tenéis un montón de opciones, una de mis amigas es vegetariana y estaba encantada de poder comer en todas partes sin tener que pedir nada especial
Desierto del Sahara

Cómo moverse por Marruecos

  • Si vais a coger un taxi fijaos en que hay dos modelos distintos. El Petit Taxi es un coche tipo berlina, con capacidad para 3 pasajeros, que circula sólo dentro de la Medina, no salen nunca de la ciudad; según entréis en el taxi, podéis acordar el precio con el taxista o bien funcionar con taxímetro, pero no paguéis más de 20-30 dirham por trayecto.
  • El Grand Taxi es un coche más grande con un máximo de 6 plazas que generalmente es compartido. Pueden cobrarte por las 6 plazas (aunque seáis 4 pasajeros) o cobrarte por plaza, pero tendréis esperar a que el taxi se llene y hacer el trayecto con más gente; estos taxis son los que se usan para ir de una ciudad a otra o para hacer excursiones y no deberíais pagar más de 100 dirham por trayecto (acordad el precio si vais a hacer una excursión fuera de la ciudad)
  • Tened en cuenta que podréis regatear el precio siempre que haya varios taxis en la parada, si es el único que hay, el taxista tiene todas las de ganar y si no aceptáis el precio os tocará caminar o esperar a que llegue otro taxi

Algunos consejos para visitar Marrakech

  • Marrakech es una de las principales ciudades de Marruecos y es quizá una de las más fáciles para empezar a descubrir este país
  • Dentro de la Medina prácticamente no entran los coches, ya que muchas calles son muy estrechas, pero está plagada de motos que van a lo loco por todas partes, es muy agobiante y más de una vez estuvimos a punto de ser atropellados. Además, entre peatones, motos, burros, bicis, etc. a veces apenas hay sitios para caminar
  • El zoco de Marrakech abre desde primera hora de la mañana hasta la noche y vende todo lo que puedas imaginar: bolsos, lámparas, dulces, ropa, platos, alfombras… Entraréis varias veces para ir de un lugar a otro de la Medina y os perderéis en las callejuelas intentando ir de un lugar a otro
  • Si queréis comprar en el zoco, no olvidéis regatear, en Marruecos, como en muchos países, el regateo es una costumbre prácticamente obligatoria. Aunque os cueste al principio, tened en cuenta que, si no regateáis, os estarán timando con el precio
  • Aunque el zoco está en pleno centro, una de las noches, volviendo al riad después de cenar, nos encontramos con que estaba cerrado y las calles prácticamente desiertas, lo cual nos creó bastante inseguridad, así que evitad pasar por el zoco una vez que las tiendas han cerrado

Consejos para viajar al Desierto del Sahara

  • Si en vuestro viaje por Marruecos vais a ir hasta el Desierto del Sahara, no dejéis de leer este post, Dormir en el Desierto del Sahara, con mi experiencia, consejos, recomendaciones, etc.
Kasbah Taourirt (Ouarzazate)

El vuelo de vuelta

A hora de volver, llegad al aeropuerto al menos 3 horas antes. Nosotras llegamos con algo más de 2 horas y por poco perdemos el vuelo.

Tanto al llegar como al iros, hay que rellenar un documento de aduanas; es un papel pequeño en el que tenéis que rellenar vuestros datos personales, el lugar donde los alojáis y la fecha de entrada y salida del país (la que corresponda en cada momento).

Os recomiendo llevar un boli en el bolso y coger 2 documentos al llegar a Marruecos, uno para la entrada al país y otro para la salida. Así, ya lo llevaréis rellenado para el vuelo de vuelta.

Tened en cuenta que hay que pasar hasta 8 controles hasta subirse al avión, entre controles de maletas, de pasaportes, de billetes, etc. Los que os llevarán tiempo son:

  • Aunque hayáis hecho el check in online y llevéis el billete impreso, tenéis que pasar por el mostrador de facturación para que os sellen el billete y lo cotejen con el pasaporte. Aunque Ryanair te diga que puedes volar con el billete electrónico, tendrás que pasar por el mostrador de facturación, y si no lo llevas te harán unos billetes a mano (con papel y boli). Esto es debido a que no tienen lectores de código para hacerlo de manera electrónica
  • Una vez que hayáis pasado por el mostrador y os hayan sellado el billete impreso o entregado el que hacen a mano, tendréis que pasar por el control de maletas. Tened en cuenta que os echarán para atrás si no habéis pasado primero por el mostrador de facturación, así que no lo intentéis
  • Después tenéis que pasar el control de pasaportes, donde os pedirán el papel de aduanas y os pondrán el sello de salida. Aquí tuvimos un momento de crisis porque, por un lado, el policía dejó que un señor se me colara cuando yo estaba primero (claramente por ser él hombre y yo mujer) y porque a mi amiga no le dejaron pasar, ya que su sistema tenía registrada una entrada en coche al país pero nunca registraron la salida, por lo que tuvo que volver a salir, ir a Aduanas, pedir un sello de salida en coche y volver a pasar todos los controles. Todo esto al ritmo de Marruecos, que es mucho más lento que al que estamos acostumbrados en España. Llegamos a la puerta de embarque por los pelos, y luego nos dimos cuenta de que mucha gente también venía corriendo desesperada porque, como os digo, se tarda muchísimo en pasar todos los controles

Así que, si no queréis perder el vuelo de vuelta, estad en el aeropuerto con 3 horas de antelación.


Espero que os sirva este post como guía para viajar a Marruecos. Recordad que en el blog tenéis también información sobre todo lo que ver en Marrakech y sobre mi experiencia durmiendo en el Desierto del Sahara.

También puede gustarte...

6 Comentarios

  1. a mi me enamoro Marruecos, ya lo sabes! 😉

    1. Carla dice:

      Yo me vine con varias cosas negativas, pero me gustó mucho y lo positivo es mucho mayor!!

  2. Mi llegada a Marrakech fue un puntazo! Nada más llegar a la zona de los taxis del aeropuerto, dos taxistas se pelearon entre ellos por llevarnos pero gritando y todo de bastante mala leche. Al final cogimos otro que recién llegaba.

    1. Carla dice:

      ¿En serio?, madre mía… Yo tuve suerte que íbamos con un chico de allí que lo controlaba más, porque la verdad es que es un caos, jajaja…

  3. Un post muy completo y que me ha traído grandes recuerdos.

    Ya sabes que a mí Marruecos me encanta, aunque está claro que no todo es positivo ni que a todos tiene por qué gustarnos lo mismo…

    También he vivido esa sensación agridulce con otros destinos y te entiendo perfectamente… aunque habrá que dar una segunda oportunidad dentro de un tiempo! 😉

    Un besote!

    1. Carla dice:

      ¡Muchas gracias!
      Yo le daré una segunda oportunidad seguro! Hay mucho que me ha gustado y creo que el país tiene lugares increíbles que quiero conocer!
      Respecto a la sensación agridulce, yo es la primera vez que la he tenido, pero creo que es algo normal entre la gente que viaja, siempre hay algo que te gusta menos…
      Besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *