América Canadá Estados Unidos

Guía completa para visitar las Cataratas del Niágara

Las Cataratas del Niágara forman parte de la frontera natural entre Estados Unidos y Canadá y son uno de los principales reclamos turísticos de ambos países.

El conjunto está formado por 3 cataratas, Horseshoe Falls (en el lado canadiense) y American Falls y Bridal Veil Falls (en el lado estadounidense), y la isla de Goat Island (en el lado estadounidense), que separa ambos países.

Si buscáis las mejores vistas, éstas se encuentran desde el lado canadiense, ya que son muchísimo mejores que desde el americano. Aún así, mi recomendación es que, independientemente del país desde el que lleguéis, crucéis al otro lado, ya que merece la pena verlas desde ambos países.

A la izquierda, American Falls y Bridal Veil Falls, y a la derecha Horseshoe Falls

CUÁNDO VISITAR LAS CATARATAS DEL NIÁGARA

La mejor época del año para visitar las cataratas del Niágara es de mayo a octubre, pero también es la época más masificada, ya que es temporada alta. Durante el invierno hay muchas posibilidades de que las cataratas se congelen, ya que las temperaturas bajan habitualmente de los 0ºC. Además, se reducen mucho las actividades turísticas en esta zona.

Sin embargo, como excepción que confirma la regla, yo las visité a principios del mes de abril y, aunque la temperatura era aún algo fría, nos hizo mucho sol y, gracias al buen tiempo, abrieron con antelación actividades como los barcos o la tirolina.

Así que mi consejo es que si vais a visitar las cataratas en primavera u otoño no dejéis de ir, ya que, aunque haga frío y no podáis hacer todas las actividades, podréis disfrutar de ellas igualmente.

CÓMO LLEGAR A LAS CATARATAS DEL NIÁGARA

Es posible llegar a las Cataratas del Niágara fácilmente desde ambos países y hay distintas opciones.

En coche

Las dos veces que he visitado las Cataratas del Niágara lo he hecho en coche.

Desde Nueva York son unas 6 horas y media, que se convierten en casi 8 contando los atascos de salida de la ciudad y las paradas en el camino. Las carreteras están muy bien acondicionadas, la señalización es buena y, si te gusta conducir, es una forma muy buena y barata de llegar a las cataratas. Tendréis que ir hacia el norte de Manhattan y de allí cruzar a Nueva Jersey para llegar hasta el pueblo de Niagara Falls por las por las carreteras I-81 N e I-90 W.

Desde Toronto se tarda algo menos de 2 horas y es muy fácil llegar por la Queen Elisabeth Way, ya que está bien señalizado y el trayecto no se hace nada pesado. Para mí, es la mejor forma de llegar desde esta ciudad canadiense, ya que es un trayecto bastante corto.

En ambas orillas hay varios parkings grandes, todos de pago, y están bien señalizados, por lo que una vez que lleguéis allí, podéis aparcar fácilmente el coche y empezar a descubrir esta zona a pie.

En avión

Si estáis en Nueva York y queréis visitar las Cataratas del Niágara tenéis la opción de llegar hasta aquí en avión. Los aeropuertos más cercanos a las cataratas son Niagara Falls Airport, que es un poco pequeño, y Buffalo Niagara International Airport, más grande y con más frecuencia de vuelos, que se encuentra a unos 20 kms de las cataratas de Niágara.

Lo más cómodo es volar hasta Buffalo desde Nueva York; los aeropuertos JFK y La Guardia tienen vuelos diarios, con precios entre 140-200€ ida y vuelta y una duración de 1.30 horas. Desde allí hay varias opciones para llegar hasta las cataratas del Niágara: alquilar un coche (se tarda menos de 1 hora en llegar), contratar un shuttle directo (que tiene un precio bastante elevado) o ir en autobús (unas 2 horas de viaje hasta Niagara Falls en Canadá por un precio de 10CAD, unos 7€, ida y vuelta con Megabus).

American Falls desde el lado estadounidense

En tren

La opción de llegar a las Cataratas del Niágara en tren sólo es viable desde Toronto (ya que desde Nueva York el viaje más corto dura casi 11 horas, y se tiene que ir en tren hasta Buffalo y desde allí un autobús; además, el precio es muy elevado). El tren en Canadá funciona bien, pero no es especialmente rápido; aún así, si no os gusta conducir, esta opción es bastante buena para visitar las cataratas.

El viaje en tren entre Toronto y Niagara Falls tiene un precio de unos 52 CAD (unos 35€) ida y vuelta en clase turista y son unas 2 horas por trayecto. El tren se coge en Toronto en Union Station (en el centro de la ciudad), sin embargo, la estación de Niagara Falls está a unos 30 minutos a pie de las cataratas, aunque también tenéis la opción de hacer ese corto trayecto en autobús (línea 104) o taxi.

En autobús

Ésta es otra opción que sólo recomiendo hacer desde Toronto, ya que desde Nueva York son, de nuevo, unas 11 horas (con cambio de autobús en Buffalo). Desde Toronto, las empresas Megabus y  Greyhound ofrecen viajes a las cataratas del Niágara con una duración de unas 2 horas y un precio de unos 32 CAD ida y vuelta (unos 20€). Mi recomendación es que compréis los billetes con antelación en la página web, ya que las plazas son limitadas.

Los autobuses se cogen en la estación de autobuses Toronto Coach Terminal (en Bay Street, cerca de Yonge Dundas Square) y el viaje termina en la estación de autobuses de Niagara Falls, junto a la estación de tren, por lo que, al igual que si llegáis en tren, estaréis a unos 30 minutos a pie de las cataratas, aunque también tenéis la opción de hacer ese corto trayecto en autobús (línea 104) o taxi.

Excursión organizada

Es la alternativa más cara, pero la más cómoda para gente a la que no le gusta preocuparse de organizar. Tanto desde Toronto como desde Nueva York hay muchas empresas que ofrecen excursiones de 1 o 2 días a las Cataratas del Niágara, tanto en autobús como en avión (aunque esta última opción no es apta para todos los bolsillos, ya que tiene un precio de unos 500€).

El Lago Ontario en Niagara-on-the-Lake, a media hora en coche de las cataratas

CÓMO CRUZAR DE UN PAÍS A OTRO

Al ser una frontera natural entre 2 países, merece mucho la pena disfrutar de las cataratas tanto desde Estados Unidos como desde Canadá. El cruce principal es el ubicado en el puente Rainbow Bridge, en las propias cataratas, pero también se puede cruzar por los puentes Lewiston-Queenston (al norte de las cataratas) y Peace Bridge (en Buffalo).

En 2017 me costó encontrar información sobre los requisitos para españoles para cruzar la frontera y pasar de Canadá a Estados Unidos. En mi caso, mi padre, mis hermanas y yo tenemos el pasaporte americano, por lo que no tenemos ningún problema para pasar de un país a otro. Sin embargo, mi madre viajaba con pasaporte español, por lo que, ante la duda, solicitó también el ESTA, pero luego una vez allí no nos lo pidieron.

En la aduana para entrar en USA, el personal de seguridad nos pidió los pasaportes a los 4 y le debió parecer sospechoso que mi madre tuviera un pasaporte de otro país, por lo que nos preguntó que de qué la conocíamos. Una vez que le dijimos que era nuestra madre / esposa y que veníamos todos juntos, la dejó pasar sin problema sin pedirle el ESTA y sin hacerle rellenar ningún documento ni pedirnos billetes de avión ni itinerario de viaje ni nada.

A posteriori he averiguado que no es necesario sacarse ningún visado / permiso para pasar de un país a otro, ya que sólo son necesarios cuando se llega a dichos países en avión. Lo que si necesitaréis es llevar encima el pasaporte en vigor (y por si acaso, llevad con vosotros el ESTA o el eTA, dependiendo del país desde el que crucéis). En cualquier caso, ante la duda, podéis consultar todos los requisitos en la página web de Inmigración de Canadá.

American Falls desde el agua

Os recomiendo que llevéis copia (en papel o en el móvil) del itinerario de viaje, hoteles en los que alojáis, y del vuelo de vuelta, ya que algunos funcionarios de aduana pueden ponerse algo pesados pidiendo documentación; no os la juguéis con mentiras o bromas, ya que os pueden mandar de vuelta sin pestañear.

Si cruzáis de Canadá a USA a pie, el agente de frontera de Estados Unidos os entregará un formulario de color verde que tendréis que rellenar y os graparán al pasaporte. Ese documento, que se llama Visa Waiver o Formulario I-94W, es válido para entradas y salidas ilimitadas del país durante tres meses y tiene un precio de unos $6.

Si cruzáis desde USA a Canadá a pie, necesitaréis el pasaporte en vigor, pero no tendréis que rellenar ningún documento; aún así, llevad copia del ESTA y del itinerario de viaje.

Si cruzáis en coche, tened en cuenta que los seguros generalmente no te cubren en otro país distinto al que has alquilado el coche, por lo que es mejor que dejéis el coche aparcado en uno de los 2 países y crucéis a pie. Si vais a cruzar en coche para viajar por el otro país, indicadlo al reservar el coche de alquiler para que os incluya seguro en ambos países.

Como recomendación, intentad entrar y salir de un país al otro por el mismo paso fronterizo. Parece una tontería pero he leído casos de gente a la que le han puesto alguna pega por entrar por un puente y salir por otro…

DÓNDE DORMIR EN LAS CATARATAS DEL NIÁGARA

Niagara Falls (Estados Unidos)

La primera vez que visité las Cataratas (en 2009), llegué en coche desde Nueva York y nos alojamos en Moonlite Motel, un motel de carretera justo a la entrada de la localidad americana de Niagara Falls, con sus habitaciones que daban al parking, su Biblia en la mesilla de noche, su piscina en el centro, su cartel de neón…

Este pueblo es todo lo que puedes imaginar de un pueblo americano perdido de la mano de dios: moteles de carretera que han conocido días mejores, restaurantes con raciones tan grandes que puedes comer y cenar con un plato, casas de madera con la bandera en el jardín, centros comerciales, diners…

Tiene bastante poco encanto, pero es una opción muy buena y barata si llegas a las cataratas en coche y no te importa dormir lejos del meollo…

Niagara Falls (Canadá)

El lado canadiense es donde se concentra la mayor oferta hotelera de la zona, ya que cadenas como Marriot, Hilton, Sheraton… tienen hoteles aquí. Es una mezcla entre un parque de atracciones y un Las Vegas versión canadiense: casinos, hoteles, restaurantes y tiendas de souvenirs invaden sus calles.

Es una buena opción si tenéis poco tiempo, ya que podéis aparcar el coche y moveros a pie a las distintas atracciones que ofrecen las cataratas, cenar por la zona e ir caminando hasta el hotel. Si vuestro presupuesto es alto, intentad alojaros en alguna de las habitaciones que tienen vistas a las cataratas, ya que al menos podréis ver el espectáculo de luces por la noche y despertar con unas vistas preciosas.

Aún así, a mí no me compensaría alojarme allí por el circo que hay montado en torno a las cataratas, prefiero una opción más alejada, pero también más tranquila…

Atracciones en el lado canadiense de las Cataratas del Niágara

Niagara-on-the-Lake (Canadá)

Esta localidad a orillas del lago Ontario fue la que elegimos para nuestra última noche en Canadá y se convirtió en una de las grandes sorpresas del viaje. Está a apenas media hora de las cataratas y fue una decisión inmejorable, ya que queríamos alejarnos del bullicio de las cataratas y descansar antes de poner rumbo de nuevo a España.

Nos alojamos en Mary Street Bed & Breakfast, una casita encantadora de 3 habitaciones de las que ocupamos 2. El precio incluye un desayuno casero que la dueña prepara cada mañana: café y té, zumo de naranja natural, yogurt casero con frutos rojos, scones y mermelada también caseros, huevos benedict… Incluso puedes comprar la mermelada que ella hace. Es uno de los mejores alojamientos en los que he dormido.

Prince of Wales Hotel, uno de los edificios más representativos de Niagara-on-the-Lake

Niagara-on-the-Lake es como si se hubiera quedado anclado en los años 50. Es una ciudad con una población de unos 17.000 habitantes que vive principalmente del turismo, y ha preservado perfectamente el encanto de un pueblo pequeño y tranquilo. Aquí encontraréis casitas de madera, jardines bien cuidados, parques, el impresionante lago Ontariotiendas de artesanía, pastelerías, bodegas, restaurantes…, todo rodeado de una tranquilidad que hizo de nuestro último día en Canadá uno de los mejores del viaje.

Si hubiéramos tenido más tiempo nos hubiera encantado hacer un tour por los viñedos de la zona, una de las más famosas del país en cuanto a producción de vino. Podéis contratar el tour con antelación o hacerlo una vez allí, ya que hay bastante oferta.

Mary Street Bed & Breakfast, nuestro alojamiento en Niagara-on-the-Lake

Espero que este post os haya servido de guía para visitar las Cataratas del Niágara, un imprescindible si viajáis a la Costa Este de Canadá, y una escapada de un par de días de la ciudad de Nueva York.

Pronto os contaré todo lo que podéis ver y hacer en las Cataratas del Niágara para aprovechar vuestra visita al máximo.

En la página CANADÁ podéis leer todos los posts que he escrito de este país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: