Bélgica,  Brujas,  Europa

Qué ver en Brujas en 1 día

Existe una lucha eterna entre Brujas y Gante por el título de la ciudad más bonita de Bélgica; aunque Gante es una auténtica maravilla, para mí Brujas es sin duda la número 1. Esta pequeña ciudad belga de apenas 138 km² se encuentra a unos 90 kilómetros de Bruselas y es la capital de la provincia de Flandes Occidental. Fue fundada en el siglo XI y su casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000.

Visitar Brujas es un imprescindible en cualquier viaje a Bélgica y, aunque mucha gente visita Brujas y Gante en un mismo día, mi recomendación es que le dediques a esta ciudad un día completo y que la disfrutes con calma, ya que Brujas tiene mucho que ofrecer.

¿Te vienes a descubrir Brujas?

Vista de Brujas desde Minnewater Park

CÓMO LLEGAR A BRUJAS

Bélgica tiene una red de transportes muy buena que comunica Bruselas con las principales ciudades del país en tren, así como con ciudades de Holanda, Francia o Luxemburgo, por lo que es muy fácil moverse entre ciudades y llegar hasta Brujas desde la capital.

Llegar a Brujas en tren desde Bruselas o Gante

Hay varios tipos de billetes:

  • Billete sencillo: Es lo ideal si únicamente vas a hacer un par de trayectos en tren
  • Weekend ticket: Es la opción perfecta si viajas en fin de semana, haces base en Bruselas y te mueves en trayectos de ida y vuelta
  • Rail Pass: Es un billete que sirve para 10 viajes y tiene un precio de 83€

Si quieres saber más sobre estos billetes, tienes toda la información en mi Guía para organizar un viaje a Bélgica.

Callejeando por Brujas

Desde Bruselas

Desde el aeropuerto de Bruselas Zaventem hay un tren que sale a cada hora en punto que va hasta Brujas haciendo parada en Gante. También cada hora pasan trenes que van directos a Brujas. Si no quieres esperar hasta la hora en punto, puedes coger el tren Brussels Airport Express desde el aeropuerto hasta Bruxelles-Midi y allí cambiar al tren que va hasta Brujas. La duración total del trayecto es de 1 hora y 45 minutos aproximadamente.

Desde el centro de Bruselas, puedes coger un tren a Brujas aproximadamente cada 15 minutos desde Bruxelles-Nord, Bruxelles-Centraal y Bruxelles-Midi, que tarda aproximadamente 1 hora en llegar a Brujas.

Desde Gante

Desde la estación Gent-Sint-Pieters salen trenes hacia Brujas con una frecuencia de 15 minutos y la duración del trayecto es de algo menos de media hora.

Una vez en la estación de tren de Brujas, tendrás que caminar un poco para llegar al centro de la ciudad, ya que está algo alejada, pero en unos 10 minutos llegas hasta el Beaterio y en poco más de 20 minutos hasta Grote Markt, la Plaza Mayor de Brujas. Si prefieres coger el autobús, hay varias líneas que conectan la estación con el centro y que salen cada 10 minutos. Las paradas de autobús están frente a la estación y allí podrás mirar cuál es la que más te conviene.

Llegar a Brujas en autobús desde Bruselas o Gante

Es una opción más barata que el tren, pero el trayecto dura unos 30 minutos más entre Bruselas y Brujas y se puede hacer un poco pesado. Yo no he utilizado este medio de transporte, pero puedes consultar los horarios y precios en la web de Flixbus.

Uno de los preciosos canales de Brujas

QUÉ VER EN BRUJAS EN 1 DÍA

Aunque puedes ir y volver a Brujas en el día desde Bruselas, si puedes, duerme una noche aquí, ya que por la tarde la ciudad se vacía de turistas y podrás disfrutarla con tranquilidad. Además, si eres madrugador como yo, la tendrás solo para tí a primera hora del día siguiente.

Mi amiga y yo nos alojamos en el Hotel Academie, un hotel de 4 estrellas bastante nuevo que se encuentra en un edificio de varias plantas y que está perfectamente ubicado entre la estación de tren y los principales puntos de interés de la ciudad.

Si vas a Brujas y vuelves en el día, lo más probable es que hagas este recorrido al revés, pero si, como yo, duermes allí una noche, lo ideal es que empieces por los lugares más alejados de la estación y termines en Minnewaterpark, que es uno de los puntos de interés más cercanos a ésta.

Plaza Mayor (Grote Markt)

Es uno de los sitios más visitados (y fotografiados) de la ciudad y es el lugar perfecto para empezar la ruta por Brujas. Seguro que durante tu visita por Brujas en 1 día pasas por aquí varias veces, así podrás disfrutarla tanto de día como de noche y conocer todos sus puntos de interés.

Campanario (Belfort)

El campanario medieval que preside la plaza se conoce con el nombre neerlandés de Belfort, y es una torre de 83 metros de altura y 366 escalones, desde la que se puede disfrutar de preciosas vistas de la ciudad. Se encuentra en un edificio que albergaba un mercado cubierto, y servía como torre vigía para proteger la ciudad. Se puede visitar de lunes a domingo de 9.30 a 18.00 y la entrada tiene un precio de 12€ para adultos.

[Si además de Brujas, vas a visitar Gante, mi recomendación es que subas al Belfort de Gante, ya que las vistas son más espectaculares].

Belfort de Brujas y Estatua de Jan Breydel y Pieter de Koninck
Palacio del Gobierno Provincial (Landhuis)

Este edificio, de estilo neogótico, se construyó a finales del siglo XIX como sede del gobierno de la ciudad en uno de los laterales de la plaza. Aunque se puede visitar, nosotras sólo lo vimos por fuera. A su derecha, está la sede de Correos.

Museo Historium

Este museo se encuentra junto al edificio del Juzgado y es un museo interactivo sobre la historia de Bélgica. Hay entradas de varios tipos y precios, desde 14€ para adultos (sin incluir la visita interactiva) hasta 19,50€ (que incluye toda la visita + una cerveza en el Duvelorium Grand Beer Cafe). Este bar fue lo único que nosotras visitamos del museo, y es que desde aquí se disfruta de unas vistas espectaculares de la plaza, como no, mientras te tomas una cerveza belga…

Casas gremiales 

Situadas frente al Belfort, son quizá la imagen más representativa de la Grote Markt de Brujas. Estas casas de colores con su clásica fachada rematada en escalera, se construyeron en los siglos XVI y XVII y en la actualidad albergan cervecerías y restaurantes.

Las conocidas Casas Gremiales de Grote Markt
Estatua de Jan Breydel y Pieter de Koninck

Esta escultura se encuentra en el centro de la plaza y representa a dos héroes locales de la Edad Media que defendieron la región de Flandes frente a la invasión francesa.

Plaza Burg

A apenas 2 minutos a pie hacia el este desde Grote Markt, llegas hasta la Plaza Burg, la segunda plaza más importante de la ciudad, que tiene varios puntos de interés que no te puedes perder. 

Ayuntamiento (Stadhuis)

Es uno de los principales edificios de esta plaza. Se empezó a construir a finales del siglo XIV y es uno de los ayuntamientos más antiguos de toda Bélgica. Se puede visitar su interior y merece la pena al menos ver la Sala Gótica (con una impresionante bóveda de madera) y la Sala Histórica, en las cuales hay documentos, murales, pinturas… de la historia de Brujas. Abre de lunes a domingo de 9.30 a 16.00 y la entrada tiene un precio de 6€ para adultos.

Fachada del Ayuntamiento de Brujas y, a la izquierda, el Palacio de Justicia
Palacio de Justicia (Brugse Vrije)

Se encuentra al lado del Ayuntamiento y es un edificio de estilo renacentista, con pequeñas estatuas doradas en la fachada. En su interior, se encuentra el Salón Renacentista (Renaissance Zaal), con una impresionante chimenea de mármol y alabastro. Abre de lunes a domingo de 9.30 a 12.30 y de 13.30 a 17.00 y la entrada tiene un precio de 4€ para adultos. Pasando por debajo de este edificio, llegarás a un callejón conocido como el Callejón del Asno Ciego, que te lleva hasta un pequeño puente sobre los canales

Basílica de la Santa Sangre

Es el único edificio religioso de los tres que conforman esta plaza, y el edificio más antiguo de la ciudad, ya que se construyó en el siglo XII. De esa época sólo se conserva la parte inferior, dedicada a San Basilio, ya que la superior es del siglo XIX, de estilo neogótico, y en ella se esconde la reliquia de la Santa Sangre, una ampolla de cristal que, una vez al año, se lleva en procesión por la ciudad. La basílica abre de lunes a domingo de 9.30 a 12.00 y de 14.00 a 17.00 y la entrada es gratuita (aunque visitar la reliquia tiene un precio de 2,50€ para adultos y sólo se puede visitar de 14.00 a 16.00)

Muelle del Rosario (Rozenhoedkaai)

Muelle del Rosario

La imagen desde el Muelle del Rosario es una de las más típicas de Brujas, así que prepárate para encontrarte esta zona llena de gente haciendo fotos (aún así, siempre podrás encontrar un hueco para hacerte una foto chula como recuerdo). Y es que la estampa no puede ser más bonita: edificios de ladrillo flanqueando el canal, el árbol que se alza en la esquina de uno de ellos, el Belfort de fondo… Estoy segura de que será uno de esos lugares por los que querrás pasar tanto de día como de noche.

Es uno de los 5 muelles desde la ciudad desde los que salen los de los barcos que recorren los canales, así que ármate de paciencia, espera a que se llenen los barcos y se alejen del muelle, y podrás disfrutar de una de las imágenes más bonitas de Brujas.

Si lo prefieres, puedes optar por recorrer los canales en barco, es una muy buena forma de ver la ciudad desde otro punto de vista; puedes coger el barco en cualquiera de los 5 muelles, el recorrido dura unos 30-35 minutos y el precio es de unos 8-10€ (hay varias empresas que lo ofrecen y los billetes se pueden comprar en el propio muelle).

Catedral de San Salvador (Sint-Salvatorskathedraal)

Lateral de la Catedral de San Salvador, con su imponente torre

La catedral de Brujas es del siglo XIV y se caracteriza por la imponente torre gótica de 99 metros de altura que preside su fachada, aunque por desgracia es prácticamente imposible apreciarla en condiciones, ya que se encuentra en una calle muy estrecha, por lo que tendrás que verla desde uno de sus laterales.

En sus orígenes era una pequeña parroquia y no fue nombrada catedral hasta 1830, tras la independencia de Bélgico. A lo largo de los años, el edificio ha permanecido en pie a pesar de incendios, del hundimiento del techo…, pero aún así, su aspecto actual incluye restauraciones que llegan hasta el siglo XIX. En su interior, de estilo gótico, hay varias obras de arte flamenco (cuadros, tapices, relicarios…), además de un órgano del siglo XVIII.

El horario de visitas es de lunes a viernes de 10.00 a 13.00 y de 14.00 a 17.30, sábados de 10.00 a 13.00 y de 14.00 a 15.30 y domingos de 11.30 a 12.00 y de 14.00 a 17.00, y el acceso es gratuito.

Hospital de San Juan (Sint-Janshospitaal)

Lateral del hospital desde el puente de la calle Mariastraat

Este antiguo hospital medieval es uno de los más antiguos de Europa y en la actualidad alberga un museo que expone obras pictóricas, pero también una colección de instrumental médico, además de la antigua farmacia del siglo XVII. Las obras más destacadas son las de Hans Memling, uno de los principales artistas de los Primitivos Flamencos; se conservan 6 de sus obras, 4 de las cuales llevan en este edificio desde finales del siglo XV.

El hospital abre de martes a domingo de 9.30 a 17.00 (cierra los lunes) y la entrada tiene un precio de 12€ para adultos. 

Saliendo del hospital hacia la derecha por la calle Mariastraat, hay un pequeño puente que cruza uno de los canales de la ciudad, desde el que se tiene una vista muy bonita del lateral del hospital por un lado, y de las casas sobre los canales por otro. Es uno de los puntos más fotografiados de Brujas.

Iglesia de Nuestra Señora de Brujas

Esta iglesia gótica se encuentra prácticamente enfrente del Hospital de San Juan. Se empezó a construir en el siglo XIII en el terrero donde se encontraba anteriormente una iglesia románica, y tiene una torre de 122,30 metros de altura, que no sólo es la más alta de la ciudad, si no también la segunda torre de ladrillo más alta del mundo.

Aunque el exterior es gótico, el interior tiene decoración barroca, y alberga varias obras por las que merece la pena la visita, entre ellas una Virgen con el niño de Miguel Ángel (la Madonna de Brujas), los sepulcros de Carlos el Temerario, último duque de Borgoña, y su hija María de Borgoña, en cuyo sepulcro se encuentra también el corazón de su hijo, Felipe el Hermoso, y varias obras de pintores flamencos.

El horario de visitas es de lunes a sábado de 9.30 a 17.00 y domingos de 13.30 a 17.00. La entrada a la iglesia es gratuita y para visitar el museo el precio es de 6€ para adultos.

Puente de Bonifacio (Bonifaciusbrug)

Puente de Bonifacio y detrás la Iglesia de Nuestra Señora de Brujas

Detrás de la Iglesia de Nuestra Señora de Brujas se encuentra este pequeño puente, que cruza un canal para llegar hasta el Parque Arentshof. A pesar de su aspecto antiguo, el Puente de Bonifacio se construyó a principios del siglo XX, por lo que es uno de los más nuevos de la ciudad.

Las vistas desde ambos lados del puente son de las más bonitas de la ciudad, tanto la vista desde los jardines de la iglesia con el puente, el canal y las casas sobre el agua, como la vista desde el otro lado, en la que se ve el puente y la Iglesia de Nuestra Señora detrás. Si quieres conseguir buenas fotos sin gente (algo bastante complicado, ya que es otro de los lugares más fotografiados de la ciudad), intenta visitarlo a primera hora o por la noche.

Junto a este puente, en el terreno de la iglesia, hay un busto del filósofo español Juan Luis Vives, que vivió en Brujas durante su exilio y dio clases como profesor en esta ciudad.

Parque Arentshof

Una de las esculturas que representa a los 4 jinetes del Apocalipsis

Este parque está situado junto al Puente de Bonifacio y, aunque a mí sinceramente no me pareció especialmente interesante, creo que es un imprescindible en cualquier viaje a Brujas. Es un pequeño parque en el que se encuentran unas esculturas que representan a los 4 jinetes del Apocalipsis, además de un pequeño templete en una de sus esquinas. Quizá no sea uno de los lugares más bonitos de Brujas, pero es un sitio perfecto para sentarse a descansar antes de la siguiente visita.

Museo Groenigen

Este pequeño museo se encuentra junto al Parque Arentshof y tiene una de las mejores colecciones de arte flamenco, desde los Primitivos Flamencos hasta obras contemporáneas. Su obra más destacada es La Virgen y el Canónigo Joris van der Paele de Jan van Eyck, pero tiene también otras obras del renacimiento flamenco o del expresionismo belga.

El museo abre de martes a domingo de 9.30 a 17.00 (cierra los lunes) y la entrada tiene un precio de 12€ para adultos. 

Casas de Dios (Godshuis)

Godshuis de Vos, una de las 46 Casas de Dios que aún hay en la ciudad

En varios lugares de la ciudad podrás ver pequeñas iglesias blancas con un pequeño jardín, que fueron construidas en el siglo XIV por los burgueses ricos de los gremios para alojar a ancianos pobres y a viudas. De todas las existían, se conservan 46, de las cuales 43 todavía están habitadas por gente mayor.

No todas están en el centro de la ciudad, ya que varias de ellas se encuentran a las afueras, pero si algunas de las más conocidas, como el Hospicio Meulenaere, Godshuis de Vos, Godshuis De Generaliteit o Godshuis Spanoghe.

Beguinage (Begijnhuisje)

Beguinage de Brujas

Los Beguinages eran conjuntos de edificios de la Edad Media donde vivían las beguinas, mujeres cristianas que dedicaban su vida a ayudar a pobres, enfermos, niños, ancianos, etc, además de a la escritura y a otras labores intelectuales. Estos edificios solían estar cerca de hospitales o iglesias y las beguinas vivían en comunidad, pero sin normas, ya que no eran monjas. Los beguinages de Bélgica, entre los que se encuentra éste, están declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El beguinaje o beaterio de Brujas surgió a principios del siglo XIII y en la actualidad se conservan unas treinta casas blancas en torno a un jardín central, una iglesia y un pequeño museo en el que se puede descubrir cómo era la vida la de las beguinas en la Edad Media.

Para acceder al recinto, tendrás que cruzar un puente sobre el río Minnewater y atravesar una portada de finales del siglo XVIII en la que hay una estatua de Santa Isabel de Hungría, patrona de varios beguinages. El recinto está abierto de lunes a domingo de 6.30 a 18.30, y el museo abre de lunes a sábados de 1.00 a 17.00 y de 14.30 a 17.00. La entrada al beguinage es gratuita y el museo tiene un precio de 2€ para adultos.

Cuando visites el beguinage, aprovecha para bordear el canal hacia el sur, hasta llegar al Parque de la Viña (Wijngaardplein), desde donde podrás disfrutar de unas preciosas vistas del conjunto del beaterio, el puente, los canales y los cisnes.

Minnewaterpark

Existe una leyenda popular flamenca que cuenta que, durante la ocupación romana, hubo una joven doncella llamada Minna, a quien su padre había prometido en matrimonio a un hombre; sin embargo, ella estaba enamorada de otro hombre, Stromberg, de clase social más baja. Para evitar el matrimonio, Minna huyó y se escondió en el bosque y cuando Stromberg la encontró estaba muerta a orillas del lago. El joven decidió darle sepultura en ese lago, que a fecha de hoy se conoce como el Lago del Amor.

Sin embargo, la versión menos romántica es que el Lago Minnewater era el antiguo puerto de Brujas durante la Edad Media y en la actualidad se encuentra dentro del Parque Minnewater, uno de los imprescindibles que ver en Brujas en 1 día. Aquí podrás ver el lago lleno de cisnes y algunos de los edificios que bordean el lago. Si tienes tiempo, camina hasta Minnewaterbrug, un puente desde el que se disfruta de vistas muy bonitas del lago, el parque y los edificios de Brujas al fondo.

No tiene un tamaño muy grande, por lo que puedes incluirlo perfectamente en tu itinerario de 1 día y seguramente será lo primero o lo último que visites durante tu viaje, ya que se encuentra muy cerca de la estación de tren.

COMER Y BEBER EN BRUJAS

Como ya comenté en mi Guía para organizar un viaje a Bélgica, una de las cosas que no puedes dejar de hacer en este país es comer chocolate y beber cerveza, así que te dejo algunas recomendaciones de Brujas para que saborees la ciudad al máximo:

Duvelorium

¿A quién le apetecen unas cervezas con vistas a Grote Markt? En la planta alta del Museo Historium se encuentra esta pequeña cervecería, la única que existe en toda Bélgica de la cerveza Duvel (una de las cervezas belgas más conocidas), aunque también puedes encontrar otras marcas como Maredsous, La Chouffe o De Koninck.

El local tiene una pequeña terraza con unas estupendas vistas de la plaza, de las que puedes disfrutar haciendo una cata de 3 de sus cervezas o con cualquiera de las que tienen en la carta.

Duvelorium abre todos los días de 10.00 a 18.00 y mi recomendación es que vayas al atardecer; eso sí, la última entrada es a las 17.00, ¡no llegues tarde!

Vistas de Grote Markt desde la terraza de Duvelorium

De Garre

Esta cervecería es, para mí, una de las imprescindibles en Brujas. A pesar de su pequeño tamaño, con apenas 10 mesas, y de lo escondida que está, ya que se accede a ella por un callejón, es una de las mejores cervecerías de la ciudad. Se encuentra en la calle que une Grote Markt con la Plaza Burg, entre una tienda Neuhaus y La Belgique Gourmande, en un callejón en el que pone Cookie’s Bar.

Aunque tiene más de 100 variedades de cerveza, mi recomendación es que pidas la cerveza Tripel Van de Garre, una cerveza artesanal de nada menos que 11º y que te sirven en una bandeja con queso. Está espectacular y, aunque es una cerveza fuerte, no se notan mucho los grados (palabra de cervecera). Aún así, a cada cliente le dejan pedir un máximo de 3 cervezas. Por algo será…

Abre todos los días de 12.00 a 0.00 (los viernes y sábados hasta la 1.00).

Tomando cervezas en De Garre

Cafe de Gilde

Es un restaurante con comida flamenca, donde podrás probar platos como la carbonade o las croquettes aux crevettes mientras disfrutas de alguna de sus muchas cervezas belgas. El local no es especialmente bonito, pero el servicio es bueno y, sobre todo, está muy bien de precio, así que es un sitio bastante recomendable para comer en Brujas.

Abre de 10.00 a 20.00 de lunes a viernes y de 10.00 a 14.30 los sábados (los domingos cierra).

Paul’s Boutique

La calidad de esta hamburguesería no es mala, aunque tampoco estaría en mi top de hamburguesas, pero la recomiendo porque es una opción muy barata para comer en Brujas, especialmente considerando que es una ciudad bastante cara. La descubrimos por casualidad y nos salvó la vida para cenar, ya que las hamburguesas cuestan entre 5,50€ y 9,50€, un precio más que asequible para esta ciudad.

Abre de lunes a sábado de 12.00 a 21.00 (viernes y sábados hasta las 22.00).

Chez Albert

Este pequeño local de comida para llevar se encuentra en la misma calle donde está el callejón que da acceso a De Garre y es el lugar perfecto para probar los maravillosos gofres de Lieja. Suele haber bastante cola, pero el servicio es rápido, así que no tardarás mucho en conseguir tu preciado gofre. El mío llevaba chocolate y nata montada y estaba buenísimo.

Abre todos los días de 11.00 a 18.30 (sábados y domingos abre desde las 10.00).

Gofres de Chez Albert

Pur Chocolat

Si quieres comprar chocolate belga en Brujas, Pur Chocolat es mi recomendación. Esta pequeña tienda vende chocolates, trufas, bombones y otros productos de chocolate artesanal, y todo lo que probé está espectacular. Es más, creo que aún sueño con el chocolate de pistacho que compré allí…

Abre de lunes a domingo de 10.00 a 18.00.

The Chocolate Line

Es otra de las chocolaterías más famosas de la ciudad y el local en sí es una pasada; eso sí, no es un chocolate tan tradicional como el de Pur Chocolat, aquí podrás encontrar productos con jengibre, wasabi o cebolla frita, aunque tienen también chocolate normal y corriente para aquellos a los que no nos gustan las mezclas raras…

Abre de martes a sábados de 9.30 a 18.30 y domingos y lunes de 10.30 a 18.30.

Otras recomendaciones

A pesar de que nos hubiera gustado, teníamos una lista de varios sitios que, por falta de tiempo, no pudimos visitar, pero igualmente están entre los más recomendados de la ciudad, como las cervecerías De Halve Maan y Le Trappiste, o los gofres salados de House of Waffles.


¿Qué te ha parecido este recorrido por la ciudad de Brujas? Si no conoces esta preciosa ciudad belga, estás tardando, ya que es una de las más bonitas de Europa, y con este post no te perderás de todo lo que ver en Brujas en 1 día.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: