Europa, Londres, Reino Unido

Qué ver en Londres: imprescindibles de la capital británica

Qué ver en Londres: imprescindibles de la capital británica

Londres fue mi primer viaje por libre con amigas. Teníamos apenas 20 años, no existían los smartphones, si te perdías por la calle tenías que preguntar y nuestra fiel compañera de viaje mientras estuvimos allí fue la guía Lonely Planet.

Después de ese primer viaje, he vuelto a Londres otras dos veces, y tengo claro que habrá algunas más. Y es que me queda mucho Londres por descubrir…

¿Te vienes a recorrer Londres? En este post te cuento cuáles son los lugares imprescindibles que tienes que visitar en tu viaje a la capital británica (que por cierto, debería durar un mínimo de 4 o 5 días, ¡Londres es enorme!).

¡Vamos a descubrir Londres!

VISITAS IMPRESCINDIBLES

Empecemos por los sitios más emblemáticos de la ciudad y que no te puedes perder en tu primer viaje.

Si quieres recorrerlos con una persona que te explique cada uno de los sitios y así poder enterarte de todo, puedes hacer este Free Tour por Londres. Dura 3 horas, se hace con guía en español y recorre los lugares imprescindibles de la ciudad.

Palacio de Westminster

Casas del Parlamento con el famoso Big Ben

El Palacio de Westminster es más conocido como las Casas del Parlamento (The Houses of Parliament), ya que alberga las cámaras que componen el Parlamento Británico. Forma parte de un conjunto arquitectónico que también incluye la Abadía de Westminster.

Se construyó sobre los restos de un antiguo palacio medieval que, durante siglos, sirvió como residencia de los monarcas británicos. Tras un primer incendio en el siglo XVI, el edificio fue reconstruido para albergar el Parlamento.

Tras volverse a incendiar a principios del siglo XIX, se reconstruyó de nuevo, en estilo neogótico, y la parte más antigua que se conserva es el Salón Westminster, construido en 1097. Durante la Segunda Guerra Mundial quedó parcialmente destruido, pero se reconstruyó manteniendo el estilo arquitectónico original.

El Parlamento se puede visitar los sábados y durante los meses de verano.

Big Ben

Aunque se conoce con este nombre a la torre del reloj del Palacio de Westminster, su denominación oficial es Elizabeth Tower (aunque hasta 2012 se llamó Clock Tower). Big Ben es el nombre de la campana ubicada dentro de la torre.

Es uno de los símbolos de Londres y se construyó en 1858 en estilo neogótico. Mide 96 metros de altura y es una de las torres que forman parte del Palacio de Westminster.

Abadía de Westminster

Fachada lateral de la Abadía de Westminster (foto de Lily in Wanderland)

Es uno de los edificios que forma parte del conjunto del Parlamento de Londres. Construida en estilo gótico, se levanta sobre una antigua abadía románica y sus torres son de principios del siglo XVIII. La Abadía de Westminster es de culto anglicano.

Es el lugar en el que se celebran las coronaciones de los monarcas británicos, además de albergar las tumbas de numerosos miembros de la familia real, aristócratas y otras personalidades (músicos, escritores, políticos, científicos, etc.

En su interior destacan varios espacios como los claustros, la Sala Capitular, la capilla conocida como Lady Chapel, el Trono de San Eduardo o el llamado “rincón de los poetas”.

Aparte de la abadía, en Londres existe la Catedral de Westminster, de culto católico. Es el principal templo católico de Inglaterra y Gales y se ubica muy cerca de la estación Victoria. Es de estilo neorrománico y neobizantino y se terminó de construir en 1903.

Piccadilly Circus

Los famosos carteles luminosos de Picadilly Circus

Salvando mucho las distancias, podríamos decir que Piccadilly Circus es el Times Square de Londres. Está en el centro de la ciudad, destacan sus carteles luminosos y es uno de los lugares más animados de Londres, tanto de día como de noche.

Además de sus carteles luminosos, destaca la Fuente de Eros, cuyo nombre real es Shaftesbury Memorial Fountain. Pero además en esta zona encontrarás restaurantes, tiendas, teatros, y una amplia oferta de ocio en pleno West End londinense.

Sin duda, uno de los lugares imprescindibles que ver en Londres.

Torre de Londres

Torre de Londres

Construida a principios del siglo XI bajo el reinado de Guillermo I el Conquistador, la Torre de Londres es uno de los emblemas de la capital británica.

En realidad la Torre de Londres es un conjunto formado por varios edificios y patios, rodeados por una muralla, entre los que destaca la Torre Blanca, el edificio más antiguo del complejo. 

A lo largo de su historia, la torre ha servido como residencia real, fortaleza, armería e incluso como prisión. Y es que durante casi 1000 años, aquí fueron encerrados todos aquellos que se oponían al monarca, entre ellos la reina Ana Bolena, el escritor Tomás Moro o el líder escocés William Wallace.

En la actualidad, es una de las principales atracciones turísticas de Londres, y está custodiada por los Beefeaters, que viven en la torre con sus familias. También es el lugar de residencia de 6 cuervos, que viven mejor que muchos de nosotros, ya que se piensa que si estos cuervos algún día desaparecen, caerá la torre y, con ella, la monarquía.

St. Paul’s Cathedral

Exterior de la Catedral de San Pablo (foto de Lily in Wanderland)

La Catedral de San Pablo es la catedral anglicana de Londres. Con sus 110 metros de altura, es la segunda catedral más grande del mundo (por detrás de San Pedro del Vaticano). 

Se construyó a finales del siglo XVII, en estilo barroco, y es la obra maestra de Christopher Wren, arquitecto encargado de la reconstrucción de Londres tras el Gran Incendio de 1666. Se levantó sobre la Antigua Catedral de San Pablo, de estilo gótico, que quedó destruida tras el incendio. Esta catedral, a su vez, se había construido sobre otros edificios religiosos.

Es un edificio sobrio en el que destaca su imponente cúpula, que llega hasta los 85 metros de altura y a la que se puede subir para disfrutar de las vistas de la ciudad.

En su interior destacan los frescos pintados en el techo y la cripta, en la que están enterrados personajes clave de la historia de Inglaterra, como el almirante Nelson o el político Winston Churchill.

Hyde Park

Hyde Park en otoño (foto de Lily in Wanderland)

Es uno de los mejores parques de Londres. Fue creado por orden del rey Enrique VIII a principios del siglo XVII y se convirtió en un lugar muy popular entre la población londinense.

Cobró gran importancia a partir de 1851, con la celebración de la Gran Exposición, para la que se construyó el Palacio de Cristal (que por desgracia fue retirado al terminar el evento).

Desde su creación, Hyde Park ha sido escenario de duelos, desfiles, exposiciones, manifestaciones, conciertos… y desde 2007 es el lugar en el que se instala el festival navideño Winter Wonderland.

Uno de los lugares más destacados del parque es el llamado Speakers’ Corner. Ubicado en la esquina noreste de Hyde Park (cerca de Marble Arch), ha sido escenario de discursos, debates, manifestaciones, protestas… desde 1872. Se puede hablar de cualquier tema, por controvertido que sea, siempre que no viole la ley.

Otros parques de Londres que te pueden gustar son: Regent’s Park, St. James’ Park (donde se ubica el Palacio de Buckingham) o Kensington Gardens.

Buckingham Palace

Fachada del Palacio de Buckingham

El Palacio de Buckingham es la residencia de la familia real británica desde 1837, año en que la reina Victoria decidió convertirlo en residencia real.

Se construyó a principios del siglo XIX, en estilo neoclásico, aunque ha sufrido algunas reformas a lo largo del siglo XX, especialmente después de ser bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial.

A lo largo del año puedes disfrutar del Cambio de Guardia, que tiene lugar a las 11.00 frente a la entrada principal del palacio. Eso sí, ten en cuenta que sólo durante un par de meses se hace el cambio de guardia a diario. La mayor parte del año se hace cada dos días.

En este link puedes consultar los horarios del cambio de guardia del Palacio de Buckingham, la Torre de Londres, etc. 

Trafalgar Square

Ubicada frente a la National Gallery (uno de los mejores museos de la ciudad), esta plaza conmemora la victoria de la Armada Británica en la Batalla de Trafalgar.

En el centro de la plaza destaca la Columna de Nelson, levantada en honor al almirante que estaba al mando de la Armada Británica. Está construida en granito y el conjunto está formado por una columna de casi 50 metros de altura, coronada por una estatua del almirante y rodeada por cuatro leones de bronce.

Además, entre la columna y el museo hay dos grandes fuentes que se iluminan por la noche.

London Eye

La noria London Eye junto al Támesis

La London Eye (o Millennium Wheel) es una noria de 135 metros de altura ubicada al sur del Támesis. Se inauguró en el año 2000 y desde entonces se convirtió en una de las atracciones turísticas más populares de Londres.

Está formada por 32 cabinas (que representan los 32 boroughs de Londres). En cada una de ellas cabe un máximo de 25 personas, y la duración del recorrido es de 30 minutos.

Sin duda, uno de los mejores miradores para disfrutar de Londres desde las alturas. Eso sí, como (casi) todo en esta ciudad, no es barato: subir a la noria tiene un precio de £27 (unos 32€).

The Shard

Vista nocturna de The Shard (foto de Lily in Wanderland)

Este rascacielos de casi 310 metros de altura se ubica en el Southwark londinense, junto a la estación de metro London Bridge. Fue diseñado por el arquitecto italiano Renzo Piano (uno de los arquitectos del Centro Georges Pompidou de París) y se inauguró en 2012.

Es una torre con forma piramidal, revestida en cristal, que alberga un hotel, oficinas, comercios, residencias privadas, restaurantes y un mirador en la planta 72, el más alto de Londres.

De nuevo, disfrutar de las vistas desde The Shard no es barato, ya que la entrada al mirador cuesta £25 de martes a jueves y £39 de viernes a domingo.

LOS PUENTES MÁS FAMOSOS DEL TÁMESIS

El río Támesis divide la ciudad en dos orillas, norte y sur, y existen 33 puentes para poder cruzarlo. El más antiguo es el Richmond Bridge, construido en 1777, y el más reciente el Millennium Bridge, cuya construcción se terminó en el año 2002.

Obviamente no tendrás tiempo de cruzarlos todos en tu primer viaje, pero hay algunos que no te puedes perder.

Tower Bridge

Tower Bridge, un emblema de Londres (foto de Lily in Wanderland)

Es el puente más famoso de Londres y cruzarlo caminando es algo que tienes que hacer si o si durante tu viaje. Se inauguró en 1894 y se encuentra junto a la Torre de Londres (de ahí su nombre, aunque mucha gente lo confunde con el London Bridge).

Está construido en estilo neogótico y es a la vez puente basculante y puente colgante. Varias veces a la semana, el puente se levanta para dejar pasar a barcos grandes, cruceros, etc. 

Se puede cruzar a pie o en coche y además, existe la opción de visitarlo por dentro. Las torres y la pasarela que las une albergan una exposición que muestra cómo funcionaba el sistema de elevación del puente, además de una exposición fotográfica sobre el mismo.

Westminster Bridge

Puente de Westminster junto al Big Ben

Se inauguró en 1862 para sustituir a un antiguo puente del siglo XVIII (el 2º que se construyó en Londres, tras el London Bridge). Su nombre se debe a que se ubica junto al Palacio de Westminster y el Big Ben, y desde aquí se disfruta de unas vistas preciosas de este edificio.

Tiene 7 arcos, está construido en metal y tiene detalles góticos obra de Charles Barry (el arquitecto del Parlamento). Destaca por su color verde, el mismo de la tapicería de los asientos de la Cámara de los Comunes, ubicada en la zona del palacio más cercana a este puente.

Millennium Bridge

Aunque la foto sea antigua y de mala calidad, las vistas del Millenium Bridge y la Catedral de San Pablo son preciosas

Inaugurado en el año 2000, es el último de los puentes construidos sobre el Támesis. Une la Catedral de San Pablo con la Tate Modern y el teatro The Shakespeare’s Globe y desde él se disfruta de vistas espectaculares de la catedral. 

A diferencia de los puentes anteriores, éste es exclusivamente peatonal y desde su inauguración ha recibido el nombre de Wobbly Bridge, ya que su estructura se balanceaba cuando los peatones cruzaban. Es por ello que se tuvo que reparar y no se reinauguró hasta 2002.

Otros puentes interesantes

  • London Bridge
  • Southwark Bridge
  • Blackfriars Bridge
  • Vauxhall Bridge
  • Charing Cross Rail bridge
  • Waterloo Bridge
  • Lambeth Bridge

MUSEOS DE LONDRES

Para los amantes del arte, viajar significa visitar algún museo. Además, en Londres se encuentran 2 de los museos que se deben visitar al menos una vez en la vida, así que elige al menos uno y no dejes de visitarlo.

British Museum

Interior del British Museum (foto de Unsplash)

El Museo Británico de Londres se inauguró a mediados del siglo XVIII, aunque el edificio actual es de casi un siglo después. En la parte central destaca el Gran Atrio de Isabel II (obra del arquitecto Norman Foster), en el que se encuentra la sala de lectura del museo.

Es un museo de antigüedades. Tiene importantes obras de arte griego, romano y egipcio; de hecho, su colección de arte egipcio es la segunda más importante del mundo, por detrás de la del Museo Egipcio del Cairo.

Algunas de sus principales obras son: La Piedra Rosetta, los Mármoles del Partenón de Atenas, el Monumento de las Nereidas del Mausoleo de Halicarnaso, el Busto de Ramsés II, la Cabeza de Amenhotep III, la Serpiente Azteca de dos cabezas…

¿Lo mejor de todo? La entrada al museo es gratuita, un plan perfecto para viajeros con poco presupuesto.

National Gallery

Una de las salas de la National Gallery (foto de la web del museo)

Se inauguró a principios del siglo XIX, pero la fachada de Trafalgar Square es lo único que se conserva del edificio original. 

Es el único museo de la ciudad que expone únicamente pintura, con obras de artistas desde el siglo XIII hasta el XX, principalmente extranjeros, ya que las obras de artistas británicos se exponen en la Tate Britain. 

Algunas de sus principales obras son: La Venus del Espejo de Velázquez, La Virgen de las Rocas de Leonardo da Vinci, Los Girasoles de Van Gogh, El Matrimonio Arnolfini de Jan Van Eyck, Venus y Marte de Botticelli, Un baño en Asnieres de George Seurat…

Al igual que el British Museum, la entrada es gratuita, sólo algunas exposiciones temporales son de pago.

Otros museos interesantes

  • Tate Modern
  • Tate Britain
  • Victoria and Albert Museum
  • Museo de Historia Natural

MERCADOS

No puedes visitar Londres sin ir a ver alguno de sus mercados y mercadillos. Forman parte de la esencia de la ciudad y te aseguro que disfrutarás mucho del ambiente y de las cosas que venden: ropa de segunda mano, vinilos, antigüedades, flores, comida exótica… ¡y mucho más!

Aunque hay muchos mercados en Londres, te voy a recomendar los que yo conozco.

Camden Lock

Camden Lock, el mercado más famoso de Londres

Ubicado al norte de Regent’s Park, en el barrio de Camden Town, es el mercado más conocido de Londres. Y por ello también uno de los más visitados… 

A lo largo de Camden High Street irás viendo tiendas que venden artículos vintage, discos de vinilo, joyas, calzado… hasta llegar a Camden Stables Market, ubicada en un antiguo hospital de caballos que alberga algunos de los principales puestos del mercado.

Covent Garden Market

Exterior del Covent Garden Market

Se ubica en el barrio de Covent Garden, muy cerca de la National Gallery, una de las zonas más animadas de Londres. Es un mercado dividido en dos partes.

Por un lado el Apple Market, en el interior del edificio, donde podrás comprar antigüedades, productos artesanales, joyas, comida… Y por otro, el Jubilee Market, ubicado en el exterior (aunque cubierto) que vende artesanía, artículos de coleccionismo e incluso souvenirs.

Borough Market

Borough Market, al sur del Támesis

Nos vamos hasta el sur del Támesis para visitar Borough Market, un mercado cubierto, de estilo art déco, ubicado bajo las vías de tren que llegan a la estación de London Bridge. 

Tiene más de 100 puestos en los que se vende exclusivamente comida, tanto local como internacional: podrás comprar comida cocinada, frutas, quesos, carnes, pescados…

Además, si eres fan de “El Diario de Bridget Jones” no puedes dejar de visitarlo, ya que junto al mercado se encuentra The Globe Tavern, en el edificio donde, en teoría, vivía la protagonista.

Portobello Road Market

Una de las imágenes más características del mercado de Portobello Road

Se encuentra en Notting Hill, uno de los barrios más bohemios de Londres, en el que se suceden cafeterías con encanto, restaurantes de alta cocina, tiendas vintage, boutiques de lujo…

El mercado de Portobello Road sólo se celebra los sábados y se divide en tres partes. Primero, una zona de antigüedades, después varios puestos de ropa, joyas, objetos decorativos… y, por último, una zona donde comprar comida.

Old Spitalfields Market

Old Spitalfields Market (foto de Lily in Wanderland)

Ubicado en Shoreditch, al norte de la City de Londres, es un gran mercado cubierto en el que podrás encontrar ropa, antigüedades, bisutería, sitios para comer… Abre de lunes a domingo y es el mercadillo perfecto para un día de lluvia.

Se ubica en un conjunto de edificios victorianos construidos a finales del siglo XIX y que se reformaron en 2017. Además, este barrio está lleno de arte callejero y restaurantes internacionales, ¡te encantará!

Brick Lane Market

Uno de los mercados que conforman Brick Lane Market

Se encuentra a pocos minutos andando de Old Spitalfields Market, en la calle Brick Lane y alrededores. Los puestos del mercado se distribuyen en la calle y en el interior de algunos edificios, y en ellos podrás comprar ropa, muebles, artesanía, antigüedades, arte… ¡y por supuesto comida!

Abre todos los días, aunque la parte del mercadillo callejero sólo está abierta los domingos, así que no dudes en despedir la semana haciendo una visita a este barrio para visitar Brick Lane y Old Spitalfields Market.

BARRIOS POR LOS QUE PERDERTE

Ya casi estamos, pero aún me quedan algunos sitios que recomendarte… Y es que no puedes marcharte de Londres sin visitar algunos de sus barrios y calles más conocidos. ¡Toma nota!

SoHo

Chinatown en el SoHo londinense

Además de ser el centro de la comunidad LGTB de Londres, el Soho es uno de los mejores barrios de la ciudad para tomar algo, ya que está plagado de pubs, salas de conciertos, restaurantes… 

Pero también te recomiendo que disfrutes de sus tiendas, de los Almacenes Liberty y de Chinatown, un reducto asiático que te hará olvidar que estás en la capital británica (y que además es perfecto para comer, ya que encontrarás restaurantes bastante baratos).

Y no dejes de visitar Carnaby Street, una calle peatonal perfecta para ir de compras por el SoHo, que se hizo famosa en los 60 con el apogeo del movimiento Mod.

Notting Hill

Casas de colores características de Notting Hill

Este barrio es conocido por la película del mismo nombre, por sus casas de colores y por el mercadillo de Portobello Road, pero también destaca su carnaval, que se celebra cada año a finales del mes de agosto.

Mi recomendación es que te pierdas por las calles de Notting Hill, disfrutando de sus casas de colores y de sus callejones peatonales, como St. Luke’s Mews, donde se rodó la famosa escena de los carteles de Love Actually.

Sin duda Notting Hill es uno de los lugares imprescindibles que ver en Londres.

The City

Contrastes en la City de Londres (foto de Lily in Wanderland)

Su nombre completo es The City of London y es el distrito financiero de la ciudad. Aunque antiguamente era una zona residencial, en la actualidad es una zona dedicada principalmente a oficinas (un poco como el Financial District neoyorquino).

Aquí se mezclan los edificios victorianos con nuevos rascacielos construidos en acero, pero además aquí se encuentra la Catedral de San Pablo.

Curiosamente, la City tiene su propio ayuntamiento, su propia policía (independiente de Scotland Yard), impuestos, normativas, servicios propios… y funciona como una corporación financiera en la que los bancos son los “dueños” de esta pequeña ciudad.


Espero que hayas disfrutado de este recorrido por los principales lugares que ver en Londres, pero no olvides que ¡hay muchos más!

[Disclaimer: aunque he estado en Londres 3 veces y he visitado todos los sitios que os comparto, no todas las fotos son mías, ya que mi último viaje a Londres fue en 2016 y perdí parte de las fotos de ese año y anteriores. Gracias a Lily in Wanderland, compañera de viaje a varios destinos, entre ellos a Londres, por prestarme sus fotos para este post].

2 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: