Budapest Europa Hungría

Budapest: qué ver en Pest

Budapest es una de las ciudades más bonitas de Europa. La Perla del Danubio es la capital de Hungría y se ubica en un lugar privilegiado a ambas orillas del río, que separa las antiguas ciudades de Buda (en el lado occidental) y Pest (en el lado oriental).

Es una ciudad grande y con mucho que ver, así que con un fin de semana te quedarás algo corto, pero si tienes tres días completos podrás visitarla con calma y disfrutar de Budapest como se debe: desde primera hora del día hasta bien entrada la madrugada.

Yo fui a finales de noviembre – principios de diciembre y nos hizo mucho frío e incluso nieve, así que tuvimos que descartar algunos de los planes que teníamos para el último día. Eso sí, si vas antes de Navidad podrás disfrutar de los mercadillos navideños de la ciudad, que fueron declarados en 2019 como los “Mejores Mercadillos navideños de Europa”.

En este post te contaré todo que tienes que ver en la antigua ciudad de Pest, en la orilla oriental del Danubio; aquí se encuentran los principales atractivos de la ciudad, y probablemente sea la zona a la que le dediques más tiempo de visita durante tu viaje (yo te recomendaría que le dediques al menos dos días completos).

¿Quieres saber todo lo que ver en la zona de Pest? ¡Despegamos!

Exterior del Parlamento

PARLAMENTO

Escalera principal del Parlamento

Es uno de los lugares imprescindibles de Budapest y sin duda un icono de la ciudad. Se encuentra a orillas del Danubio y es el tercer parlamento más grande del mundo, por detrás del de Bucarest y el de Buenos Aires. Fue construido a finales del siglo XIX en estilo neogótico y tiene una estructura simétrica, con un interior adornado con pan de oro, frescos, esculturas, etc. Es especialmente espectacular la Sala de la Cúpula, cuya altura es de 96 metros, igual que la de la Basílica de San Esteban.

La visita al interior del Parlamento sólo se puede hacer guiada, y existe la posibilidad de hacerla en varios idiomas y en varios horarios. Aunque se pueden comprar en la puerta, mi recomendación es que hagas la reserva con bastante antelación, ya que se suelen agotar. Ten cuidado porque hay muchas webs fraudulentas que venden las entradas, por lo que tienes que comprarlas en la página oficial del Parlamento.

El acceso se hace a través del Centro de Visitantes, que se encuentra en el lateral derecho del edificio (unas escaleras bajan hacia unas puertas negras donde está el Centro de Visitantes. Una vez allí, tendrás que esperar a tu hora para poder acceder a tu visita guiada, y podrás incluso dejar los abrigos en el guardarropa. 

La visita dura una hora y te cuentan la historia del edificio y su funcionamiento, además de enseñarte la escalera principal, la Sala de la Cúpula (donde se encuentra la corona de San Esteban y donde no se puede hacer fotos) y la Antigua Cámara Alta, además de un pequeño museo donde se encuentra la gran estrella roja que se ubicó en el Parlamento durante la época comunista.

  • Ubicación: metro Kossuth Lajos tér (línea M2)
  • Horario: de 10.00 a 17.00. Visitas guiadas en español a las 10.30, 13.45, 14.45 y 16.00
  • Precio: 3.200 HUF (9,5€) para ciudadanos de la UE, 1.600 HUF (4,5€) para estudiantes de la UE, 6.400 HUF (19€) para ciudadanos de fuera de la UE y 3.200 HUF (9,5€) para estudiantes de fuera de la UE

LOS ZAPATOS DEL DANUBIO

Los Zapatos del Danubio con la orilla de Buda al fondo

El ghetto judío de Budapest se creó a finales de 1944 para encerrar a los judíos húngaros que no habían sido deportados a campos de concentración después de la invasión de Hungría por parte de Alemania en marzo de ese mismo año.

Entre diciembre de 1944 y enero de 1945, los miembros de la Cruz Flechada (el partido nazi húngaro) asesinaron a unos 20.000 judíos del ghetto; les colocaban en fila a orillas del río, ataban por las manos a dos o tres personas juntas y se disparaba a una de ellas, que, al caer al río, arrastraba a las demás, que morían ahogadas o congeladas. Antes de asesinarles, les quitaban los zapatos, ya que eran un bien muy preciado.

Este monumento, a orillas del Danubio, conmemora la muerte de estos 20.000 judíos, y es obra de Gyula Pauer y Can Togay. Se instaló en 2005 y está formado por 60 pares de zapatos hechos en hierro y tres placas con un mensaje en húngaro, hebreo e inglés en el que pone “A la memoria de las víctimas ejecutadas en el Danubio por los milicianos de la Cruz Flechada”.

PLAZA DE LA LIBERTAD

Se encuentra cerca del Parlamento y parece una plaza normal, con un parque en el centro y rodeada de edificios residenciales, pero es quizá uno de los lugares más controvertidos de la ciudad.

Monumento Soviético

Se encuentra en el lado norte de la plaza y conmemora la liberación de Budapest por parte del Ejército Rojo tras la Segunda Guerra Mundial. Es uno de los pocos monumentos soviéticos que se encuentran dentro de la ciudad, ya que la mayoría se trasladaron a Memento Park, a las afueras de Budapest.

Memorial por los caídos en la invasión alemana

Memorial por los caídos en la invasión alemana y, delante, el monumento alternativo instalado por las familias de las víctimas

Se encuentra en el lado sur de la plaza está y es el monumento más odiado de la ciudad. Fue levantado en 2014 por parte del gobierno húngaro de ultraderecha que gobierna el país y muestra a un águila, que representa al nazismo, lanzándose sobre el arcángel Gabriel, que representa a Hungría, y quiere ser una representaciones que los nazis alemanes que invadieron Hungría durante la Segunda Guerra Mundial.

La controversia viene dada por el hecho de que los propios nazis húngaros (el Partido de la Cruz Flechada) ayudaron a los alemanes en la invasión, pero con este monumento el gobierno quería exculpar a los húngaros. Desde el momento de su colocación ha sido motivo de protestas y, frente a él, los ciudadanos han colocado un pequeño monumento con fotos, maletas, notas, piedras… que representan a las víctimas judías del Partido de la Cruz Flechada.

AVENIDA ANDRÁSSY

Es la principal avenida de la ciudad y va desde la parte trasera de la Basílica de San Esteban hasta la Plaza de los Héroes. Nosotras la teníamos bastante cerca de nuestro alojamiento, por lo que la recorrimos tanto a pie como en metro y autobús. Es una avenida larga, con edificios lujosos, tiendas caras y algunos de los lugares imprescindibles que ver en Budapest. Además, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2002, en conjunto con la Plaza de los Héroes.

Ópera de Budapest

Se construyó por iniciativa del emperador Francisco José I de Austria y es uno de los edificios neo-renacentistas más importantes de Hungría. Está inspirada en la Ópera de Viena, pero es de menor tamaño, y su fachada principal está decorada con esculturas de músicos y compositores. Por desgracia, nosotras no pudimos verla, ya que el edificio estaba en obras durante nuestro viaje…

El interior, en tonos dorados y rojos, y cubierto con una gran cúpula, está decorado con frescos y pinturas de artistas húngaros del siglo XX, además de tener una escalera de mármol que lleva hasta los palcos. 

Hay dos maneras de visitarlo, o con una visita guiada o bien comprando entradas para alguna de las funciones. Nosotras optamos por no hacerlo, ya que las obras eran tanto en el exterior como en el interior y preferimos visitar otros lugares que nos parecían más imprescindibles.

  • Ubicación: metro Opera (línea M1)
  • Horario: las visitas guiadas se realizan todos los días a las 15.00 y a las 16.00. Si prefieres ver alguna de las obras, la taquilla abre de lunes a sábado de 11.00 a 17.00 y domingos de 16.00 hasta el inicio de la primera función
  • Precio: 2.990 HUF (9€) la visita guiada. Desde 500 HUF (1,5€) hasta 15.800 HUF (46,5€) las funciones (la taquilla está en el local que se encuentra a la derecha de la entrada de la Ópera)

Casa del Terror

Fachada de la Casa del Terror en la Avenida Andrássy

A pesar de que su nombre suena al Parque de Atracciones, la Casa del Terror es uno de los sitios más interesantes que visitar en Budapest. Su nombre húngaro es Terror Háza y es un museo sobre las épocas en las que Hungría estuvo bajo el régimen nazi, y más tarde, bajo el régimen comunista. El museo se inauguró en 2002 en el mismo edificio que ocuparon tanto el Partido de la Cruz Flechada como el Partido Comunista y en cuyos sótanos muchas personas fueron detenidas, interrogadas, torturadas e incluso ejecutadas.

Es una visita dura pero 100% recomendable. El edificio tiene 3 plantas y el recorrido viene marcado en el plano: vas pasando por distintas etapas de la historia, en salas con fotos, vídeos, tanques, uniformes militares, documentos…, además de poder visitar en el sótano las celdas originales que se utilizaron durante ambos regímenes.

Aunque la visita me gustó, debo decir que no hay suficientes audioguías para todos los visitantes, por lo que, si te pasa como a mí, tendrás que conformarte con ir leyendo los folios informativos que hay en casa sala. Esto hace que la visita sea un poco incómoda, ya que algunas explicaciones son muy largas y no puedes leer y visitar la sala al mismo tiempo (sobre todo aquellas que son más oscuras). En el interior del edificio no se puede hacer fotos.

  • Ubicación: metro Vörösmarty utca (línea M1)
  • Horario: martes a domingo de 10.00 a 18.00
  • Precio: 2.000 HUF (6€)

PUENTE DE LAS CADENAS

Puente de las Cadenas y, detrás, el Castillo de Buda

Széchenyi Lánchíd es el puente más antiguo de la ciudad. Se inauguró en 1849 y desde su construcción, ha sido uno de los símbolos más representativos de Budapest. Durante la Segunda Guerra Mundial, las tropas nazis dinamitaron el puente, que quedó parcialmente destruido, aunque se reconstruyó y se re-inauguró en 1949 (en el centenario de su construcción). Cruzarlo de un lado a otro es un imprescindible en cualquier viaje a Budapest, podrás hacerlo andando, en autobús o en coche.

Además, al otro lado del río, justo al final del puente, está la base del funicular del Castillo de Buda, que seguro que utilizas en algún momento de tu viaje.

PUENTE DE LA LIBERTAD

Puente de la Libertad bajo la nieve

Szabadság hid es otro de los principales puentes de Budapest y, para mí, más bonito que el Puente de las Cadenas. Se inauguró en 1896 y está construido en hierro fundido pintado de verde. Se puede cruzar caminando, en tranvía o en coche, y es uno de los imprescindibles que ver en Budapest.

En la orilla de Buda está la Colina Gellert (donde podrás visitar la Iglesia Rupestre, excavada en la roca de la colina, o relajarte en el Balneario Gellert, uno de los más famosos de la ciudad) y en la orilla de Pest está el Mercado Central de Budapest.

MERCADO CENTRAL DE BUDAPEST

Se construyó a finales del siglo XIX, aunque fue prácticamente destruido durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que tuvo que ser reconstruido y volvió a abrir en 1994, convirtiéndose en uno de los edificios más significativos de la ciudad. El Mercado Central de Budapest es uno de los mejores sitios para hacer una parada a comer o para comprar souvenirs culinarios.

En la planta baja están los puestos de comida del mercado, donde verás a húngaros haciendo la compra y donde podrás comprar productos como paprika a un precio mucho más barato que en las tiendas de souvenirs. En la planta alta encontrarás pequeños puestos de souvenirs de todo tipo y restaurantes donde comer rodeado tanto de locales como de turistas. Nosotras hicimos una parada para comer un langos el último día que estaba espectacular.

  • Ubicación: Fővám tér (línea M4 de metro y línea 2 de tranvía)
  • Horario: lunes de 6.00 a 17.00, martes a viernes de 6.00 a 18.00, sábados de 6.00 a 15.00. Domingos cerrado

BASÍLICA DE SAN ESTEBAN

Basílica de San Esteban

Es el edificio religioso más grande de Hungría y toma su nombre de Esteban I, el primer rey de Hungría, cuya mano se encuentra en el interior de la catedral y está considerada como una de las reliquias más importantes del país. Mide 96 metros de altura, igual que la cúpula del Parlamento, siendo ambos los edificios más altos de la ciudad, y es de estilo Neoclásico, con una fachada flanqueada por dos torres.

Si quieres disfrutar de unas vistas estupendas de la ciudad, puedes subir a una de las torres, a la que se puede acceder tanto por las escaleras como en ascensor. Nuestro plan era subir a la cúpula durante nuestra visita, pero ese día estuvo nevando prácticamente todo el día y había bastante niebla, por lo que decidimos prescindir de la visita.

Como curiosidad, además de la Santa Diestra de Esteban I, en la Basílica de San Esteban se encuentra también la tumba de Ferenc Puskas, jugador húngaro del Real Madrid, y en la plaza en la que se encuentra la basílica se instala todos los años un mercadillo navideño.

  • Ubicación: Szent István tér, metro Bajcsy-Zsilinszky út (línea M1)
  • Horario: lunes a viernes de 9.00 a 17.00, sábados de 9.00 a 13.00 y domingos de 13.00 a 17.00
  • Precio: la entrada a la basílica es gratuita, aunque te obligan a hacer una donación de 200 HUF (0,5€). Subir a la cúpula cuesta 500 HUF (1,5€)

ERZSÉBET TÉR

Es una plaza con zonas ajardinadas y una fuente-piscina en la que refrescarse durante el verano. Junto con Deák Ferenc tér, constituye el centro de la ciudad de Budapest (y por donde pasan 3 de las 4 líneas de metro de la ciudad) y aquí se encuentra el Budapest Eye, una gran noria desde donde se puede disfrutar de vistas de la ciudad.

En la parte trasera de Deák Ferenc tér se encuentra una de las principales oficinas de turismo de la ciudad, Budapest info point, donde podrás informarte de los descuentos, visitas, el funcionamiento de la Budapest Card, etc.

GRAN SINAGOGA

Fachada de la Gran Sinagoga de Budapest

Es la segunda sinagoga más grande del mundo, por detrás de la Sinagoga Emanu-El de Nueva York. Se construyó a mediados del siglo XIX siguiendo el modelo de la arquitectura islámica (aunque con influencias bizantinas, románicas y góticas) y se encuentra en la calle Dohány, que constituía el límite del Ghetto de Budapest. El edificio actual es de finales del siglo XX, ya que la sinagoga original quedó muy dañada durante la Segunda Guerra Mundial.

En el exterior de la sinagoga está el Cementerio Judío, en el que enterró a más de 2000 judíos que murieron de hambre y frío a finales de la Segunda Guerra Mundial, aunque según las tradiciones judías no se debe enterrar a los muertos en el recinto de una sinagoga. En la parte trasera se encuentra el Memorial a los mártires judíos húngaros, una escultura con forma de sauce llorón en cuyas hojas están escritos los nombres de los más de 400.000 judíos asesinados por los nazis.

  • Ubicación: metro Astoria (línea M2), aunque se puede llegar fácilmente andando desde Deák Ferenc tér
  • Horario: de junio a octubre de 10.00 a 19.30 (viernes hasta las 16.30), de noviembre a febrero de 10.00 a 15.30 (viernes hasta las 13.30) y de marzo a mayo de 10.00 a 17.30 (viernes hasta las 15.30). Cierra todos los sábados
  • Precio: 3.000 HUF (9€) para adultos y 2.000 HUF (6€) para estudiantes. En ambos casos, incluye la entrada a la Sinagoga, el Memorial y el Museo Judío

PLAZA DE LOS HÉROES

Plaza de los Héroes de noche

La Plaza de los Héroes se encuentra al final de la Avenida Andrássy y es una de las plazas más importantes de Budapest. Se inauguró en 1896 y sus estatuas representan a los líderes de las siete tribus fundadoras de Hungría. Para llegar hasta aquí, lo mejor es que cojas la línea 1 de metro hasta la estación Hősök tere.

En uno de sus laterales se encuentra el Museo de Bellas Artes, uno de los mejores museos de Budapest, y en el otro el Palacio de las Artes, especializado en arte contemporáneo; las entradas de ambos museos están incluidas en la Budapest Card (de la que te hablé en este post para organizar tu viaje a Budapest).

PARQUE VÁROSLIGET

El Parque de la Ciudad se encuentra al final de la Avenida Andrássy, pasada la Plaza de los Héroes, y en su origen era un campo de caza utilizado por la realeza y la nobleza húngaras. En la actualidad, es uno de los lugares más frecuentados por los habitantes de Budapest, pero también por los turistas, que no pueden marcharse de la capital de Hungría sin visitarlo.

En el Parque Városliget, además del famoso Balneario Széchenyi, podrás disfrutar de otros lugares, como el Castillo Vajdahunyad, la Estatua de Anonymous, el lago (que en invierno se utiliza como pista de patinaje y en verano se pueden alquilar barcas) o simplemente pasear durante un buen rato por uno de los parques públicos más antiguos del mundo.

Se puede llegar caminando por la Avenida Andrássy o en metro, utilizando las estaciones de Hősök tere (fuera del parque) o Széchenyi fürdő (dentro del parque), ambas de la línea M1. El parque está abierto 24 horas al día todos los días del año.

Castillo Vajdahunyad

Fachada del Castillo Vajdahunyad

El Castillo Vajdahunyad se encuentra dentro del parque y fue construido inicialmente en madera para la Expo de 1896. Una vez que terminó la exposición, se reconstruyó en piedra y ladrillo; tiene varios estilos arquitectónicos, pero toma su inspiración del Castillo de Hunyad, en Rumanía. Dentro del castillo encontrarás un museo de agricultura y, enfrente, una pequeña iglesia.

El recinto de los jardines está abierto 24 horas, de hecho, nosotras lo visitamos de noche, pero el museo tiene el siguiente horario: lunes cerrado, martes a viernes de 10.00 a 16.00 (de noviembre a marzo) y 10.00 a 17.00 (de abril a octubre), sábados y domingos de 10.00 a 17.00. La entrada es de 1.600 HUF (5€) para adultos.

Estatua de Anonymous

La famosa escultura de Anonymous se encuentra frente al castillo y representa a un cronista anónimo del siglo XII del que se dice que escribió el primer libro sobre la historia de los húngaros. La figura tiene un lápiz en su mano en su mano derecha, de la que se dice que, si la tocas, te concederá el don de la escritura. Blogger que es una, obviamente no me fui de allí sin tocar un poco el lápiz de Anonymous, a pesar de lo tétrica que era la estatua a oscuras…

BALNEARIO SZÉCHENYI

Piscina exterior central del Balneario Széchenyi

Se encuentra al final de la Avenida Andrassy, en el Parque Városliget y es uno de los balnearios favoritos de los viajeros que visitan Budapest. Fue inaugurado en 1913 y es uno de los recintos termales más grandes de Europa, con 15 piscinas termales (3 exteriores y 15 interiores), saunas, baños turcos, además de ofrecer tratamientos estéticos. Aquí puedes disfrutar de unas horas para descansar al terminar la jornada de turismo, o directamente pasar aquí el día entero, ya que las entradas no tienen hora.

Nosotras no utilizamos las piscinas interiores, pero si la exterior. Estuvimos un buen rato metidas en el agua a más de 35ºC, mientras que en la calle la temperatura era de apenas 1 o 2ºC… Es una experiencia que hay que vivir en Budapest al menos una vez en la vida.

Mi recomendación es que lleves tus propias chanclas y toalla (las toallas finas de Decathlon son perfectas para esto), ya que, si no las llevas, se han de pagar aparte (el precio del alquiler de la toalla es de 3.000 HUF y comprar las chanclas 4.000 HUF). Nosotras lo llevamos todo en la mochila, ya que no ocupa mucho, y nos ahorramos así algo de dinero. Hay duchas para después de la piscina (pero tienes que llevarte tu propio gel y champú) y secador para el pelo.

  • Ubicación: dentro del Parque Városliget, metro Széchenyi fürdő (línea M1)
  • Horario: lunes a domingo de 6.00 a 22.00 (los días 24, 25, 26 y 31 de diciembre y 1 de enero tiene horario reducido)
  • Precio: entre 5.600 y 6.800 HUF (entre 16,5 y 20€), dependiendo de si quieres vestuario individual o taquilla, de si vas entre semana o fin de semana y de si coges horario de primera hora de la mañana o última de la tarde. Lo mejor es que consultes los precios en su página web para ver todas las opciones

Si prefieres otros balnearios, algunos de los más importantes de Budapest son el Balneario Gellért y el Balneario Rudas (ambos en la zona de Buda).

TRANVÍA Nº 2

Recorrer la orilla oriental del Danubio en el tranvía nº2 es una de las experiencias que no te puedes perder en Budapest. Mi recomendación es que lo cojas junto al Parlamento y vayas hasta el Puente de la Libertad; en el trayecto podrás ver el Puente de las Cadenas, el Castillo de Buda, la Colina Gellert, la Ciudadela, el Puente de la Libertad… 

Si tienes la Budapest Card o los bonos de 1, 3 o 7 días, tendrás el transporte incluido. Si no, el precio de un billete sencillo es de 350 HUF (1€) y lo puedes comprar en las máquinas que hay en las paradas de tranvía.

RUIN BARS

Como su nombre indica, los ruin bars son bares ruina que empezaron a abrirse en Budapest hace más de una década en locales y edificios abandonados ubicados en el antiguo Ghetto Judío. Ir a tomar algo a alguno de ellos es algo que no te puedes perder en Budapest, así que dejo aquí algunos de los más importantes (de todos ellos, yo sólo he estado en Szimpla Kert pero debo reconocer que, a pesar de su fama, tampoco me acabó de entusiasmar…):

Szimpla Kert

Interior de una de las zonas de Szimpla Kert

Es el más famoso (y antiguo) de todos los ruin bars de Budapest. Tiene varias plantas con varios espacios diferentes en los que podrás tomarte una cerveza o comer algo de su carta sentado en una silla, un bidón, una bañera e incluso un coche. La decoración kitsch de este bar lo ha convertido en uno de los lugares favoritos de los turistas, aunque eso ha provocado que cada vez haya menos locales… Además de comer y beber, podrás disfrutar de instalaciones de arte, un cine, conciertos gratuitos, tiendas y un mercado de agricultores cada domingo.

  • Ubicación: Kazinczy u. 14, Budapest
  • Horario: lunes a sábado de 12.00 a 4.00, domingos de 9.00 a 4.00

Instant

Es el ruin bar más grande de Budapest, ya que ocupa 26 habitaciones de un antiguo edificio de apartamentos del Ghetto Judío. Instant tiene distintos espacios, en cada uno de los cuales podrás escuchar distintos tipos de música y bailar mientras disfrutas de tu bebida o subir a la planta de arriba para relajarte en un ambiente más tranquilo hasta bien entrada la noche, ya que no cierra hasta las 6 de la mañana.

  • Ubicación: Akácfa u. 51, Budapest
  • Horario: lunes a domingo de 16.00 a 6.00

Fogasház

Ubicado al lado del Instant, es una mezcla entre un centro de arte, un pub y una discoteca. Tiene 7 pistas de baile, varios bares que ofrecen bebida a buen precio y distintas actividades a lo largo de la semana, como proyecciones de películas, exposiciones, teatro… Durante el día tiene un ambiente más tranquilo, pero por la noche es el lugar perfecto si te gusta disfrutar de la fiesta hasta la madrugada.

  • Ubicación: Akácfa u. 49, Budapest
  • Horario: lunes a domingo de 16.00 a 6.00

Anker’t romkocsma

Se encuentra en una antigua fábrica y es bastante más minimalista que los anteriores, aunque mantiene el aspecto industrial original del edificio. El local está formado por varios patios, un jardín al aire libre durante el verano, zonas de baile y de descanso… Aparte de tomar algo de beber y de comer, aquí hay fiestas nocturnas, eventos culturales, proyecciones de películas…

  • Ubicación: Paulay Ede u. 33, Budapest
  • Horario: miércoles, jueves y sábados de 16.00 a 3.00, viernes de 16.00 a 5.00, domingo, lunes y martes cerrado

Doboz

Es otro de los ruin bars más famosos de Budapest, abre a las 17.00, pero se anima sobre todo por la noche. Tiene diferentes ambientes, precios baratos, una iluminación espectacular y, además de poder disfrutar de la vida nocturna de Budapest, aquí podrás ver exposiciones de artistas húngaros.

  • Ubicación: Klauzál u. 10, 1072, Budapest.
  • Horario: martes de 10.00 a 2.00, miércoles y jueves de 10.00 a 5.00, viernes y sábados de 10.00 a 6.00, domingo y lunes cerrado

MERCADILLOS NAVIDEÑOS

Si visitas Budapest entre finales de noviembre y finales de diciembre, no puedes perderte algunos de los mercadillos navideños de la ciudad, que fueron declarados en 2019 como los “Mejores Mercadillos navideños de Europa”. Aunque todos abren desde por la mañana, la mejor hora para visitarlos es por la noche, ya que los puestos se iluminan, se enciende el árbol de Navidad, y el ambiente es mucho más auténtico.

Vörösmarty Tér

Está considerado como uno de los 10 mercadillos de Navidad más bonitos de Europa y el más bonito de Budapest. Aquí podrás comprar artesanía, decoración navideña, complementos…, pero también podrás calentarte con un rico glühwein o reponer fuerzas comiendo en alguno de sus puestos: langos, goulash o, si prefieres dulce, un Kürtőskalács, los famosos pasteles chimenea típicos de algunos países de Europa del Este… Tiene mucho ambiente desde la hora de comer hasta el cierre.

  • Ubicación: Plaza Vörösmarty. Metro Bajcsy-Zsilinszky út (línea M1)
  • Horario: domingo a jueves de 10.00 a 20.00, viernes y sábados de 10.00 a 21.00. Los días festivos de diciembre y enero tiene un horario especial

Mercado de Navidad de la Basílica de San Esteban

Mercadillo navideño frente a la Basílica de San Esteban

Es uno de los más famosos de la ciudad y también está desde hace años entre los 10 mercadillos navideños más bonitos de Europa. Tiene más de 100 puestos y está en un entorno idílico, en la plaza que se encuentra frente a la Basílica de San Esteban, con un gran árbol de Navidad en el centro. Además de puestos de artesanía, ropa, comida y bebida, hay una pista de patinaje gratuita para niños, espectáculos de baile y proyecciones en 3D en la fachada de la catedral cada día entre las 16.30 y las 20.00 (cada media hora). A mí personalmente es el que más me gustó de los que visitamos.

  • Ubicación: Plaza de San Esteban (frente a la Basílica). Metro Vörösmarty Tér (línea M1)
  • Horario: lunes a jueves de 10.00 a 20.00, viernes a domingo de 10.00 a 22.00. Los días festivos de diciembre y enero tiene un horario especial

Városháza Parkban

Se encuentra junto a Deák Ferenc tér, prácticamente en el centro de la ciudad. Aquí podrás disfrutar de los puestos de artesanía y de comida, además de los espectáculos de música y teatro que se celebran en el centro de la plaza. Si vienes con niños, ellos también podrán disfrutar de los conciertos y talleres para niños que se organizan en este mercadillo.

  • Ubicación: Parque Városháza. Metro Deák Ferenc Tér (líneas M1, M2 y M3)
  • Horario: domingo a jueves de 10.00 a 20.00, viernes y sábados de 10.00 a 21.00. Los días festivos de diciembre y enero tiene un horario especial

Espero que hayas tomado buena nota de todo lo que ver en Pest, una de las dos antiguas ciudades que forman Budapest. Pronto publicaré un post con todo lo que puedes ver en Buda, pero mientras tanto no te pierdas esta Guía para organizar un viaje a Budapest.

(2) Comentarios

  1. Como me gustó Budapest… recuerdo que fue toda una sorpresa. Visitamos primero Praga y me centré muchísimo en preparar Praga y de Budapest apenas miramos nada… y cuando llegamos fue como OH LA LA…

    Volveremos seguro. Me guardo el post que seguro que me sirve.

    1. Carla dice:

      La verdad es que es una ciudad preciosa, no tiene nada que envidiar a otras ciudades como París… Yo seguro que volveré, pero con buen tiempo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: