América Consejos Estados Unidos Nueva York

Cómo organizar un viaje a Nueva York por libre

Si vas a viajar a Nueva York por primera vez, seguro que te estás volviendo loco intentando organizar tu viaje. Estados Unidos es un país en el que la planificación del viaje no se puede dejar al azar, y Nueva York no es una excepción.

Si no quieres tener problemas a la hora de viajar a la ciudad que nunca duerme, no te pierdas este post. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber para organizar un viaje a Nueva York por libre (y no morir en el intento).

Union Square, Manhattan

MEJOR ÉPOCA PARA VISITAR NUEVA YORK

A diferencia de otros destinos, Nueva York es un destino perfecto en cualquier época del año; de hecho, me atrevería a decir que en Nueva York es temporada alta los 12 meses del año y no me equivocaría…

De enero a marzo

Quizá sean los peores meses para viajar a Nueva York…. En estos meses hace mucho frío, con temperaturas bajo cero, nieve, lluvia, los días son cortos… Eso sí, hasta febrero podrás disfrutar de las pistas de patinaje sobre hielo, y con mucha menos gente que en Navidades… En general, la mayor ventaja de viajar en estas fechas es que los precios de los vuelos y los alojamientos son más bajos, así que si no eres especialmente friolero, aprovecha estos meses para viajar a Nueva York.

De abril a junio

Estos tres meses son ideales para viajar a Nueva York. Los días son largos, las temperaturas son buenas, los rooftops empiezan a abrir con el buen tiempo y hay varios eventos y actividades en la ciudad, muchos de ellos gratuitos. Los inconvenientes son que hay posibilidades de lluvia, que el tiempo es impredecible (puedes tener una semana 28ºC y la siguiente máximas de 10ºC) y que los precios de los alojamientos son más caros que en invierno.

Julio y agosto

A pesar de que es cuando la mayoría de nosotros tenemos vacaciones, el verano es la peor época para viajar a Nueva York. Durante estos meses el calor puede llegar a ser insoportable, apenas corre el aire y la humedad es muy alta. Además, es temporada alta, por lo que los precios de los hoteles son bastante elevados. A cambio, la ciudad te compensa con eventos y actividades gratuitos como cine al aire libre, mercadillos, kayak por el río Hudson y el East River… Y, si las fechas te cuadran, podrás disfrutar de eventos como el 4 de Julio o Manhattanhenge.

Septiembre y octubre

Igual que la primavera, el otoño es una época ideal para viajar a Nueva York. Los días aún son largos, las temperaturas son más bajas que en verano, hay eventos como Halloween o la Maratón de Nueva York, vuelve la liga NFL y la NBA y en octubre suele abrir la pista de hielo del Rockefeller Center… Sin embargo, y al igual que en primavera, hay posibilidades de lluvia, el tiempo es impredecible y los precios de los alojamientos aún son elevados.

Noviembre y diciembre

Los dos últimos meses del año son perfectos para disfrutar de la Navidad en Nueva York. Los neoyorquinos viven la Navidad a tope y la ciudad está decorada desde finales de noviembre; además, si las fechas cuadran, podrás disfrutar de Thanksgiving, el Desfile de Macy’s y el Black Friday en Noviembre o de celebrar una Nochevieja en pleno Times Square en Diciembre. Sin embargo, los días son muy cortos, las temperaturas son bajas y el precio de los alojamientos es elevado.

Como véis, todos los meses del año tienen sus ventajas e inconvenientes, así que no esperes al momento ideal para viajar a Nueva York, aprovecha cuando tengas vacaciones y disfruta de la ciudad en cualquier época del año.

Estatua de la Libertad

VUELOS A NUEVA YORK

La ciudad de Nueva York tiene 2 aeropuertos, John Fitzgerald Kennedy (más conocido como JFK), para vuelos internacionales, y La Guardia, generalmente para vuelos internos. Hay un tercer aeropuerto, Newark, ubicado en Nueva Jersey, al que llegan muchos vuelos internacionales para visitar Nueva York.

Los precios de los vuelos que conectan España y Nueva York varían mucho dependiendo de la época del año en la que vayas y de la antelación con la que los compres. Desde España se puede volar tanto con vuelo directo (unas 9 horas) como haciendo escala en alguna ciudad europea; normalmente son escalas cortas, de entre 2 y 4 horas, que pueden abaratar bastante el coste del vuelo.

Puedes encontrar vuelos por menos de 300€ ida y vuelta (sin facturar maleta y sin reservar asiento) o puedes llegar a pagar casi 1.000€ por un vuelo comprado en temporada alta (Navidad, verano, Semana Santa) comprado con poca antelación.

Hasta 300€ habrás encontrado un chollo, no lo dudes y compra el vuelo ya. Entre 300€ y 500€ es un precio normal para volar a Nueva York desde España, si te cuadran las fechas resérvalo. Más de 600€ es un precio caro, por lo que, salvo que no te quede otra y tengas que volar en esas fechas, intenta encontrar otro vuelo más barato, lo encontrarás seguro.

Mi truco para encontrar vuelos baratos (y el de muchísima gente) es ponerme alarmas de Skyscanner con las fechas en las que quiero volar. Así verás si tu vuelo sube o baja de precio y podrás elegir en qué momento comprarlo.

Si puedes elegir el horario, intenta que el vuelo de ida sea lo más pronto posible por la mañana (de esta manera llegarás a Nueva York a mediodía o a primera hora de la tarde) y que el vuelo de vuelta sea a última hora de la noche (para poder aprovechar tu último día al máximo y llegar a España al día siguiente por la mañana).

Barrio de Williamsburg, Brooklyn

ALOJAMIENTO EN NUEVA YORK

El alojamiento es una de las cosas que más quebraderos de cabeza trae cuando estás organizando tu viaje a Nueva York. Dormir en Nueva York es caro y las opciones baratas generalmente harán que quieras salir corriendo según pongas un pie en la habitación del hotel.

Si tu presupuesto es alto, no tendrás problemas para encontrar alojamientos increíbles en la ciudad. Sin embargo, si tienes un presupuesto medio, tendrás que rebuscar mucho, pero podrás encontrar opciones de alojamiento buenas, bonitas y no baratas, pero a un precio que no implicará tener que vender un riñón.

Dónde alojarse en Nueva York

Ésta es la gran pregunta que se hace mucha gente cuando viaja a Nueva York por primera vez. ¿Es mejor dormir en Manhattan?, ¿perderé mucho tiempo en transporte si me alojo en Queens?, ¿y qué tal dormir en Nueva Jersey?

Obviamente, las mejores opciones son dormir en Manhattan o en Brooklyn, pero como comentaba antes, tendrás que buscar mucho antes de encontrar un buen alojamiento…

Alojamiento en Manhattan:

  • Ventajas: estarás cerca de muchos de los atractivos turísticos de la ciudad, podrás ir caminando a muchos sitios y sentirás que estás en el centro del mundo
  • Inconvenientes: los precios son más elevados y, dependiendo de la zona, puedes tener mucho ruido por la noche

Alojamiento en Brooklyn:

  • Ventajas: te alojarás en un Nueva York más auténtico y a precios, por lo general, más bajos que en Manhattan, podrás disfrutar del ambiente de este distrito y, si te alojas cerca de una línea de metro, no tardarás nada en llegar a Manhattan
  • Inconvenientes: tendrás que moverte en metro si o si y dependiendo de donde te alojes quizá no sea la zona más segura por la noche

Alojamiento en Queens:

  • Ventajas: los precios son bastante más bajos que en Manhattan o Brooklyn, podrás conocer también un nueva York más auténtico (es el distrito más multicultural de la ciudad) y en algunas zonas, como Long Island City, estarás muy cerca del meollo
  • Inconvenientes: tendrás que moverte siempre en metro, tardarás algo más en llegar a Manhattan y tendrás que estudiarte bien en qué zona te alojas, ya que no todos los barrios de Queens son los más indicados para el turista

Alojamiento en Nueva Jersey:

  • Ventajas: los precios son bastante más bajos que en Manhattan o Brooklyn y podrás disfrutar de vistas increíbles de la isla de Manhattan desde el otro lado del río Hudson
  • Inconvenientes: te alojarás en otro estado y no te sirve la Metrocard para llegar a Manhattan, lo que encarecerá tu gasto en transporte

Dicho esto, ¿qué es lo que más te conviene para tu próximo viaje a Nueva York? Eso tendrás que decidirlo tú guiándote por los precios , los pros y los contras de cada zona y el tiempo del que dispongas.

Si vas a estar 10 días en la ciudad no lo dudes, alójate algo más lejos y muévete en metro, no sentirás que estás perdiendo el tiempo en el transporte, ya que tendrás días suficientes para verlo todo. Si por el contrario vas sólo 6 o 7 días, yo te recomendaría Manhattan, zonas de Brooklyn cercanas del metro, o Long Island City.

En cuanto al tipo de alojamiento, eso depende mucho de los gustos de cada uno… Yo he estado 4 veces en Nueva York y las 4 me he alojado en apartamentos. Me encanta saber que puedo desayunar algo rápido antes de salir y que si estoy cansada al terminar el día puedo volver al apartamento y cenar allí.

Además, si los apartamentos son compartidos (es decir, si te alojas en una habitación en casa de alguien), te permitirán conocer a gente que vive allí y que te puede dar recomendaciones y consejos para visitar la ciudad.

En mi dos últimos viajes estuve en estos dos apartamentos que alquilé con AirBnb (puedes disfrutar de 25€ de descuento si reservas a través de este link):

  • Apartamento de Anna: Muy cerca de Union Square y perfecto para 3 personas (hace 3 años era para 4, pero lo cierto es que era un poco justo). Es un estudio con cocina y baño en un tercero sin ascensor
  • Apartamento de Beatriz: En el Upper West Side, con vistas a la Catedral de Saint John the Divine. Es perfecto para 2 personas, habitación privada con baño, aseo y cocina compartidos
Barrio de Chinatown, Manhattan

PASAPORTE Y ESTA

Para viajar a Estados Unidos tu pasaporte debe tener una vigencia de mínimo 6 meses desde la fecha de tu viaje; es decir, si vas a volar en septiembre y tu pasaporte caduca en diciembre, tendrás que renovarlo con antelación para que te dejen volar.

Para volar a Estados Unidos, los españoles no necesitamos visado, pero si necesitamos tramitar una autorización para poder viajar a este país por un periodo máximo de 90 días. Este documento se llama ESTA (electronic system for travel authorization), tiene una duración de 2 años (durante los cuales puedes viajar a Estados Unidos las veces que quieras) y se puede tramitar fácilmente online.

Ten cuidado con esto, hay muchas páginas que ofrecen este servicio cobrando precios excesivos a los usuarios. El ESTA cuesta $14 y la página oficial para solicitarlo es la que encontrarás en este link.

El ESTA es muy fácil de rellenar, sólo tienes que meter los datos que te van solicitando siguiendo los pasos que te indican. Ten en cuenta que para rellenarlo tienes que indicar el pasaporte con el que vas a volar a Estados Unidos, y que el número de pasaporte cambia al renovarlo, por lo que, si pediste un ESTA anteriormente con un pasaporte antiguo y ahora lo has renovado, tendrás que solicitar un nuevo ESTA con el nuevo número de pasaporte (aunque el antiguo aún esté en vigor).

Si viajas en familia podrás rellenar un único formulario ESTA para toda la familia, indicando los datos que solicitan de cada miembro y pagando el precio total. No supone un ahorro de precio, pero si de tiempo, ya que llevarás todos los visados en un único documento.

Además, en el avión tendrás que rellenar un formulario de declaración de aduanas que tendrás que entregar cuando llegues al control de aduanas del aeropuerto. Al igual que el ESTA, si viajas con varios miembros de la misma familia, puedes rellenar un único formulario de aduanas.

Vistas de Midtown Manhattan desde el Top of the Rock

SEGURO DE VIAJE

Durante muchos años he viajado sin seguro de viaje por Europa, pero jamás en la vida se me ocurriría viajar a Estados Unidos sin seguro. Una analítica te puede costar $1.000, una noche de hotel más de $6.000 y una operación de apendicitis más de $20.000.

Viendo estas cifras, seguro que no te queda duda alguna de la importancia de contratar un buen seguro de viaje antes de viajar a Estados Unidos…

En mi caso, mi seguro médico privado en España, me cubre la sanidad en el extranjero, por lo que no contrato un seguro aparte, pero si no tienes un seguro privado, busca la mejor oferta y viaja completamente asegurado.

TRANSPORTE DESDE EL AEROPUERTO

En general, el transporte en general en Nueva York es complicado, sobre todo si viajas allí por primera vez, así que te recomiento que no te pierdas este post, Transporte en Nueva York: cómo moverse, donde te hablo del metro y de otras opciones para moverse por la ciudad, de la tarjeta Metrocard y de todo lo que necesitas saber para exprimir la ciudad al máximo.

Además, pronto publicaré un post sobre transporte desde los distintos aeropuertos de Nueva York hasta el centro de la ciudad.

Times Square, Manhattan

ENTRADAS  Y TARJETAS TURÍSTICAS

Nueva York es una ciudad tan grande y con tanto que ofrecer que es indispensable tener planificado de antemano lo que quieres ver y comprar con antelación entradas de miradores, musicales, partidos de baloncesto o baseball…

Si es tu primer viaje a Nueva York y vas a visitar todas (o casi todas) las atracciones que ofrece la ciudad, te recomiendo que compres alguna de estas tarjetas turísticas: New York Pass, City Pass, Explorer Pass o New York Sightseeing Pass. Todas estas tarjetas te ofrecen varios lugares para visitar y actividades que hacer, por lo que, dependiendo de los que te interesen, tendrás que elegir una u otra.

Para que puedas comparar, te dejo el link del blog A Nueva York, la mejor guía para descubrir la ciudad que nunca duerme, de la mano de Angie, que lleva años viviendo allí. En este post, Las mejores tarjetas turísticas de Nueva York, puedes ver una comparativa de las principales tarjetas para que puedas decidir cuál es la que más te interesa.

Si por el contrario, no vas a visitar todos los atractivos de la ciudad, o si quieres organizarte el planning más a tu manera (cogiendo el ferry a Staten Island en vez de ir a la Estatua de la Libertad, subiendo a algún rooftop en vez de a alguno de los principales miradores de la ciudad, visitando el MoMA los viernes, que es gratis…), no hace falta que compres las tarjetas, pero si te recomiendo que te organices los días para saber las mejores horas para visitar cada cosa.

Si quieres subir a alguno de los principales miradores de la ciudad, puedes comprar las entradas directamente desde su página web: Top of the Rock, Empire State Building o One World Trade Center. Ya haré un post profundizando en los tres de ellos, pero en mi opinión, si sólo vas a visitar uno, te recomendaría el Top of the Rock, con vistas increíbles del Empire State y Downtown Manhattan por un lado, y de Central Park por el otro (a pesar de que los nuevos rascacielos están enturbiando bastante esta vista…).

Central Park, el pulmón de Manhattan

Si quieres hacer un Tour de Contrastes, lo ideal es que también lo reserves con tiempo, ya que las furgonetas tienen plazas limitadas y podrías quedarte sin ellas. Yo reconozco que nunca he hecho este tour porque me da la sensación que es como ir de safari observando la vida diaria de la gente, pero es uno de los planes favoritos en un viaje a Nueva York.

Si lo que te interesa es el deporte, puedes echar un vistazo a las páginas web de las ligas de baloncesto (NBA), baseball (MLB) o fútbol americano (NFL) para ver qué partidos coinciden con las fechas de tu viaje. Lo ideal es que compres las entradas con antelación para garantizar que no te vas a quedar sin ellas.

Y respecto a los musicales de Broadway, ¿quién puede resistirse a ver un musical en una de las ciudades más vibrantes del mundo? Puedes comprar las entradas con antelación en webs de venta de entradas o en las de los propios teatros, o el mismo día en las taquillas de TKTS de Times Square, South Street Seaport o Lincoln Center.

Estas taquillas venden entradas de musicales para el mismo día con un descuento de hasta el 50%, ya que son localidades que no se han vendido. Ten en cuenta que no podrás elegir entre todos los musicales, que tendrás que adaptarte a las entradas que queden disponibles para ese día y que tendrás que esperar fácilmente más de 1 hora de cola, pero merece la pena por poder disfrutar de un musical a mitad de precio.

Puedes consultar las entradas que quedan disponibles para ese día en los carteles que verás mientras haces la cola o en la página web. La venta de entradas para las sesiones de tarde empieza a las 2.00 o las 3.00, dependiendo del día, así que lo mejor es que consultes la web de TKTS y que estés allí entre media hora y una hora antes de la apertura.

Mi recomendación es que evites comprar las entradas en la taquilla de Times Square, ya que es la más conocida y suele haber más cola. Es mejor que las compres en Lincoln Center o en South Street Seaport.

ELECTRICIDAD Y ENCHUFES

El voltaje y la frecuencia eléctrica en Estados Unidos son diferentes a los que tenemos en España. Mientras que en España el voltaje es de 230 V y la frecuencia de 50 Hz, en Estados Unidos el voltaje es de 120 V y la frecuencia de 60 Hz.

También es diferente el tipo de clavija, que en España es de tipo F y en Estados Unidos de tipo A o B, por lo que tendrás que llevar un adaptador de enchufe (yo suelo llevar siempre un par, aparte de un cubo o un ladrón para poder enchufar varios aparatos a la vez).

Cuando enchufes tus aparatos electrónicos a la corriente en Estados Unidos notarás que funcionan o se cargan a una velocidad más baja de lo habitual. Si sólo vas a utilizar el enchufe para cargar móviles, tablets, cámaras de fotos, etc. no hace falta que lleves un transformador, pero sí lo necesitarás si vas a enchufar secadores o maquinillas de afeitar (podrías usarlos sin transformador, pero irán a mucha menos potencia).

Vistas de Downtown Manhattan desde DUMBO, Brooklyn

TARJETAS Y CAMBIO DE MONEDA

Ésta es otra de las cosas que pueden provocar quebraderos de cabeza a la hora de planificar un viaje a Nueva York. ¿Es necesario llevar dinero cambiado desde España?, ¿a cuánto está el cambio durante mi viaje?, ¿podré pagar con tarjeta?

La moneda utilizada en Estados Unidos es el dólar y, aunque suele fluctuar, el cambio está bastante equiparado al euro, por lo que es fácil calcular si algo es barato a caro, ya que el precio debería ser parecido en euros. Para saber el cambio del día puedes utilizar la web XE Converter.

Yo hace años siempre que cambiaba euros a dólares o libras lo hacía en mi banco en España. Para esas dos monedas, generalmente sueles encontrar mejor cambio aquí que allí, pero aún así pierdes algo de comisión…

Ahora utilizo siempre la tarjeta BNext, que me había funcionado genial en mis viajes a Copenhague y Roma, pero no tanto en este viaje a Nueva York. No tendrás problemas para sacar dinero de cajeros (y te devolverán la comisión casi al momento), pero a la hora de pagar en tiendas, restaurantes, etc. me dio bastantes problemas y, en muchos casos, tuve que acabar pagando en efectivo o con la tarjeta de mi banco español.

Aún así, es una tarjeta muy recomendable para viajar, por lo que, si te la quieres descargar, aprovecha este link y llévate 5€ al pedirla y activarla.

Si prefieres llevar efectivo, te recomiendo que cambies el dinero en España, no allí. Además, puedes utilizar tu tarjeta de tu banco español en prácticamente todos los establecimientos de la ciudad, ya que puedes pagar con tarjeta importes desde $1.

PRECIOS MEDIOS EN NUEVA YORK Y PROPINAS

Ahora que ya sabes cómo puedes pagar en tu viaje te preguntarás ¿cuánto cuestan las cosas en Nueva York? Un billete sencillo de metro o autobús son $3, una porción de pizza o un perrito caliente en un puesto callejero están en unos $3, una cerveza en Happy Hour te puede costar unos $4-5, pero el precio normal son unos $6-8…

El precio de una comida o cena en un restaurante para 2 personas variará mucho si pides bebida (que es bastante cara, fácilmente unos $6-8 por una cerveza) y si te atienden en la mesa o lo coges tú tipo buffet, pero calcula un mínimo de unos $15-20 por persona sin bebidas y con servicio de mesa (a lo que hay que añadir la propina).

¿Cuándo hay que dejar propina?

El tema de la propina crea mucha controversia entre los que no somos americanos, ya que mucha gente piensa que “no es su problema que a los camareros les paguen poco y no tengo por qué pagar yo parte de su sueldo”… Es verdad que el tema de la propina en Estados Unidos es un coñazo, pero es lo que hay. Si viajas con la filosofía de “Allá donde fueres, haz lo que vieres”, tendrás que dejar propina (casi) siempre.

No hay que dejar propina en sitios tipo buffet donde tú coges la comida, en puestos callejeros, en sitios de porciones de pizza, bagels, cupcakes, donuts, etc.

Por el contrario, si hay que dejar propina si te sirven en la mesa o si pides una bebida en la barra de un bar o restaurante. En este último caso, suele ser $1 por bebida, independientemente del precio de ésta. Pero si en un restaurante, tendrás que dejar entre un 15-20% del precio total de la cuenta. Muchos restaurantes, en la propia cuenta, te indican el total que tendrías que pagar si dejaras un 15% o un 20%, y otros directamente la incluyen en el total (míralo bien antes de dejar propina 2 veces).

Además de la propina, también tendrás que pagar los taxes, ya que, al igual que ocurría en España hace años, es un impuesto como el IVA que no está incluido en el precio que te indica la carta.

Si vas a pagar con tarjeta, la pasarán por el datáfono y, cuando te la devuelvan, te darán un ticket con un boli para que indiques qué propina les quieres dejar. Si has pagado una cuenta de $30, tienes que escribir cuánta propina les dejas (por ejemplo $5) y el total de la cuenta más la propina (es decir, $35), que será el dinero que finalmente te cobren en la tarjeta. Si pagáis varias personas a medias, tendréis que indicar cada una la propina que le dejáis.

Fuera de los restaurantes, también tendrás que dejar propina a los taxistas (aunque no a los conductores de Uber), un 10% del precio total del viaje y, si vas con maletas, aproximadamente $1 por maleta.

El famoso Puente de Brooklyn

CÓMO TENER INTERNET EN NUEVA YORK

Si eres de los que no puede prescindir de estar conectado durante sus viajes, no te preocupes, en Nueva York puedes tener internet en el móvil todo el día. Si eres de Vodafone, no tendrás problema para tener datos en Estados Unidos, pero si tienes otra compañía, tendrás que comprar una tarjeta pre-pago.

Yo compré en Amazon la tarjeta Most Sim de T-Mobile por 26€, me llegó a casa a los pocos días, seguí las instrucciones para activarla y, según aterricé en Nueva York, empezó a funcionar con datos y llamadas ilimitados.

Si prefieres optar por desconectar, no pasa nada, podrás conectarte a alguno de los puntos de wifi gratis que hay en la ciudad (en algunos parques, centros comerciales, etc), aunque debo decir que en varios restaurantes nos dijeron que no tenían wifi público…

APLICACIONES IMPRESCINDIBLES PARA EL MÓVIL

Para que puedas patear la ciudad y no perderte nada, te recomiendo que te bajes algunas aplicaciones que te ayudarán durante tu viaje.

  • Citymapper: Hasta hace poco utilizaba Google Maps para mis viajes, pero desde que descubrí Citymapper se ha convertido en mi favorita. No sirve en todas las ciudades del mundo, pero funciona perfectamente para Nueva York y podrás consultar el mapa del metro y la mejor forma de llegar de un punto a otro (en metro, autobús, taxi, Uber, bici…). Además, te dice qué entrada / salida de metro es la que más te conviene y te avisa de cortes de línea y obras en tiempo real.
  • Aplicación de la MTA: Es la aplicación oficial de la red de transportes de Nueva York y te informa en tiempo real de la localización de autobuses, mejores rutas, incidencias, etc.
  • Yelp: Aunque en Europa utilizamos más TripAdvisor, en Estados Unidos está más extendido el uso de Yelp. Con esta aplicación podrás consultar las reseñas de bares y restaurantes para comer como un auténtico neoyorquino.
Graffiti “Big City of Dreams” de Tristan Eaton en el SoHo, Manhattan

PLANIFICACIÓN DIARIA

Nueva York es uno de esos destinos en los que la planificación diaria no se puede dejar al azar. Tiene tantísimas cosas de ver que es imposible verlas todas si no te planificas bien; además, hay que tener en cuenta los eventos que tendrán lugar durante los días que vayas, los días que tenéis que dedicar a determinadas cosas (por ejemplo, el MoMA es gratis los viernes por la tarde, Smorgasburg sólo abre los sábados, la misa gospel sólo se puede ver los domingos…).

Aún así, te aseguro que te perderás varias veces, que aprovecharás para ver cosas que no tenías en el planning ya que estás por la zona, y que te dejarás cosas por ver.

Lo ideal es dividir Nueva York por zonas y visitar todo lo que esté cerca el mismo día. En un primer viaje a la ciudad necesitarás como mínimo 3 días para Downtown, 2 días para Midtown, 2 días para Uptown (idealmente casi 1 día para Central Park) y otros 2 días para Brooklyn, pero si tienes menos días, prescinde de algunas cosas en vez de intentar verlo todo corriendo…


No desesperes si estás organizando tu viaje a Nueva York, aunque parezca complicado, es más fácil de lo que parece. Mientras organizas tu viaje, no te pierdas los posts que tengo publicados sobre Nueva York:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: